Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si no se tuerce, será la número uno”

Muguruza, sensación del tenis femenino, emprende un desafío histórico en Singapur

Conchita Martínez, Carla Suárez, Vivi Ruano y Anabel Medina analizan su juego

Garbiñe Muguruza Ampliar foto
Muguruza, durante la presentación del Masters, en Singapur. Getty

Estos días, en Singapur, un incómodo huésped. A las masas de aire caliente que se filtran entre las moles de la ciudad, tropical y abrasiva pese a la ausencia del sol, se une la calima procedente de Indonesia. Las llamas que consumen al vecino se hacen notar y enturbian un poco más el ambiente, de por sí viciado, a merced del sector industrial y los tubos de escape. Pero estos días, en medio de ese panorama grisáceo, un soplo de aire fresco y renovador, acorde al paisaje selvático que se resiste a ser engullido por el macro desarrollo de la urbe oriental.

Lo insufla Garbiñe Muguruza, que a sus 22 años, con un tenis magnético, está ventilando también el circuito femenino, cerrado a cal y canto por el hermetismo dominador de Serena Williams. No está la número uno en Singapur, sede de la lucha entre las ocho mejores raquetas de la temporada, y se abre al abanico. Es ahí donde emerge la figura lozana de Muguruza, que a partir de hoy afronta un reto histórico: conquistar la Copa de Maestras.

Desde 2001, una española no pisaba el escenario final del curso. Lo hará Garbiñe, citada primero con la checa Lucie Safarova (11.00, Teledeporte) y posteriormente, el miércoles y el viernes, con sus otras dos rivales de grupo: Petra Kvitova y la alemana Angelique Kerber. Las tres, zurdas. Aunque el escenario invita a la prudencia, Muguruza atrae estos días todas las miradas. En apenas medio año ha ascendido al número cuatro del ránking y existe unanimidad en torno a ella: endulza el presente y apunta al futuro.

“Es muy joven y su progresión está siendo muy buena. Ya ha explotado y ahora que se ha metido en la zona alta debe consolidarse y mantenerse. Ahora debe empezar a ganar títulos, porque ya está ahí”, indica Conchita Martínez, capitana de los equipos de la Copa Davis y la Fed Cup. “Es una chica muy exigente consigo misma. Siempre quiere mejorar y se crece ante las adversidades. Tiene claro que quiere estar ahí arriba y no va a parar hasta conseguirlo”, agrega la aragonesa, que participó 12 veces consecutivas (1989-2000) sin éxito.

No se asusta ante nada y tiene algunos golpes que son desbordantes”

Conchita Martínez

Se suma a la afirmación Virginia Ruano, plata en los Juegos de 2004 y 2008. “El margen de progresión de que tiene es muy grande. Viéndola jugar, viendo cómo está el tenis mundial, la verdad es que puede llegar a tocar en algún momento el número uno”, desliza Vivi; “a Serena le queda menos que a ella, por una cuestión de edad, y si no se tuerce tiene muchas opciones de llegar al primer puesto. De las jóvenes, es la que mayor margen tiene. El resto llevan unos años consolidadas, pero no han terminado de romper”.

Pendiente aún de pulir muchos aspectos de su juego, Muguruza genera unanimidad en los análisis. Es buena, muy buena, pero aún puede ser mucho mejor. “Hasta hace no mucho no era quizá tan conocida a nivel internacional, pero en España ya se sabía de ella desde hace mucho tiempo”, matiza Anabel Medina, plata en los Juegos de 2008 junto a Ruano. “Se sabía que tiene un potencial tremendo y lo ha podido demostrar en el momento en el que ha podido jugar de continuo. Hasta hace poco sufrió algunas lesiones importantes que le impidieron tener más regularidad, pero ahora ha encadenado un año muy bueno”, agrega la valenciana.

Muguruza volea en la red durante el partido de dobles. ampliar foto
Muguruza volea en la red durante el partido de dobles. Getty

“Me gusta mucho su revés, sobre todo, pero tira muy bien de los dos lados y también saca muy bien. Me parece una jugadora muy completa, aunque debe mejorar el juego a media pista”, precisa Ruano. “Ahora controla mejor las emociones y ha aprendido que debe ser positiva hasta el final. Cuando ella está fina, tiene golpes desbordantes. No se asusta ante las grandes y siempre planta cara; eso es muy positivo. Tiene una buena mentalidad, pero debe seguir trabajándola. A veces ha tenido altibajos y lo importante es la constancia”, prolonga Conchita, que este verano supervisó su evolución en Nueva York.

“Es un poco impulsiva, va a impulsos, pero está más que preparada para competir contra las más fuertes”, corrobora Carla Suárez, que este año también desfiló por el top-10, ahora en el 14º peldaño. “Destacaría su agresividad y su valentía. En todo momento sabe que tiene que tirar y no se arruga. Su agresividad es lo que más me gusta, tal vez porque eso es lo que me falta a mí...”, concede la canaria, su pareja habitual en dobles, también en Singapur.

Me quedo sobre todo con su agresividad, porque es lo que me falta a mí”

Carla Suárez

Pero, ¿qué opciones tiene Muguruza en el torneo de las maestras? “No solo dependerá de ella, pero desde luego tiene el nivel para poder dar la sorpresa aquí”, establece Carla. “Creo que tiene muchas posibilidades. En estos momentos es, sin duda, la jugadora más en forma del circuito. Los resultados de la gira asiática le han aportado mucha confianza, no está Serena y encima Sharapova llega justa del hombro”, vaticina Medina. “Es ambiciosa, muy ganadora, así que tiene opciones más que reales de hacer algo importante”, augura Ruano. “Debe mantenerse muy concentrada en todos los partidos. El hecho de que haya una fase de grupos previa le da un poco más de margen. Debe ir partido a partido, pero sobre todo debe mantener la concentración y tener claro qué quiere hacer. Es un esfuerzo extra, una semana más, pero merece la pena. Tiene que emplear las mismas armas que le han llevado hasta allí”, remata Conchita.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información