Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benítez invoca a Florentino

El técnico del Madrid, cuya continuidad depende del partido frente a la Real Sociedad, se pone a la defensiva y denuncia una campaña contra el presidente, el club y contra él

Rafa Benítez dirige el entrenamiento del Madrid este martes.
Rafa Benítez dirige el entrenamiento del Madrid este martes. EFE

Rafa Benítez se disfrazó ayer de Florentino Pérez y denunció una campaña contra el Real Madrid por parte de la prensa horas antes de volver a jugarse el puesto, esta vez ante la Real Sociedad (16.00, Canal+ Liga). El técnico, hasta ahora conciliador en cada conferencia de prensa, se puso a la defensiva e insistió continuamente en la existencia de una manipulación y una campaña "muy clara" contra el Real Madrid. "Hay una campaña contra Florentino, contra el Real Madrid y contra el entrenador. Todo lo que puede ser criticable se critica y lo que no, se maneja, se inventa o se manipula. Es evidente, cualquiera con experiencia lo sabe", expuso el técnico del Madrid. Sin autocrítica ni valoraciones, Benítez insistió en la manipulación para justificar todo mal existente en el conjunto de Chamartín.

Hay una campaña contra Florentino, contra el Real Madrid y contra el entrenador.

Rafa Benítez

Con dicho discurso esquivó las preguntas en torno a la tensión que parece vivirse en el vestuario madridista. "La relación con la plantilla es infinitamente mejor de lo que se lee en la prensa. Son 24 jugadores y algunos jugarán y otros no y estarán más o menos contentos. Yo sé todo lo que se dice y todo lo que pasa pero no puedo cambiar ni hacer nada contra una campaña que está clara". Sin embargo, ni la campaña asusta a un Benítez que tiró de experiencia y aseguró en varias ocasiones que sabe lo que tiene que hacer para mejorar la situación actual de Madrid. "Llevo 30 años en los banquillos, casi 1.400 partidos de los cuales 400 he estado en el Real Madrid y sus categorías inferiores. Conozco el club y sé lo que significa". Y de su experiencia volvió a pasar rápidamente a la supuesta campaña contra su trabajo que comenzó el día que aterrizó en Madrid. "Dejo a un jugador fuera y se empieza a especular, es así desde que llegué. Cualquier decisión técnica parece una decisión personal. Las especulaciones y la manipulación son permanentes con esa campaña que es muy evidente".

Lo único evidente es que a estas alturas de temporada, los resultados del Real Madrid en Liga son los peores desde el curso 2008-2009. El equipo de Benítez, eliminado en Copa del Rey y clasificado para octavos de Liga de Campeones como primero de grupo, es tercero por detrás de Barcelona y Atlético de Madrid con 33 puntos conseguidos en 10 victorias y tres empates en 16 jornadas.

El peor Madrid desde 2009

Unos registros que son los peores desde que el Madrid contratara a Juande Ramos tras destituir a Bernd Schuster en diciembre de 2008. Entonces, el equipo, eliminado de la Copa frente al Irún de Segunda División B, era quinto en Liga con 29 puntos y estaba a 12 del líder, el Barcelona. Desde aquel año, cualquier Real Madrid ha sido mejor que el de Rafa Benítez. Desde Pellegrini a Carlo Ancelotti pasando por José Mourinho, todos han mejorado los números que registra el actual Madrid. El chileno, que llegó de la mano de Florentino Pérez en verano de 2009, era segundo por detrás del Barcelona con 38 puntos, cinco más que el de Benítez. Pellegrini, que terminó la Liga con 99 puntos, no convenció y Florentino decidió sustituirle por José Mourinho.

El portugués mejoraba los números de Rafa Benítez en cada una de las tres temporadas que estuvo al frente del banquillo del Real Madrid. Siempre clasificado para las rondas finales de Copa y para octavos de Champions, en la jornada 16 de su primer año consiguió 13 victorias y dos empates que le colocaban segundo con 41 puntos. Registro que mantuvo en su segunda temporada, en la que era líder del campeonato con 40 puntos y la friolera de 56 goles a favor —14 más que esta temporada—. El Madrid de Mourinho, que terminó ganando esa Liga con 100 puntos y 121 goles, empeoró considerablemente esos números en el último año del luso, en los que sumaban los mismos puntos que el de Benítez —33— pero con el Barcelona a mucha más distancia, 13 puntos. Sin embargo, el equipo estaba vivo en la Copa.

Aquel año, Florentino y Mourinho acordaron su salida tras una temporada en blanco y el máximo dirigente eligió a Carlo Ancelotti como recambio. El italiano, que dirigió al Madrid las últimas dos temporadas, estableció en su primer año el mejor registro del Madrid en Liga, que lideraba con 43 puntos —14 victorias, un empate y una derrota— y 44 goles a favor. También ocupaba la primera posición el curso pasado, en el que con una jornada menos que este año había conseguido seis puntos y 13 goles más que Benítez. Estos malos resultados, sumados a la incapacidad del equipo para derrotar a rivales de nivel como Villarreal, Barcelona, Sevilla o Atlético de Madrid —tan solo consiguió un punto de 12 en dichos partidos— o para superar con facilidad al PSG —con el que sufrió en exceso el Bernabéu—, sitúan en el alambre a Benítez, al que una derrota más le condenará a la destitución como técnico.

El Bernabéu ya ha pedido su destitución

Rafa Benítez volvió a pedir ayer el apoyo del Bernabéu refiriéndose al himno de la décima tal y como hiciera en la previa del partido ante el Rayo Vallecano. “Fui claro el otro día. Tenemos que motivarlos nosotros pero ya dije, aludiendo al himno de la décima: ‘Hala Madrid y nada más’. El público nos tiene que ayudar”. Lo único cierto es que el Bernabéu ha pedido la destitución de Benítez a base de sonoras pitadas en los últimos tres partidos frente a Malmoe, Getafe y Rayo Vallecano. Hoy se espera una nueva reprimenda para el técnico del Madrid cuando la megafonía anuncie su nombre por una gran parte del público del Santiago Bernabéu, que parece haber sentenciado a Rafa Benítez antes de tiempo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información