GRANADA-ATLÉTICO

Saúl Níguez: fabricar un ‘cinco’

Si el canterano se adapta a la posición de Tiago, el Atlético descartaría fichar en el mercado invierno

Saúl protege el balón ante Hernán Pérez.
Saúl protege el balón ante Hernán Pérez. GERARD JULIEN / AFP

Simeone digiere los cuatro meses de baja de Tiago con una dosis de fastidio por la  inoportunidad y otra de realismo. La fractura de tibia del mediocentro luso se ha producido justo cuando el técnico había encontrado el dibujo que tanto había buscado desde el inicio del curso. En el 4-1-4-1 que había consolidado Simeone, Tiago se desenvolvía con soltura en una mezcla de líbero y cinco argentino de toda la vida. A sus 34 años, protegido por una línea de cuatro por delante, Tiago podía imponer sus dos mejores virtudes: la inteligencia táctica para escoger el momento y el lugar en el que barrer y la rapidez y la sencillez para romper línea con el primer pase.

Simeone y el club se han dado estos partidos que quedan hasta el parón navideño para decidir si fichan o no. Aunque el director deportivo Andrea Berta ya salió el lunes de gira, el entrenador quiere ver cómo le funciona el fondo de armario desde hoy en Granada (18: 15, C+ Liga).

Más información

El foco está puesto en Saúl, al que su proyección y su impulsivo carácter le han colocado en primera línea, juegue o no, desde que regresó de su cesión en el Rayo Vallecano. Por entonces se presentó en el club de la mano del superagente Jorge Mendes y siempre ha estado en el aire que sin minutos había grandes clubes ingleses detrás de él. El mismo Saúl nunca ha ocultado que sin sentirse importante no quería seguir en el Atlético, como tampoco ha disimulado que no le agrada jugar en una banda. “Saúl”, le describe Simeone, “tiene todo, juego aéreo, intensidad, tiene gol, buena salida de pelota... La clave estará en el equilibrio emocional para sostener todo esto que tiene”.

Ante la oportunidad más clara de asentarse que se le ha presentado, Simeone pretende una versión de Saúl más táctica y colectiva. En lugar tan delicado, no quiere a un futbolista que pierda la posición por descolgarse al ataque impulsivamente o busque la gloria individual. Tampoco desea a un jugador retórico o que se pierda en conducciones arriesgadas. Quiere fabricar un cinco eficaz desde sus virtudes. “Nadie se parece a nadie. No necesito que Saúl sea parecido a Tiago. No busco algo similar. Cada uno tiene sus características, sus virtudes y buscaremos potenciar las virtudes del futbolista que va a jugar ahí”, aclara Simeone.

Las demandas de Saúl le han generado algún que otro encontronazo con el técnico. Sin embargo, la temporada pasada se dio un punto de inflexión. Que Saúl aguantará en el partido de ida de la Champions, en Leverkusen. hasta casi desmayarse por un golpe en el mismo lugar en el que fue operado de una dolencia renal congénita le reforzó. Desde entonces, siempre que ha podido, Simeone le ha hecho un hueco en el once. Incluso se atrevió con él en el Bernabéu en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones. Simeone sacrificó a Gabi entonces, pero Saúl estuvo muy fallón en el pase y rectificó en el descanso.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50