Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quince futbolistas renuncian a jugar con Venezuela

Exigen la dimisión de la dirección de la Federación por acusarles de confabularse contra su seleccionador, Noel Sanvicente

Los jugadores de Venezuela
Los jugadores de Venezuela, se retiran tras enfrentarse a Bolivia. EFE

Una crisis sin precedentes ha estallado en el fútbol venezolano. Quince de los futbolistas más importantes de la selección vinotinto han exigido en una comunicación, conocida la noche del lunes en Venezuela (madrugada del martes en España) la renuncia inmediata de la plana mayor de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF). No hay una negativa explícita a ser convocados para la siguiente tanda de partidos del premundial Rusia 2018 -en marzo contra Perú y Chile- pero los jugadores han condicionado su presencia en la nómina a la salida de los directivos.

Manifestamos nuestra desilusión y decepción por la falta de apoyo del cuerpo técnico"

El comunicado, publicado simultáneamente en las cuentas de Twitter de Tomás Rincón (Genoa, Italia), Oswaldo Vizcarrondo (Nantes, Francia) Salomón Rondón (West Bromwich Albion, Inglaterra), Franklin Lucena (Once Caldas, Colombia), Luis Manuel Seijas (Independiente Santa Fé, Colombia), Alejandro Guerra (Nacional, Colombia) Christian Santos (NEC, Holanda), Roberto Rosales (Málaga, España), Miku Fedor (Rayo Vallecano, España), Josef Martínez (Torino, Italia), César González (Deportivo Táchira, Venezuela), Grenndy Perozo (Zulia FC, Venezuela), Juan Falcón (Metz, Francia), Gabriel Cichero (FC Sion, Suiza) y Ronald Vargas (AEK Atenas, Grecia), es una respuesta a las declaraciones concedidas a un diario local por el presidente interino de la FVF, Laureano González, quien ha acusado a los jugadores de confabularse para sacar de su cargo a Noel Sanvicente, director técnico de la selección nacional, tras la renuncia del hispano-venezolano Fernando Amorebieta a las convocatorias por diferencias con el seleccionador.

Noel Sanvicente, seleccionador de Venezuela, en rueda de prensa. ampliar foto
Noel Sanvicente, seleccionador de Venezuela, en rueda de prensa. EFE

"Dichas declaraciones son falsas y violatorias de nuestro honor, reputación y atentan contra nuestros valores como personas y como profesionales", afirman en la carta. "El daño hecho solo puede repararse renovando a la dirigencia de la FVF", añaden. Por otro parte, también cargan contra el seleccionador y su equipo de colaboradores. "Asimismo, manifestamos nuestra desilusión y decepción por la falta de apoyo del cuerpo técnico ante dichas acusaciones".

Ha sido una guerra de egos contrapuestos que ha salido a la superficie por los malos resultados exhibidos durante la gestión de Sanvicente, que ha perdido seis de siete partidos oficiales, incluyendo las cuatro primeras fechas del Premundial. La prensa local ha coincidido en afirmar que todos tienen una cuota de responsabilidad en el patético presente de la selección de mayores: Sanvicente, porque ha demostrado ser incapaz en la gestión de un grupo que está muy por encima del paupérrimo torneo local; los futbolistas, porque se niegan a aceptar los métodos del entrenador, y la directiva de la FVF, que ha decidido intervenir en el conflicto con una bomba incendiaria entre manos.

En anteriores procesos se presentaron conflictos entre la federación y los futbolistas por el retraso en el pago de los premios, pero los anteriores seleccionadores, Richard Páez y César Farías, intercedieron para mantener al grupo unido. La prisión del expresidente de la FVF Rafael Esquivel en Suiza por el escándalo de los sobornos recibidos por la cesión de derechos de televisación ha dejado al fútbol local al garete, sin claras directrices, que hoy se expresan en una situación que parece haberse ido de las manos.

En una clara declaración de intenciones Sanvicente había sido ratificado por la federación tras los malos resultados. Pero hoy su continuidad parece no estar asegurada. En una larga carta dada a conocer en la mañana del martes en Venezuela se ha mostrado conciliador y ha dicho que está dispuesto a renunciar si con ello cesan las diferencias. También les ha pedido disculpas a los futbolistas "si en algún momento han sentido falta de apoyo". Un arrepentimiento que llega tarde. Venezuela mira desde el sótano la eliminatoria más compleja del mundo y solo un milagro la llevaría a disputar la fase final en Rusia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información