Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benítez se pone a la defensiva

El Madrid recibe al Betis después del empate en El Molinón y su técnico saca las uñas y dice que él no trabaja para los elogios

Rafael Benítez en el banquillo de El Molinón Ampliar foto
Rafael Benítez en el banquillo de El Molinón AFP

El Madrid no ha jugado todavía el segundo partido oficial de la temporada y su entrenador, Rafael Benítez, se ha puesto a la defensiva. Hoy recibe al Betis (22.30 Movistar +) después de dejarse dos puntos en El Molinón contra otro recién ascendido. Hasta en cinco ocasiones repitió ayer el técnico madrileño que no entiende el debate que se ha generado en torno a su equipo, ni las críticas recibidas después del empate a cero en el debut en Liga. Nunca subió el tono. Mantuvo el buen humor, incluso intentó bromear. Pero se le ve molesto. Y extrañamente sorprendido.

La semana pasada decía que no le quita el sueño tener que ganar porque sabe de sobra cuáles son las necesidades de un club como el Madrid. Ayer recurrió a una fábula de Esopo (la del hombre, el niño y el burro) para afirmar que haga lo que haga y tome las decisiones que tome, siempre se le criticará.

“Siempre se me criticará”

 “Yo entiendo que hay muchos medios y hay que estar dando noticias continuamente y que hay que aumentar las más pequeñas para que se hagan más grandes”, arrancó cuando le preguntaron por Gareth Bale y su posición en el campo. “En el caso de Bale ahora parece que ser un jugador rápido, con buen golpeo, que cabecea bien y desequilibrar, es un problema. Para mí es una bendición tenerle a él y a Isco, James, Cristiano, Benzema... Me sorprenden mucho los debates que se han creado”, continuó Benítez.

Una de sus primeras tareas de la mañana es leer todo lo que se ha publicado sobre él y el Madrid. “Empatamos a cero y la gente empezó a decir: ¡uy, defensivo! ¿Vosotros tenéis las estadísticas? El Madrid es el que más remató a puerta en la primera jornada, si tirar más a puerta que ninguno es defensivo es que yo me he perdido, me he ido al extranjero y a la vuelta he perdido el significado de las palabras del diccionario español”, afirmó.

En El Molinón, el Madrid remató 23 veces, nueve de ellas a puerta. No encontró el gol (como contra la Roma, Milan, Bayern y Valerenga) y se dejó dos puntos. En Gijón Benítez achacó el cero en el marcador a la falta de acierto en el remate, de precisión en el último pase y a las pérdidas de balones en la primera parte. “Perdimos mucho el balón porque arriesgamos en pases en los que no tendríamos que haber arriesgado”, explicó el domingo. Su Madrid no fue defensivo. Sí lo fue Danilo, el lateral derecho, en la primera parte. Y sí lo fue también Kroos que, junto a Modric, juega muy pegado a la defensa. El Madrid no fue defensivo; le faltó orden a la hora de atacar.

Yo estoy trabajando para que el equipo sea más competitivo, para que se sepa a qué juega, no para llevarme los elogios. Vamos por el camino adecuado".

RAFAEL BENÍTEZ

¿El empate contra el Sporting le ha hecho replantearse algunas cosas?, le preguntaron ayer al técnico blanco. “Yo siempre hago un análisis después de cada partido. Me sorprendió el análisis que vi sobre si el Madrid era defensivo; más teniendo en cuenta que tuvimos mucha posesión [61,3% y 74,4%] y que estuvimos toda la segunda parte en el campo rival. Sé cuáles son los aspectos que tenemos que mejorar y ya los hemos analizado. Yo estoy trabajando para que el equipo sea más competitivo, para que se sepa a qué juega, no para llevarme los elogios. Vamos por el camino adecuado”, contestó.

También repitió varias veces que él no se limita a hacer alineaciones, sino que tiene que gestionar un grupo. “El que quiera generar un debate, que lo genere. Yo gestiono un grupo pensando en la temporada no en un sólo partido. Tengo que manejar una dinámica de grupo además de las alineaciones y estoy aquí para crear automatismos. Intentaré equivocarme lo menos posible”, comentó.

Toque a Benzema

De la primera alineación se cayó James por una simple cuestión física, según comentó ayer Benítez. Entró en la segunda parte y el Madrid recuperó presencia y desborde. “James llegó más tarde que los demás por la Copa América y va un poco por detrás en la preparación, no hay más. El que quiera generar un debate, que lo genere, pero fue una simple decisión técnica”, explicó.

Si James se cayó del once en el primer partido de Liga, Benzema podría hacerlo hoy si no reacciona a las peticiones del técnico (vuelve a la convocatoria después de la lesión muscular). Benítez, que no suele hablar de individualidades, le dio un toque de atención al delantero francés. “Karim es un grandísimo jugador, estamos hablando de un delantero que hace casi todo bien, los desmarques, el juego entre líneas, las asistencias… el problema es la continuidad. Calidad tiene, ahora tenemos que conseguir que tenga continuidad, por eso le he puesto la cifra de los 25 goles [en Liga]” dijo.

En Gijón, precisamente, el Madrid echó en falta a Benzema. No tanto o no sólo por los goles sino por su juego. Es el punta que pone orden al ataque del equipo, el que filtra las jugadas. “Puestos no hay más que once y se trata de acoplar a todos de la mejor manera posible”, explicó Benítez cuando le preguntaron por la posición de Bale. “Yo defiendo la libertad de los hombres de arriba, pero luego se la doy y me decís que es un desbarajuste”, se defendió por enésima vez el técnico.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información