Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcácer: “Me gustaba Ronaldo, pero me asemejo más a Raúl”

El goleador del Valencia explica lo complicado que es conseguir ser el nueve de la selección española

Paco Alcácer.
Paco Alcácer.

Paco Alcácer (Torrent, 22 años) es uno de esos delanteros oportunistas, capaz de sacar petróleo de cualquier balón que le llegue. Su presencia en la selección y su más que posible inclusión en la lista de la Eurocopa tiene que ver con ese instinto que le ha llevado a ser el máximo goleador en la fase de clasificación con cinco dianas sin ser titular. Este curso tampoco es indiscutible con el Valencia, pero sus registros son de 11 goles y siete asistencias.

Pregunta. ¿Cómo logra mantener esa tensión goleadora sin ser indiscutible?

Respuesta. Si estás 20 días sin jugar, el 21 tienes que estar preparado. Me ha pasado hasta en la selección. En mi primera convocatoria no estaba planeado que jugara contra Macedonia, pero se lesionó Diego Costa. Jugué y marqué un gol. Fácil no es, pero personalmente tengo una mentalidad de trabajo, trabajo y trabajo.

P. Ser el máximo goleador en la fase de clasificación le ha dado crédito para estar en esta lista y probablemente en la Eurocopa, pese a que no es indiscutible en el Valencia.

Aquí hay que estar listo para estar 50 minutos sin tocarla y marcar

R. El gol es todo para mí, es lo que me hace estar donde estoy.

P. ¿Sigue trabajando la definición?

R. Sí, aún me quedo tras los entrenamientos, me gusta trabajar la definición. La intuición para el gol es algo que tienes desde pequeño, pero luego se mejora con los entrenamientos, También aprendes con los compañeros. Aquí estoy con los mejores del mundo y en el Valencia coincidí con Villa, Soldado y Aduriz.

P. ¿Encuentra voluntarios que se queden con usted?

R. Sí, los porteros y Angulo y Phil Neville, que las siguen poniendo de maravilla.

P. Se ha vuelto a reencontrar con Aduriz.

R. Es un delantero de talla mundial, capaz de todo. El hecho de que este aquí es por sus números, la edad no importa.

P. Aduriz dice que en la selección puede que a los delanteros les lleguen pocos balones, pero el que llega es bueno por la calidad de los centrocampistas.

R. Es complicado, tienes que adaptarte, los delanteros sabemos que el estilo es de mucho pase interno, que nuestros centrocampistas son de meterse hasta dentro mediante pases. Tienes que estar preparado mentalmente para aguantar 50 minutos haciendo desmarques para que te llegue una y meterla.

P. ¿Sufre con tan poca intervención por el estilo?

R. Lo que quieres es tocar balón, que te den algún pase, pero a estas alturas lo único que miras es ganar y pensar en el colectivo. Si tienes que estar aguantando el balón o fijar los centrales pues lo haces.

Me gusta rematar a un toque e ir al primer palo, en el área hay que pensar rápido

P. ¿Qué le pide Del Bosque?

R. Lo mismo que hago en mi club, que me asocie, que haga desmarques y que las ocasiones que tenga las marque.

P. Además de los delanteros del Valencia, en quién se fijaba.

R. Me gustaba Ronaldo, pero me asemejo más a Raúl: estar siempre en el sitio adecuado en el momento adecuado.

P. Usted es de esos delanteros cazagoles, pero es imposible pensar que nunca practicó el regate, aunque fuera de pequeño.

R. A veces, pero cogía el balón y me caía (risas). Cada uno sabe sus limitaciones y lo que nos personaliza. Yo si tengo un remate claro o un compañero al lado para una jugada de gol en la que puedo darle el balón fácil lo hago antes que ponerme a hacer una bicicleta y que me salga mal.

P. ¿Cuál es su movimiento preferido?

R. Ir al primer palo. Anticipar es una de las cosas que mejor hago. Me gusta rematar al primer toque. En el área hay que pensar rápido, intuyes donde está el portero o le miras de reojo para tener una panorámica de la portería.

P. Para un canterano, no debe ser fácil digerir lo que pasa en el Valencia.

R. Es complicado, nadie se esperaba esta situación, porque el Valencia siempre tiene que estar lo más arriba posible. Hay que sacarlo adelante lo antes posible.

Nadie esperaba que el Valencia estuviera así. Hay que sacarlo adelante

P. Con la marcha de referentes como Otamendi, la política de fichajes enfocada a revalorizar jóvenes promesas no debió rebajar los objetivos y las expectativas.

R. Estaba claro que a priori el objetivo era superior al de ahora, eso es obvio. A raíz de lo que ha ido pasando hay que mirar otros objetivos que son realmente peligrosos y de los que no estamos muy lejos. Eso tenemos que tenerlo claro, los jugadores y la afición, que es de las mejores del mundo. Si después de un partido no le hemos hecho bien es normal que expresen sus sentimientos, pero durante el juego estarán con nosotros.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.