Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francia alivia su trauma español ante Serbia

De Colo, Gobert y Fournier lideran un triunfo rotundo (81-68) que les vale la medalla de bronce

Francia alivia su trauma español ante Serbia Ampliar foto
EFE

El público volvió a llenar casi el Estadio Pierre Mauroy de Lille donde dio alas a la selección francesa en un dedicido ejercicio de recuperación anímica tras el trauma que supuso su derrota en las semifinales ante España. De Colo, en una magnífica forma durante todo el campeonato, Gobert, afianzado al fin cerca del aro serbio, y Fournier, impetuoso y certero, sometieron a una Serbia que fue de más a menos en el torneo y en el partido (81-68).

Francia, campeona hace dos años en Eslovenia por primera vez en su historia, se hizo acreedora a la medalla de bronce en Lille, la misma que alcanzó el año pasado en el Mundial. Entonces fue apartada de la final de Madrid precisamente por Serbia, arrollada por Estados Unidos en la lucha por el oro.

FRANCIA, 81; SERBIA, 68

Francia: Parker (13), De Colo (20), Batum (7), Diaw (4), Gobert (15) –equipo inicial-; Lauvergne (1), Kahudi (2), Fournier (15), Pietrus (0) y Gelabale (4).

Serbia: Teodosic (3), Markovic (8), Simonovic (3), Bjelica (12), Raduljica (11) –equipo inicial-; Kuzmic (0), Bogdanovic (14), Kalinic (1), Nedovic (9), Erceg (7) y Milutinov (0).

Parciales: 16-16, 21-16, 21-12 y 23-24.

Árbitros: Christodoulou (Grecia), Lottermoser (Alemania) y Rocha (Portugal). Señalaron una falta técnica a Djordjevic, seleccionador de Serbia.

Estadio Pierre Mauroy de Lille. 24.092 espectadores.

El equipo francés dominó el encuentro de principio a fin. Se amparó en su superioridad en el rebote, con 14 capturas más que su rival, y estuvo mucho más acertado en las transiciones y en las circulaciones de balón. La escuadra serbia sufrió el lastre de sus pérdidas y se empeñó en salir de sus baches a base de triples, pero su saldo fue pobre: 8 de 31.

De Colo, con 20 puntos al final, prendió la mecha y le dio muchos quebraderos de cabeza a Markovic. Fournier y Parker dotaron de mucha pólvora al perímetro francés. Y en la segunda parte entró en acción Rudy Gobert, un pívot con muchas facultades físicas pero al que le cuesta imponerse en ataque. Sumó 15 puntos y 14 rebotes. Serbia pagó el nefasto partido de Teodosic en ataque. El base falló sus nueve lanzamientos de campo. Markovic tampoco estuvo muy acertado y solo Bogdanovic con tres triples sin fallo y 14 puntos, Bjelica, con 12, y Raduljica, con 11, mantuvieron en algunas fases al equipo serbio.

Tras el partido, los jugadores franceses recibieron la medalla de bronce y Batum se dirigió al público para agradecerle su apoyo y expresar lo mucho que lamentaron los jugadores la derrota ante España. Y por fin, Tony Parker, en medio de la euforia del público, prometió un nuevo esfuerzo para clasificar al equipo para los Juegos Olímpicos. Tendrá que ser ganando uno de los tres torneos Preolímpicos que se disputarán en julio.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información