Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arroyo se sube al podio de Tomic

El base puertorriqueño y el pívot croata espolean a un Barça vibrante y directo ante el Karsiyaka turco (107-79)

Navarro, ante Kenny Gabriel. Ampliar foto
Navarro, ante Kenny Gabriel. EFE

Carlos Arroyo, para bien y para mal. El puertorriqueño se apoderó del escenario en el Palau, del que casi nunca se baja Tomic, espléndido en el inicio de temporada. Pero se veía venir. Arroyo iba a afinar un día la mirilla. Lo hizo ante el Pinar Karsiyaka turco y puso en órbita al Barcelona. Sus cinco triples en sus cinco primeros intentos rompieron la defensa del equipo turco y aceleraron el ritmo ya vibrante de un partido librado al instinto ofensivo de ambos equipos.

BARCELONA, 107; KARSIYAKA, 79

Barcelona Lassa: Satoransky (7), Navarro (10), Perperoglou (6), Doellman (14), Tomic (16) –equipo inicial-; Pau Ribas (4), Lawal (19), Abrines (3), Vezenkov (0), Samuels (7), Oleson (3) y Arroyo (18).

Pinar Karsiyaka: Ragland (26), Altintig (2), Josh Carter (3), Gabriel (10), Iverson (9) –equipo inicial-; Baygul (6), Guven (4), Gonlum (6) y Sipahi (13).

Parciales: 26-16, 22-21, 31-20 y 28-22.

Árbitros: Christodoulou (Grecia), Javor (Eslovenia) y Obradovic (Bosnia).

Palau Blaugrana. Sexta jornada de la Euroliga. 4.771 espectadores.

La pólvora del Karsiyaka la puso su base estadounidense Joe Ragland. Rompió a los bases azulgrana, Satoransky primero y Arroyo después, a base de velocidad. Sus penetraciones evidenciaron la dificultad de sus marcadores para resistir su esprín y de la defensa blaugrana para negarle los atajos. El Karsiyaka sufrió la baja del colombiano Juan Palacios y, antes del descanso, también perdió a Altintig, malparado tras un bloqueo de Tomic.

El Barcelona tomó carrerilla pronto (34-21), aunque perdió pie con la rueda de cambios, cuando Gabriel y Gonlum trenzaron el juego interior del Karsiyaka y propiciaron un parcial de 2-10. Arroyo volvió a la carga, anotó su quinto triple nada más dar inicio el tercer cuarto (51-37) y a partir de ahí, Navarro, Abrines y Lawal se añadieron a una fiesta en la que siempre se mantuvo Tomic como maestro de ceremonias.

Arroyo concluyó con 18 puntos en 19 minutos, fruto de seis triples en siete intentos. Tomic tuvo bastante con 18 minutos para sumar 16 puntos, siete rebotes dos asistencias. El Barça se recreó hasta batir su récord anotador en la Euroliga. Sus 107 puntos superan los 104 que obtuvo en febrero de 2002 ante el Cibona de Zagreb y en diciembre de 2014 ante el Turow polaco. Un festival que hace todavía más inaudita la derrota que sufrió el Barcelona en la cancha del Karsiyaka en el primer partido de la Euroliga.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información