Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Áspero Barça en el Palau

El equipo blaugrana, de la mano de Samuels y Lawal, rescata el triunfo en el esprín final ante Zielona Gora polaco (78-72)

Satoransky, ante Boost, en el Barça-Zielona. Ampliar foto
Satoransky, ante Boost, en el Barça-Zielona. EFE

El Barcelona fichó a siete jugadores este verano, ganó la Supercopa el 3 de octubre y se encontró con un rival de poca monta en su estreno europeo en el Palau Blaugrana, el Zielona Gora. Se esperaba una fiesta ante el campeón polaco, sino por todo lo alto, que tal vez sea mucho pedir a estas alturas de la incipiente de la temporada, sí al menos algo de espectáculo, solvencia por supuesto, algún alarde, alguna alegría. La realidad, sin embargo, es que el equipo de Xavi Pascual rozó el desastre /(78-72).

Jugó mal y se salvó gracias a una serie de acciones individuales de última hora, combinadas con la tiritona que le entró al Zielona cuando acabó de encontrarse definitivamente ante la insospechada posibilidad de ganar en el Palau. Fue tras un triple de Koszarek que puso el marcador en 68-71 a falta ya de menos de tres minutos para el final.

BARCELONA, 78; ZIELONA GORA, 72

Barcelona Lassa: Satoransky (10), Navarro (10), Perperoglou (8), Vezenkov (3), Tomic (5) –equipo inicial-; Pau Ribas (3), Lawal (7), Abrines (3), Samuels (23), Oleson (0) y Arroyo (6).

Zielona Gora: Koszarek (5), Reynolds J. R. (5), Mateusz Ponitka (15), Moldoveanu (14), Borovnjak (15) –equipo inicial-; Bost (5), Szewczyk (7), Gruszecki (0), Hrycaniuk (2), Zamojski (0) y Djurisic (4).

Parciales: 19-20, 24-17, 21-20 y 14-15.

Árbitros: Christodoulou (Grecia), Mantyla (Finlandia) y Hordov (Croacia).

Palau Blaugrana. 4.729 espectadores. Segunda jornada de la Euroliga. El Barcelona suma una victoria y una derrota.

Los rebotes en ataque del nigeriano Lawal, la insistencia del jamaicano Samuels, que se marcó un espléndido estreno, y los errores constantes del Zielona, y los triples de Navarro, acabaron dándole al Barcelona un sufridísimo triunfo con un último parcial de 10-1. La batalladora nueva pareja de pívots, la formada por Lawal (siete puntos y 12 rebotes) y Samuels (23 puntos, seis rebotes y cuatro tapones), le salvó la papeleta al Barcelona.

Se hubiera complicado la vida de forma extraordinaria de perder, tras su nefasto inicio en la competición europea hace una semana y su derrota en Turquía ante el Karsiyaka. Le cuesta al equipo blaugrana alcanzar unas constantes de juego, fluidez en sus ataques y, por momentos, es capaz de mostrar una vulnerabilidad asombrosa, como en su inicio de partido, 2-12, o su nuevo desplome tras los triples de Navarro y Arroyo que le dieron la máxima ventaja (51-39).

Sin el concurso de Doellman, baja, hubo varios jugadores blaugrana perdidos en combate, caso de Abrines, Arroyo, Oleson o los dos pívots que comparecieron en el quinteto titular, Vezenkov y Tomic. Los fallos en los tiros libres, hasta 12 de los 27 de los que dispuso, fueron otro lastre, así como los cinco rebotes más que sumó el Zielona. Fue un áspero Barça el que rescató al final la victoria en el Palau.

En Vitoria, el Laboral Kutxa venció, tras una prórroga, al Olympiacos por 96-89.