Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El calvario de Nzonzi

El fichaje más caro del Sevilla es citado a juicio por presunto maltrato a su pareja, se intoxicó a su llegada al club andaluz y muestra problemas de adaptación a la Liga

Nzonzi, centrocampista del Sevilla. Ampliar foto
Nzonzi, centrocampista del Sevilla.

La secretaría técnica del Sevilla realizó un detallado seguimiento de Steven Nzonzi, un centrocampista francés de 1,96 metros que jugaba al fútbol a las mil maravillas en el Stoke City. Impresionados por su juego y regularidad, los técnicos apostaron fuerte por el futbolista, también seguido muy de cerca por el Barcelona. El Sevilla no dudó en pagar nueve millones de euros por Nzonzi, que disputó los 38 partidos de la pasada temporada en la Premier. La eclosión del futbolista en el Sevilla está, sin embargo, lejos de concretarse.

Nzonzi ha mostrado detalles de calidad y ha anotado dos goles, pero su rendimiento no ha sido el esperado. En su proceso de adaptación, muchos han sido los problemas que se está viendo obligado a superar. El último es un asunto desagradable. Según publicó el pasado jueves el periódico inglés The Guardian, el centrocampista francés será sometido a juicio el próximo 22 de diciembre por presuntos malos tratos a su pareja, que lo denunció el pasado 19 de mayo por esta presunta agresión. En una vista preliminar el pasado 27 de mayo, Nzonzi se declaró inocente, pero el caso ha ido a juicio y al francés se le espera en tierras británicas para dilucidar el asunto.

Nzonzi estuvo ingresado una semana en el hospital en agosto por una fuerte intoxicación alimentaria

Nzonzi, que ha sido citado por su entrenador, Unai Emery, para el regreso del Sevilla a la Liga en Eibar (18.15, Canal Plus Liga), encadena una serie de problemas extradeportivos que le están impidiendo rendir. Primero fue el calor de Sevilla. “Se asfixiaba en los entrenamientos”, reconocen en el club. Luego, a pocos días de disputar el primer título del año, la Supercopa de Europa ante el Barcelona, Nzonzi contraía una intoxicación alimentaria grave en una fiesta organizada por del denominado clan de los franceses del Sevilla (Rami, Kakuta, Tremoulinas, Kolo, el propio Nzonzi y Gameiro). Nzonzi lo pasó muy mal, hasta el punto de que estuvo ingresado en un hospital durante una semana. “Lo pasé fatal”, reconoció el propio futbolista.

Este periodo de inactividad mermó la preparación del futbolista, que, no obstante, debutó en el primer partido de Liga con el Sevilla en Málaga. Ese día, después de jugar los 38 partidos de la pasada temporada con el Stoke City sin perderse un encuentro, Nzonzi vio dos amarillas y fue expulsado, por lo que se perdió el segundo choque de Liga ante el Atlético de Madrid. No veía una tarjeta roja desde el 29 de diciembre de 2012 en un Stoke-Southampton.

A pesar de tantos contratiempos, el cuerpo técnico del Sevilla considera que Nzonzi será fundamental en el juego del equipo ya en esta temporada. Eso sí, según estos mismos técnicos, necesita contagiarse del espíritu competitivo que Emery reclama a su equipo. Eso, y que dejen de pasarle cosas fuera del campo que afectan a su rendimiento.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información