Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rossi, sobre la posibilidad de imitar a Senna: “Despacio no es peligroso”

El italiano defiende la importancia del respeto en pista, Márquez evita el conflicto: “Tengo 20 rivales en MotoGP, intentaré llegar a la meta antes que ellos”

Márquez observa a Rossi en la conferencia de prensa.
Márquez observa a Rossi en la conferencia de prensa.

Cuenta Valentino Rossi que el 21 de octubre de 1990, cuando todavía le quedaban cinco años y pocos meses para debutar en el campeonato del mundo de motociclismo, se levantó por la mañana y se puso delante del televisor. Era un chaval, pero, como tantos telespectadores, ansiaba ver la carrera de fórmula 1 del gran premio de Japón en la que Ayrton Senna y Alain Prost, que era el ídolo del italiano, se jugaban el Mundial. Cómo se decidió aquel título forma parte de la historia del motor: el brasileño, indignado porque el poleman, o sea él, tuviera que salir por el lado sucio de la parrilla después de que la FIA aprobara un cambio de última hora, acabó sacando a su rival de la pista en la primera curva. Allí se acabó el campeonato y allí, en la primera vuelta de la primera curva de Suzuka, se coronó Senna campeón.

“Nunca fui un fan de Senna, pero me acuerdo que aquella mañana vi lo que hizo y dije: tiene un par de cojones. Yo no sé si tendré nunca la ocasión de hacer algo así. Es difícil pensarlo”. ¿Difícil o demasiado peligroso?, le inquiere el periodista que ha sacado el tema de imitar a Senna en el corrillo que el piloto mantiene con la prensa italiana al terminar la conferencia de prensa oficial previa al gran premio de Qatar, el primero de la temporada. “Bueno, la peligrosidad depende de la velocidad. Si vas en moto, pero vas despacio, no es peligroso. El piloto, en pista, sabe dónde es peligroso y dónde no”, concede, como si relatara cómo se decidió a sacar de la trazada a Márquez en Sepang, durante la penúltima carrera del 2015. Y entonces, advierte: “Pero bueno, hablemos de las carreras: esperemos que vaya todo bien, que nos comportemos en pista con respeto, que es lo más importante, más allá de la relación personal con uno u otro. Que cada uno corra para él”, sentenció.

Esperemos que vaya todo bien, que nos comportemos en pista con respeto, es lo más importante. Que cada uno corra para él

Valentino Rossi, piloto de Yamaha

Se había mostrado mucho más conciliador durante la conferencia de prensa internacional, cuando se sentó a la misma mesa que Márquez o Lorenzo, con quienes la relación sigue siendo muy tensa: “La rivalidad siempre da un puntito extra para los deportes de motor, pero creo que no pasará nada especial este año, sólo que cada uno dará el máximo para intentar llegar el primero”. Algo similar dijo Márquez: “Al final yo tengo 20 rivales en MotoGP, y lo que tengo que hacer es intentar llegar a la meta antes que ellos, ese es mi objetivo si quiero ganar el Mundial”.

Márquez: “Tengo 20 rivales en MotoGP, intentar llegar a la meta antes que ellos es mi objetivo”. “Afortunadamente empieza un nuevo campeonato y lo que ocurrió el año pasado ya no se puede cambiar. Todos vieron cómo fue y lo importante será intentar ser igual de competitivo que al final del año pasado”, añadiría Rossi más tarde, que aunque se ha pasado el invierno recordando cómo terminó la temporada anterior, asume que debe pasar página: “Ellos esperan que no se hable más de lo que pasó el año pasado, pero también es verdad que no vamos a estar a todas horas hablando del final del 2015. También hemos dicho ya todos lo que pensamos y volver a la polémica no sirve de nada”.

¿Y qué opina Márquez de las teorías del italiano? “Al final de tanto que lo repite me lo voy a creer yo también... Estoy centrado en 2016 y ese es mi objetivo. Ya lo dije, que me gustaría luchar por el título este año, y para eso tengo que estar atento a todos los pilotos de la parrilla e intentar quedar por delante de ellos. ¿Qué le ha hecho para que hace sólo cinco días declarara en una entrevista en la Gazzeta dello Sport que el de Cervera le traicionó? “No lo sé, preguntadle a él, yo no voy a darle más cuerda”.

Las geometrías de la Honda

Hasta ahora se sabía que algo cambió en la moto de Márquez que le permitió rodar no solo más rápido sino también más cómodo durante las últimas vueltas de la pretemporada en el circuito de Qatar, donde arranca el Mundial este fin de semana. Ese algo, explicó este miércoles de nuevo en el mismo trazado catarí, tiene que ver con las geometrías de su Honda. “Más que una pieza nueva fueron cambios de balance de la moto lo que me ayudó a mejorar los tiempos y las sensaciones. En la pretemporada perdimos mucho tiempo con la electrónica nueva, ajustándola”. Por otro lado, reconoció, su estilo no ha cambiado tanto como pensó inicialmente: “Sigo entrando un poco de lado en las curvas y sigo frenando tarde. Es cierto que saliendo de las curvas el agarre es un poco mejor y a mí el derrapaje saliendo se me daba muy bien; ahora, con el Michelin, eso ya no ocurre tanto. Además, me está costando un poco la vuelta rápida con el neumático de clasificación, que con los Bridgestone era mi punto fuerte; sin embargo, el ritmo de carrera, que antes me costaba más, ahora parece que lo mantengo mejor”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información