España, en un vivero yihadista de Europa

La Federación incrementa la seguridad y el policía que escolta a la selección está en Bruselas desde el sábado para supervisar el protocolo

Policías belgas, en el entrenamiento de la selección.
Policías belgas, en el entrenamiento de la selección. BRUNO FAHY (AFP)

El viaje de la selección española a Bruselas, donde Epaña se iba a medir a Bélgica en un amistoso, ha provocado un considerable refuerzo de la seguridad en torno al partido y a su estancia. Tanto la Federación como el Gobierno belga habían tomado medidas encaminadas a fortalecer la protección del equipo, que tras los atentados de París se había desplazado a una de las principales cunas del yihadismo en Europa. Dos de los terroristas fallecidos durante la barbarie parisina habían vivido en Bruselas y dos de los coches utilizados por los autores de la masacre tenían matrículas belgas y fueron alquilados allí. La ciudad también alberga el barrio de Molenbeek, donde la policía belga sigue el rastro de presuntos implicados en los atentados.

Finalmente los acontecimientos han provocado que el Gobierno dicidiera decretar el nivel 3 de alerta en todo el país y suspender el encuentro entre Bélgica y España. Ya desde el pasado sábado, el agente de las fuerzas de seguridad que viaja en cada expedición de La Roja se encontraba en la capital belga para participar en el protocolo de seguridad que ha protegido a los internacionales españoles en Bruselas. Con la selección suele viajar un miembro de seguridad privada y otro del cuerpo nacional de policía.

La propia Federación también había aumentado la seguridad privada que ha viajado con el plantel. Tres personas más de las habituales se subieron en el avión y han estado pendientes de todos los movimientos del equipo en Bruselas ante el riesgo de atentado existente.

El Gobierno belga ya había elevado desde el 2 al 3 el nivel de alerta de amenazas para grandes actos públicos, como lo era el amistoso entre España, vigente campeona de Europa, y Bélgica, la selección que lidera el ránking FIFA. Sin embargo, la decisión de elevarlo a todo el territorio ha llevado a la suspensión del encuentro. 

La selección ha aumentado las medidas de seguridad para visitar Bélgica, donde el ejército puede ser desplegado

Una decisión que ha tomado el Consejo Nacional belga, tras evaluar el último informe del órgano de coordinación para el análisis de las amenazas, lo que se traduce en que el Ejército puede ser desplegado para los grandes eventos deportivos y culturales. “Hay una amenaza creíble y potencialmente inminente”, aseguraba ayer Frédéric Cauderlier, portavoz del primer ministro belga Charles Michel, al final de una reunión del Consejo Nacional de Seguridad. “El análisis de los eventos se efectuará caso por caso en lo que se refiere al nivel de seguridad, los controles y el envío de patrullas adicionales”.

“Vivir sin miedo”

Varios anillos de seguridad iban a ejercer de filtro antes de llegar a las verjas de acceso a los aledaños del estadio. Una vez allí, los aficionados serían divididos hacia los sectores de cada una de las puertas que les correspondan según las localidades adquiridas. Ningún aficionado iba a tener acceso a una zona ni interior ni exterior del recinto que no corresponda con las de su entrada.

“En ningún momento se ha planteado que el partido se suspendiera”, admitían en la Federación. “Sabemos que son momentos difíciles, pero estamos a disposición de Federación para jugar”, reconocía Bartra. “Cuando pasan cosas así siempre hay temor, pero no podemos vivir con miedo. Ojalá no pase más algo como lo de París”, aseguraba Nolito. “Será un viaje incómodo y pesado por todo el tema de la seguridad y de los registros. Quizá estemos un poco tensos, pero no he percibido miedo en el grupo”, aseguraban desde la Federación.

Thiago resta importancia a su lesión

“Por fortuna solo estaré algunas semanas de baja”, escribió aliviado ayer en las redes sociales Thiago Alcántara. El centrocampista del Bayern tuvo que abandonar en el minuto 25 el amistoso que enfrentaba a España e Inglaterra en Alicante. Thiago sintió un chasquido en su rodilla derecha, operada, al disputar un balón y con cara de preocupación abandonó el terreno de juego. Las pruebas q

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS