Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El infinito derbi del mar de Tasmania

Australia y Nueva Zelanda jugarán su duelo número 155 en una final inédita

Australia tras la victoria ante Argentina en el Mundial de Rugby Ampliar foto
El australiano Tatafu Polota-Nau saluda a la afición tras la victoria ante Argentina. AP

Pese al incontestable dominio del hemisferio sur, que se hará el próximo sábado (Twickenham, 17.00) con el séptimo de los ocho mundiales disputados, Australia y Nueva Zelanda discutirán la hegemonía mundial en la que será solamente la segunda final entre vecinos meridionales: los All Blacks perdieron el único precedente ante Sudáfrica en 1995. Nunca hasta este 2015, el gran duelo del sur, el de los vecinos de las antípodas, había compuesto el cartel de la final de un Mundial.

Será el cuarto asalto al trofeo para ambos, que antes han ganado dos de sus finales y perdido una. Desde que se enfrentaran por primera vez, en 1903, las camisetas negras han ganado 105 de sus 154 enfrentamientos en ese diálogo eterno entre las dos costas del mar de Tasmania.

La Bledisloe Cup, nombrada en honor del gobernador general de Nueva Zelanda que donó el trofeo en 1931, pone a prueba anualmente a ambos equipos, que se miden generalmente a doble partido dentro del Rugby Championship (el Cuatro Naciones del sur). Pese a su voz dominadora del concierto internacional, el del sábado será su primer enfrentamiento mundialista en campo neutral. Nueva Zelanda venció en su casa la semifinal de 2011, respondiendo a la victoria de los Wallabies como locales en 2003.

Australia se llevó la última edición del Rugby Championship con una victoria ante los All Blacks en Sidney (27-19) en agosto, la primera ante su vecino desde 2011. Una semana después, los Wallabies serían barridos en su visita a Auckland (41-13), quedándose otra vez sin la Bledisloe Cup, en las vitrinas neozelandesas desde 2003. Ante el oscuro presente, Australia puede esgrimir los 19 partidos que lleva invicta cuando juega un Mundial en Reino Unido, donde ya ganó en 1991 y 1999. También bicampeones (1987 y 2011), los All Blacks buscarán que el palmarés de las últimas tres décadas reconozca su dominio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información