Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un afortunado Levante toma aire en el Molinón

Los granotas se llenaron de fortuna en la primera mitad para derrotar al Sporting (0-3) a base de rechaces y rebotes

Deyverson vuela ante Halilovic. Ampliar foto
Deyverson vuela ante Halilovic. EFE

“Mala suerte” fue la frase más repetida por el plantel del Sporting tras caer derrotado ante un Levante que gestó su triunfo en la primera parte a base de rechaces y jugadas a balón parado. Con eso y la colaboración de un errático Sporting le bastó a los de Rubí para certificar su primer triunfo a domicilio y abandonar, al menos de momento, el farolillo rojo de la tabla.

El Sporting ni se enteró de la goleada. Y el Levante tampoco. Los granotas se aliaron con la fortuna y en apenas media hora se encontraron con tres goles que dejaron a los de Abelardo sin reacción. El primero lo firmó Deyverson. El brasileño, protagonista del partido con un doblete, empujó un centro a la red sin saber muy bien con qué instantes después de que Cuéllar le salvara un gran cabezazo. Diez minutos después se repetiría la ecuación. Paradón del portero de 31 años tras un espléndido lanzamiento de falta de Morales cuyo rechace aprovechó Feddal para hacer el segundo.

Sporting, 0; Levante, 3

Sporting: Cuellas; Lora, L.Hernández, Bernardo, Canella (Guerrero, m. 66); Mascarell, Nacho Cases; Fraile (Castro, m. 46), Halilovic, Jonny (I. López, m. 72); Sanabria.

Levante: Rubén Martínez; Pedro López, D.Navarro, Feddal, Toño; Simao Camarasa, Lerma; Rubén García (Xumetra, m. 70), Deyverson (Roger, m.72), Morales (Verza, m. 85).

Árbitro: Melero López. Amonestó a Halilovic, Rubén Martínez, Canella, Toño, I. López y Nacho Cases.

Estadio El Molinón. En torno a 20.000 espectadores.

Los de Abelardo, muy desafortunados en la salida de balón, apenas daban señales de vida. Y cuando lo hacían, siempre estaba Halilovic de por medio. El balcánico, dotado de una zurda al alcance de muy pocos, lo intentó en varias ocasiones teniendo la más clara a la media hora con un golpeo al palo largo de la meta visitante que se quedó corto de rosca. No había suerte. La tenía toda el Levante, que cerraría el partido en un nuevo rechace que culminó Deyverson tras un saque de esquina.

Pudo abrirlo de nuevo el Sporting tras la reanudación, primero con un carrusel de ocasiones que erró el recién incorporado Carlos Castro y después con un penalti cometido por Toño García en el que Jonny se topó con Rubén. El fallo desde los once metros terminó por hundir a un Sporting al que el meta granota le sacaba bajo palos hasta los rechaces de su defensa. Ya en el tramo final, sólo las intentadas de Halilovic desde el costado izquierdo y el ímpetu de un fallón Castro mantuvieron con fe a un Molinón que presenció la segunda derrota consecutiva que le deja metido de lleno en los puestos bajos de la clasificación.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información