Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Levante elige a Rubi

El técnico catalán dirigirá al conjunto granota en sustitución de Lucas Alcaraz

Rubi, nuevo entrenador del Levante Ampliar foto
Rubi, durante un partido con el Girona.

Joan Françesc Ferrer Sicilia, conocido como Rubi, es el elegido por el Levante para sustituir a Lucas Alcaraz en el banquillo del Ciutat de Valencia hasta el final de temporada. A los 45 años, Rubi será un nuevo debutante en Primera gracias a la confianza depositada por Manolo Salvador, el director deportivo granota que tan buen ojo ha tenido en temporadas anteriores en descubrir y promocionar entrenadores sin bagaje profesional en la máxima categoría.

Desde la llegada de Quico Catalán a la presidencia, en el escaparate del Levante han encontrado visibilidad y proyección entrenadores de escaso currículum tanto en la dirección de equipos de élite como en sus etapas de futbolistas en la que no pasaron de la Segunda B. Luis García Plaza se hizo un nombre en el fútbol en el Ciutat de València. Con el objetivo de mantenerse en Segunda ascendió al conjunto granota a Primera en su segundo año coincidiendo con el centenario del club y la temporada siguiente lo mantuvo de manera holgada. De la mano del Levante llegó después Juan Ignacio Martínez, que debutó como técnico en la máxima categoría profesional y logró situar al club de Orriols en Europa.

JIM permaneció dos temporadas en el Ciutat de València. El Levante, consolidado en Primera, cambió de parecer y consideró que el equipo necesitaba un entrenador con más prestigio y veteranía para que el club diera un paso adelante. Joaquín Caparrós hizo su papel con solvencia en un curso en el Levante y no aceptó la renovación. Posteriormente, la temporada pasada llegó Mendilibar reemplazado por Lucas Alcaraz, destituido el pasado domingo.

Tras tres entrenadores experimentados, el Levante vuelve a encomendarse a la ilusión de un debutante. El perfil de Rubi se asemeja al de Luis García y Juan Ignacio Martínez. Apenas hizo carrera como futbolista el entrenador nacido en la población barcelonesa de Vilassar de Mar. La Segunda B fue el aprendizaje de Rubi en los terrenos de juego y en los banquillos pasando en sus comienzos como técnico en el equipo de su pueblo, el Vilassar, pasando por L’ Hospitalet, Sabadell, Espanyol B, Ibiza y Benidorm. Su primera estación profesional le llegó en la temporada 2012-2013 dirigiendo al Girona al que llevó a la disputa del play off de ascenso cayendo eliminado por el Almería en la eliminatoria definitiva.

El buen hacer de Rubi en el Girona, con un fútbol ofensivo y dinámico, le valió la llamada del Barça para formar parte del cuerpo técnico de Tito Vilanova. La renuncia de Tito debido a un cáncer del que finalmente no pudo superar obligó al club culé a contratar a un nuevo técnico. Desde Argentina aterrizó en el Camp Nou el Tata Martino con su séquito de confianza, quedando relegado Rubi a un papel secundario en el vestuario del Barça. La temporada pasada regresó a los banquillos de la mano del Valladolid al que situó en la liguilla de promoción a Primera cayendo en la primera ronda con la UD Las Palmas.

Los 700.000 euros que ha tenido que pagar el Levante por rescindir el contrato de Lucas Alcaraz, permitían a la tesorería granota pocas alegrías. El sueño era el regreso de Luis García que se encuentra en los Emiratos Árabes dirigiendo al Baniyas con un suculento contrato. La falta de recursos económicos invitaba al riesgo que una vez más asume Manolo Salvador, el descubridor de talentos.