Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gabarra varada

La embarcación, emblema de las victorias del Athletic Club, lleva 31 años amarrada

La gabarra del Athletic Club a su llegada al Museo Marítimo de Bilbao.
La gabarra del Athletic Club a su llegada al Museo Marítimo de Bilbao.

La gabarra del Athletic Club lleva 31 años varada. La que transportó por la Ría las ilusiones explosivas de los bilbaínos cuando ganó en los años ochenta dos Ligas, una Copa y una Supercopa. Fue un directivo del equipo el que propuso sacar hacer una bajada por el río en la embarcación hasta llegar al Ayuntamiento para celebrar el título.

Seguramente, muchos pensaron que era una ocurrencia, de esas que les dan a los ministros cuando se ven acosados —que no era el caso—, una boutade, si nos ponemos exquisitos, tan acostumbrado como estaba el Athletic al camión de los festejos. Pero había precedentes. Una canción narraba el descenso de la Ría por el club Acero tras jugar una final de Copa de aficionados en Madrid. Un club de barrio metido en asuntos aristocráticos al que se le hizo hasta una canción, luego moldeada para todo aquel que ganaba algo inesperado. La idea no era una ocurrencia: Athletic, la Ría, Ayuntamiento, la santísima Trinidad bilbaína en unas horas.

Y cuando el Athletic de Javier Clemente ganó, bajó por la Ría rodeado de embarcaciones, provocando olas como en aquellos tiempos en una gabarra, embarcación de transporte de mineral de aquellos tiempos ingleses, tirada primero por mujeres a ambos márgenes de la Ría y después por un remolcador porque no tiene ni motor ni remos, solo sirgas que arrastrar.

El Athletic celebra la liga en la gabarra en 1983.
El Athletic celebra la liga en la gabarra en 1983.

Todas las tradiciones juntas, ese fue el leit motiv de aquella celebración en 1983 que sorprendió a propios y extraños. Fueron los nuevos tiempos, aunque desde 1984, la gabarra está varada en espera de acontecimientos. Descansa en el Museo Marítimo de Bilbao, junto al Palacio de Congresos, pintada para la ocasión y bien vestida, como la Penélope de Serrat, en espera de su amante. El tipo de torneo, la Supercopa, y las fechas sobre todo, han impedido que vuelva a navegar. 31 años después, sigue intacta en espera de su amante.

El Athletic celebra en la gabarra la liga de 1984.
El Athletic celebra en la gabarra la liga de 1984.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.