Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ya nadie espera a Thievy

El delantero, que la temporada pasada jugó cedido en el Almería, lleva un mes sin aparecer por la ciudad deportiva del Espanyol

Thievy, frente al Villarreal en su última temporada en Cornellà.
Thievy, frente al Villarreal en su última temporada en Cornellà. AFP

Los veranos entre Thievy y el Espanyol evocan a la película Atrapado en el tiempo, donde Bill Murray vive el mismo día cada vez que se despierta. Resulta que el delantero tenía permiso del club para presentarse dos días más tarde que el resto de sus compañeros a la pretemporada. Pero nunca apareció y ya suma 30 días de ausencia. “Le hemos enviado un burofax, un mail, de todo... Le explicamos que debía presentarse en la ciudad deportiva”, explicó hace dos semanas el presidente Joan Collet, frente a un nuevo-viejo episodio de indisciplina del francés, que busca forzar su salida del club blanquiazul aunque tenga contrato hasta 2017.

Hace dos cursos, Thievy ya se perdió unos días de entrenamiento tras disputar la Copa África. “Es un niñato”, le definió Javier Aguirre, entonces técnico del Espanyol. No se quedó ahí la cosa; la temporada pasada, Thievy no pisó Barcelona hasta que logró que el club lo cediera. “Iros a la misma mierda, Espanyol, catalanes y Cornellà entera”, publicó la novia del atacante, una vez cerrado su pase al Almería. La frase no vaticinaba un buen augurio para este verano. Y no lo fue. “Tiene un expediente abierto, pero todavía no hemos decidido la sanción. Llegaremos hasta donde haga falta”, dice Collet. El Espanyol, que sólo quiere traspasarlo, tuvo dos ofertas: una de Lokomotiv de Moscú y otra del Bani Yas de Qatar. El jugador las rechazó. Y antes, en abril, cuando el club le buscaba destino en los Emiratos Árabes, el punta salió al cruce. “Gracias Collet, pero ya tengo representante”, escribió en Twitter.

La semana pasada Thievy llamó por teléfono a Collet y le reconoció que no había actuado bien y que desea que su salida dejé un redito económico al club

“Es un chico con una educación diferente. Se crió en la calle. Es como un jaguar, está todo el tiempo en tensión y piensa que todo el mundo lo quiere perjudicar”, explican desde su entorno. La semana pasada Thievy llamó por teléfono a Collet y le reconoció que no había actuado bien y que desea que su salida dejé un redito económico al club. En Cornellà piden 1,5 millones de euros y, en principio, sería el Granada.

Por otra parte, el Espanyol continúa su preparación de cara al comienzo de la Liga. Hoy disputa frente al Betis el Ciudad de Barcelona (19.00, TV-3). “Será un partido interesante y competitivo”, explicó Sergio González, que espera por la llegada de refuerzos. “De todas formas, estoy convencido de que traeremos esas dos o tres piezas importantes para volver a ser un gran equipo”, concluyó el técnico blanquiazul.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.