Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La reivindicación de Pellegrini

El entrenador chileno, que será reemplazado por Guardiola, conquista la Capital One Cup con el Manchester City

Pellegrini con la Capital One Cup en Wembley.
Pellegrini con la Capital One Cup en Wembley. AFP

Uno que acaba de llegar, y el otro que se va. Uno que quería su primer título. Mientras que el otro se quería asegurar, al menos, una copa en su última temporada en el banquillo. Klopp y Pellegrini. El Liverpool ante el Manchester City, en la final de la Capital One Cup. La copa no cuenta con el glamour de la Premier League ni la cuna de la FA Cup, pero tanto para el chileno como para el alemán, la final de Capital One era especial. Y lo certificaron sus equipos, los entrenadores sacaron en el estadio de Wembley a lo mejor que tienen en la caseta. La Copa se la llevó Pellegrini, una especie de reivindicación para el exentrenador del Madrid, que a final de temporada dejará el banquillo del City.

Y si no había dudas de la importancia del partido para los entrenadores, tampoco las hubo para los aficionados, que abarrotaron Wembley. La hinchada red invocó con un bonito mosaico a su himno You will never walk alone. Y contestó la gente del City: Blue Moon se leyó en las gradas de los de Manchester, su canción bandera desde que uno de sus fans más famosos, Liam Gallagher, excantante del grupo Oasis, versionó la balada para promocionar una nueva camiseta del City en 2011. La fiesta empezó en Londres y terminó en Manchester. Pero antes había que sufrir, después del empate a uno en los 90 minutos, la prórroga se mantuvo igualada, y el partido se definió en los penaltis. Caballero se vistió de héroe (detuvo tres penaltis) y Pellegrini, que apostó por el portero argentino, se colgó otra medalla.

“Prefiero perder un título que perder mi palabra. Mucha gente en los medios de comunicación estaba esperando para criticarme si Willy Caballero realizaba un error. Yo tengo mucha confianza en Willy. Estoy muy contento por todos los jugadores y por todo el cuerpo técnico, pero especialmente por Caballero porque se lo merece”, sentenció Pellegrini, con la copa en el bolsillo. Aunque el portero titular del City es Hart, el guardameta argentino es una apuesta personal del técnico chileno, que conocía a Caballero de su época en el Málaga. “Trabajamos muy duro, no recuerdo una parada suya durante los noventa minutos. Ellos nos empataron a falta de ocho minutos para el final del encuentro”, añadió el preparador del City.

Pellegrini repitió en Wembley el mismo dibujo que le dio el triunfo en la Champions ante el Dinamo de Kiev: 4-4-2. Un esquema similar con el que se ganó su reconocimiento en Europa, cuando comandaba al Villarreal. En cualquier caso, le faltó agresividad al conjunto del chileno, que más pendiente de controlar a Coutinho, Sturridge y Milner, se acorraló cerca de Caballero y esperó, agazapado, por un contra. El juego del City dependía demasiado de la inspiración del Kun Agüero y de su sociedad en ataque con Silva. Y de la mano del argentino llegó el gol de los citizens. El Kun manejó escondió el balón ante la mirada de los jugadores del Liverpool en una contra y, siempre con la mirada en el retrovisor, esperó a la escalada de Fernandinho. Y el brasileño, con un disparo cruzado, venció a Mignolet.

Mientras que el ataque dependía de Agüero, el Liverpool apelaba a una versión más inglesa que alemana. Y cuando a los reds se les agrietaba el camino en la salida, buscaban con un balón en largo a sus delanteros. El Liverpool, por ahora, carece de la impronta de su entrenador. Aunque es agresivo en la presión, todavía no pueden afinar las sintonías entre sus delanteros. Un híbrido, una mezcla entre el viejo equipo del Rodgers y el nuevo estilo que le quiere marcar Klopp a sus muchachos. “Jugamos bien por momentos, pero no importa que es lo que diga ahora porque eso no cambiará el resultado”, aseguró el exentrenador del Borussia Dortmund.

Estoy muy contento por todos los jugadores y por todo el cuerpo técnico, pero especialmente por Caballero porque se lo merece”

Pellegrini

“Merecimos ganar el partido. Desperdiciamos muchas ocasiones de gol y si me preguntan de qué manera me gusta, me gusta ganar de esta manera”, respondió Pellegrini. La oficialización de la llegada de Pep Guardiola al banquillo Manchester City a partir de la próxima temporada se realizó por expreso pedido del técnico chileno. Una situación que, en cualquier caso, debilitó la posición actual entrenador del City. Aunque el chileno conquistó la Premier en la temporada 2013-2014, los citizens(tienen un partido menos) se encuentran a nueve puntos del líder, el Leicester y su gran apuesta está en la Liga de Campeones —en la semana vencieron al Dinamo de Kiev (1-3)—. Y, ahora, con la Capital One Cup en Manchester, Pellegrini se comienza a reivindicar. “Ganar un título en Wembley es muy especial”, concluyó el chileno.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información