LIGA BBVA

Raúl ficha por la Liga

El exjugador del Madrid y de la selección dirigirá desde Nueva York la oficina estadounidense de la LFP

Raúl y Javier Tebas, en Miami.
Raúl y Javier Tebas, en Miami.LALIGA

Los que esperan que Raúl González, 21 años de socio del Real Madrid ya, 21 años desde que debutó a los 17 años con el primer equipo, regrese algún día como el Mesías al club que le hizo uno de los más grandes, deberán tener un poco de paciencia. Tres años de paciencia al menos, los que el goleador madrileño, de 38 años y recién retirado del fútbol en activo, estará de ejecutivo en Nueva York al frente de la oficina de la Liga en Estados Unidos. “Puede ser que vuelva al Real Madrid, donde crecí como persona y como jugador, puede ser”, dijo Raúl, quien eludió todas las preguntas sobre lo que ocurre ahora en el club de su vida y Florentino Pérez. “Pero ahora quiero vivir con mi familia [esposa y cuatro hijos] en Nueva York y aportar mi experiencia para que la española sea la mejor liga del mundo. Después ya veremos”.

“Raúl se dedicará, sobre todo, a las relaciones con la televisión que tiene los derechos de la competición, a organizar actos y eventos de promoción, a las relaciones con las dos ligas de soccer de Estados Unidos, a la lucha contra la piratería”, enumeró Javier Tebas, presidente de la LFP durante el acto de presentación, que, sintomáticamente, tuvo lugar, con televisión en directo, en los estudios que beIN, dueña de los derechos de la Liga española en Estados Unidos, posee en Miami compartiendo edificio con la empresa Imagina y su madre barcelonesa Mediapro, el comisionista que se encarga de la venta de los derechos de la Liga en el extranjero. Entre los asistentes en el estudio, el secretario de Estados para el Deporte, Miguel Cardenal, quien, como todos los invitados y el propio Raúl, asiste estos días en Miami al campeonato infantil organizado por la Liga y El Larguero. Cardenal ha sido el padre del real decreto que obliga a la venta centralizada de sus derechos televisivos, un paso que ha sido decisivo para el aumento de ingresos por parte de los clubes españoles y para la fortaleza económica de la Liga.

Raúl, que hace dos meses jugó su último partido con el Cosmos de Nueva York, su último equipo, el cuarto de su carrera profesional tras el Madrid, el Schalke, de Alemania, y el Al Sadd, de Qatar, recordó cómo de jugador había aprendido que lo más importante era siempre el equipo y cómo había aprendido de los capitanes y cómo le había gustado ser capitán para “gestionar a los compañeros, crear equipo y trabajar juntos”, una experiencia que cree básica para trabajar como ejecutivo en un despacho. “En estos momentos”, dijo, “lo más fácil habría sido ser entrenador, y lo tengo ahí, pero ser directivo es un reto más importante. Tengo que demostrarme que valgo para ello porque este camino me enriquecerá más, y si en el futuro soy entrenador, lo seré mejor gracias a esta formación”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50