Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juanpi se exhibe en un buen Málaga

Repaso del conjunto andaluz a un Getafe que ofreció sensaciones muy preocupantes y suma su tercera derrota consecutiva

Juanpi se marcha de Moi Gómez.
Juanpi se marcha de Moi Gómez. EFE

El Málaga le pegó un soberano repaso al Getafe. Todo fueron buenas noticias para el buen equipo que adiestra Javi Gracia. El espléndido momento de Juanpi, que anotó por tercera vez consecutiva, el estreno goleador de Atsu, fichaje invernal, y, en definitiva, lo bien trabajado que está un grupo que se sobrepone a las ausencias de manera más que eficiente. Poco importa que Amrabat haya sido traspasado al Watford o que el Chory Castro, Weligton y Albentosa no puedan jugar. Sin figuras de relumbrón, el Málaga es un equipo en el sentido literal de la palabra. Con un poco de suerte, capacitado para pelear por puestos europeos.

Málaga

4-4-2 (D.P.)

Javi Gracia

1

Kameni

18

Rosales

23

Miguel Torres

21

Filipenko

19

Boka

6

Camacho

28

1 goles Gol Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Juanpi

20

Cop

14

Cambio Sale Fornals Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Recio

11

1 goles Gol Cambio Sale Horta

Atsu

9

1 goles Gol Cambio Sale Santa Cruz

Charles

13

Guaita

5

Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Vergini

4

Velázquez

15

Vigaray

14

Pedro León

18

Victor Rodriguez

21

Moi Gómez

12

Scepovic

19

Cambio Sale Yoda

Damián Suárez

22

Cambio Sale Medrán Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Juan Rodríguez

8

Cambio Sale Álvaro V. Tarjeta amarilla Tarjeta amarilla

Lacen

Getafe

4-2-3-1

Fran Escribá

Exhibición de Juanpi, que deleitó con su fútbol. Un extraordinario repertorio de regates, pases al hueco y visión de juego que descontroló a los rivales y demostró su magnífico estado de forma.

También es cierto que el conjunto andaluz se vio ayudado por el partido que jugó el Getafe. Un flan en defensa, con Vigaray haciendo aguas de forma constante en la izquierda. Escribà debe preguntarse por qué su equipo saltó al césped de La Rosaleda con esa inquietante falta de intensidad. Sin Sarabia, su elemento más en forma, el Getafe ofreció sensaciones muy preocupantes. Ni quiso primero ni pudo después, lo que le anticipa un negro panorama. Son ya tres derrotas seguidas las que acumula.

El partido empezó a definirse desde muy pronto. Juanpi, una de las buenas noticias de la Liga, se marcó un jugadón para espantar todos los fantasmas que le rondaron por la cabeza después de fallar un gol a puerta vacía ante el Eibar. Su tanto fue un prodigio de técnica, con movimientos de extrema sutileza para destrozar la leve oposición de la defensa del Getafe. A los ocho minutos, la delicia de Juanpi adelantaba a los andaluces. No contento con su gol, el venezolano, producto de la gran cantera del Málaga, se inventó un pase a lo Laudrup que dejó en gran posición a Charles. El brasileño le cedió el balón a Atsu, que se estrenó como goleador. El ghanés, rápido y potente, apuntó detalles más que interesantes, aunque debe adaptarse a su nuevo equipo. Jugó por la izquierda, en la posición del lesionado Castro, y el Málaga no notó la ausencia del argentino.

El Getafe se estiró, aunque lo hizo de manera bastante tímida. Moi lo intentó con un buen disparo que rechazó Kameni, pero el Getafe nunca se lo creyó. De nuevo Juanpi fue el protagonista, con una buena pared con Cop, que centró al segundo palo, donde Charles hizo el tercero ante el despiste de Vigaray. Con el 3-0 justo antes del descanso, la segunda parte prácticamente sobraba.

El Getafe siguió dando muestras de impotencia y el Málaga disfrutó de una noche plácida. Charles, otra vez a pase de Juanpi, pudo hacer el cuarto y la afición andaluza decidió convertir la grada en una fiesta. Noche para disfrutar en La Rosaleda con un Málaga que pasó por encima de un Getafe entregado desde el golazo de Juanpi. Con 30 puntos, el Málaga se permite el lujo de pelear por un puesto europeo en el tramo decisivo de la temporada. Una recompensa al trabajo del cuerpo técnico y los jugadores. También de un club que sabe navegar entre aguas turbulentas. A mediados de la primera vuelta, el Málaga llegó a ser colista. Su reacción ha sido formidable. Al Getafe, al menos, le quedó el consuelo del regreso de Medrán después de su grave lesión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información