Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último KO de Balotelli

El delantero del Milan, que empezaba a centrarse y tener continuidad, lleva mes y medio parado por una pubalgia y no hay fecha para su regreso

Mario Balotelli Ampliar foto
Mario Balotelli, ayer, a su llegada al cuartel general del Milan AP

Mario Balotelli parece vivir bajo la nube negra de la mala suerte. El Milan le rescató este verano y él empezó a trabajar de buena gana. Después de meses parado –el Liverpool le había apartado del equipo- bajó los cuatro-cinco kilos de peso que le sobraban y se puso al servicio de Mihajlovic. Sin rechistar y sin armar líos. Marcó un golazo de falta contra el Udinese y hasta le quitó la titularidad a Carlos Bacca. Pero no hay noticias suyas desde el 27 de septiembre.

Ese fue el último partido que disputó con el Milan. Lleva KO desde entonces. Lo que parecía una sobrecarga muscular se ha convertido en una pubalgia (dolor muy molesto en la zona del pubis y de los músculos abdominales). El tratamiento conservador al que se ha sometido el delantero italiano no ha dado resultados. Los dolores siguen aunque haya estado un mes sin correr. El pasado lunes Balotelli viajó a Copenhague a la consulta del doctor Per Holmich, uno de los especialistas en pubalgia.

El Milan redactó una nota en su página web en la que comunicaba que sus servicios médicos, junto a los del Liverpool (Balotelli está cedido hasta junio y el club inglés le paga parte del sueldo) decidirían en los próximos días el nuevo tratamiento a seguir. Sin especificar más. Entre las opciones, está la del quirófano. De operarse en los próximos días, el delantero italiano regresaría en enero. Robben, Icardi y Xabi Alonso, por ejemplo, se sometieron a operación. El tiempo de recuperación varia en función del futbolista y puede oscilar entre uno y dos meses.

No veo la hora de volver”, escribió ayer Balotelli en su Instagram. Mihajlovic contaba con recuperarlo para el 20 de noviembre. Pero tendrá que esperar. Igual que los sueños de SuperMario de volver con la selección y soñar con una convocatoria para la Eurocopa. Entre lesiones y castigos, en lo que va de 2015 el delantero italiano apenas ha disputado 730 minutos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información