Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Getafe le sobró Lux

El meta del Deportivo sostiene a su equipo, que se mantiene en puestos europeos

Lux intenta atrapar un balón durante el Getafe-Dépor
Lux intenta atrapar un balón durante el Getafe-Dépor EFE

El Deportivo entrará en 2016 en puestos europeos, sexto y diez puntos por encima del Getafe, un rival en la pelea por la permanencia en la categoría. Tiene pinta de que deberán pelearla más los madrileños, que ayer firmaron su tercer empate consecutivo. Le hubiera aliviado más una victoria para orillar los puestos de abajo, pero se encontró sin puntería y con Lux, el portero del Deportivo, espléndido para desactivar las intentonas más claras de batirle.

El Deportivo comenzó con la ambición propia de los equipos a los que acompaña la clasificación, con jerarquía para tener la pelota y manejarla en campo contrario y capacidad para achatar al Getafe, que pareció aturdido. Despertó pronto. No se incomodó por partir desde atrás y buscó sus armas, los espacios que generaban Sarabia, que caía desde la derecha, o Víctor Rodríguez a la espalda de los mediocentros deportivistas. En esa tentativa el Deportivo padeció menos en la medida que sus centrales ocupaban espacios y daban varios pasos hacia delante. Cuando el equipo se alargó, brotaron huecos y se cultivó la pericia del Getafe para aprovechar las segundas jugadas. Ahí estuvo más vivo el equipo madrileño, por ahí comenzó a perder el hilo el Dépor, que además perdió pronto la conexión con sus delanteros, y la referencia de sus flancos, para meterse en un callejón sin salida con la pelota.

Getafe, 0 - Deportivo, 0

Getafe: Guaita; Damián, Vergini, Cala, Roberto Lago; Lacen, Juan Rodríguez; Sarabia, Víctor Rodríguez (Yoda, m. 84), Lafita (Pedro León, m. 66); y Álvaro Vázquez (Scepovic, m. 74). No utilizados: Megyeri, Velázquez, Moi Gómez y Wanderson.

Deportivo: Lux; Juanfran, Arribas, Sidnei, Fernando Navarro; Fede Cartabia (Cardoso, m. 81), Mosquera, Álex Bergantiños, Fayçal Fajr; Luis Alberto (Jonás Gutiérrez, m. 69) y Lucas Pérez. No utilizados: Manu Fernández, Laure, Rober, Juan Domínguez y Oriol Riera.

Árbitro: Undiano Mallenco. Amonestó a Juan Rodríguez, Lafita, Fede Cartabia

Coliseum Alfonso Pérez. Unos 5.000 espectadores.

Así el partido sin acabar de volcarse en cuanto a dominio territorial sí que viró cuesta abajo para el Getafe, que pudo llegar al descanso en ventaja. Lo evitó Lux, que estuvo portentoso. Ahora que el club se ha reforzado con el más de cien veces internacional croata Pletikosa, el meta argentino vuelve a mostrar que este es su momento, el que tanto ha aguardado para ofrecer su mejor versión en el fútbol europeo. Lux detuvo antes del medio tiempo a Vergini, a Víctor Rodríguez, a Sarabia y a Damián. Los cuatro lo intentaron y merecieron el gol, pero se toparon con un póker de prodigios. El primero y el último fueron especialmente reseñables, una mano plena de agilidad y reflejos a un testarazo a la salida de un córner y una respuesta a un chut cruzado pleno de potencia.

El acierto de su portero mantuvo al Deportivo con opciones de mandar en el marcador y casi lo consigue en la última acción antes del descanso, una contra con un milimétrico pase de Mosquera, una vez más excelente, que atravesó medio Coliseum en dirección a Lucas Pérez. Este definió de rosca, con la zurda como tanto le gusta, pero la comba no fue suficiente para batir a Guaita y con él a Bebeto y su igualada plusmarca de siete jornadas consecutivas goleando. Hubiera sido demasiado premio para el Deportivo.

Poco varió en la segunda parte salvo los sustos para Lux, que no fue poca cosa para el Deportivo. Buscó más premio el Getafe, pero le faltaron recursos por más que Álvaro Vázquez sea ese tipo de delantero que es una golosina para los futbolistas que juegan a su espalda. Quiso variar Fran Escribá con Pedro León y Yoda abiertos y Sarabia ya descaradamente por dentro, con un delantero de un perfil menos bregador, pero más finalizador, como Scepovic. Hizo sufrir al Deportivo para defender el balón parado, apenas le permitió contras y convirtió su posesión de balón en un inocuo ejercicio de pases, pero no le bastó para ganar. Le sobró Lux.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.