Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Víctor Tomàs: “Lo que está haciendo este Barça es una bestialidad”

El capitán azulgrana valora la plusmarca de 73 triunfos consecutivos que ha establecido equipo

Víctor Tomàs. Ampliar foto
Víctor Tomàs.

Víctor Tomàs es el capitán del Barcelona, un jugador emblemático y cardinal en un equipo que arrasa. El Barcelona Lassa ganó los siete títulos la pasada temporada y el miércoles, en León, ante el Ademar, sumó 73 victorias consecutivas. Batió así el legendario récord de imbatibilidad en la Liga establecido por el Granollers en 1972. Tomàs, barcelonés de 30 años y estandarte de una cantera en la que ingresó en 1998, enfatiza los logros del poderoso Barça.

Pregunta. ¿Qué valor otorga al récord?

Respuesta. Muchísimo. Pese a lo que lleva diciendo mucha gente desde hace tres años, que nos regalan la Liga porque no hay nivel y cosas por el estilo, se tiene que salir a la pista y ganar a gente con dos brazos y dos piernas como nosotros, y por supuesto que muchos equipos tienen calidad y muchísimas ganas de ganarnos. Es duro.

El Barça llena pabellones porque la gente tiene ganas de ver el mejor balonmano”

P. ¿Recuerda algún partido especialmente difícil?

R. Dos. Uno que no jugué porque me dieron descanso. Fue al final de una Liga, en Torrevieja. Estuvimos a punto de perder, de hecho, fuimos por detrás en el marcador hasta el minuto 28 de la segunda parte. Y otro, en Benidorm, la pasada temporada. Íbamos perdiendo por seis goles en el descanso. No recuerdo las palabras de Pasqui durante el descanso, pero nos espabiló. Aquella primera parte fue desastrosa. En la segunda teníamos que hacerlo perfecto o íbamos a perder. Lo hicimos perfecto. Es muy difícil conseguir eso día tras día, mantener esa concentración imprescindible para ganar.

P. ¿La racha les infunde una presión extra o les estimula?

R. En el Barça siempre hay presión. Ahora será porque llevamos 73 y hay expectación por ver si somos capaces conseguir 74, 75, 80 victorias, las que sea. Pero si lleváramos solo cuatro seguidas, la cuestión sería la misma. A mí, este runrún me hace gracia. Me intriga saber hasta dónde podemos llegar.

P. ¿Recuerda su última derrota en la Liga?

El nivel de nuestra Champions está por las nubes, no tiene nada que envidiar a las de fútbol o baloncesto”

R. Sí. Fue en Logroño. Ya habíamos ganado la Liga. Yo no estaba aquel día. Lo vi por la tele. Perder siempre es un disgusto. Creo recordar que teníamos que ir a la final four. Pero hay que respetar a todos los rivales y saber dar a nuestras victorias el valor que tienen. El Logroño (Naturhouse La Rioja), por ejemplo, que este año está demostrando un gran nivel en la Champions y que ha ganado a equipos muy buenos como el Brest, derrotó por dos goles al Teucro, y nosotros por 14. Y eso fue así porque hicimos un gran partido.

P. ¿Cuál ha sido la mayor dificultad?

R. Hemos tenido que sobreponernos a muchas cosas. A lo largo de una temporada, de un periodo de tiempo tan largo, siempre existen problemas: la cantidad de partidos que debemos afrontar, las diferentes competiciones, compaginarlo con las selecciones, las lesiones… Siempre se nos exige al máximo, pero nuestra autoexigencia es clara, y la forma en que nos preparamos, también. Lo que está haciendo este equipo es una bestialidad.

P. Deben notar una considerable diferencia entre los partidos de Liga y los de Champions.

R. El contraste es grande. Las diferencias de presupuestos son las que son. Sin embargo, pese al enorme potencial de muchos equipos europeos, estamos siempre ahí: en los últimos cinco años hemos jugado cuatro finales de la Champions y hemos ganado dos. Siempre que jugamos fuera los pabellones están llenos porque la gente tiene ganas de ver al Barça, el mejor balonmano. La verdad es que al socio culer le pedimos mucho porque queremos que llene el Camp Nou y que llene también el Palau, con el baloncesto, con el balonmano, con el hockey, con el fútbol sala…

No soy de idolatrar, pero me identifico con Juanín García. Es bajito como yo, pero es el más listo, siempre con un nivel  alto y un compromiso de diez con el club”

P. ¿Es más exigente la nueva Champions?

R. Es el primer año con este formato. La gente no se acaba de convencer de lo complicadísimo que es cada partido. Vamos primeros de grupo pero necesitamos todavía un poco más para concluir en esa posición, lo que nos daría el pase directo a cuartos de final. Nos está costando mucho. Lo que no fue normal fue la superioridad con la que ganamos el año pasado. El nivel de la competición está por las nubes, no tiene que envidiar a la Champions de fútbol o a la Euroliga de baloncesto.

P. Ha sido rival y compañero de jugadores de gran nivel, ¿admira a alguno en especial?

R. Nunca he sido de idolatrar, pero crecí mamando el balonmano del dream team. La primera vez que me llamó Valero Rivera y entré en el vestuario y vi a gente como Barrufet, Xepkin, Masip, Guijosa, Ortega… Fue brutal. También recuerdo el primer viaje a Santander. Compartí la habitación con Rafa Guijosa. Llamaba a mi familia y se lo comentaba. Y un jugador con el que he jugado durante muchos años y al que admiro es Juanín García. Me siento bastante identificado con él, porque soy más bien bajito, como él, y juego en la misma posición. Pero él es el más listo de todos y ha estado a un nivel súper alto, muy profesional, siempre con un compromiso de diez con su club.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información