Van Gaal aparta a De Gea mientras Mourinho arranca con tropiezo

El Manchester United debuta en la Premier con victoria, el meta en la grada y el anuncio de que no lo dejará salir fácilmente

David De Gea, en la grada de Old Trafford este sábado
David De Gea, en la grada de Old Trafford este sábado Michael Regan (getty) (Getty Images)

“Tenemos que pagar mucho dinero por los jugadores que queremos, así que debemos vender al mismo nivel”, reflexionó Louis Van Gaal tras el estreno liguero del Manchester United. Su equipo había superado al Tottenham Hotspur (1-0) en un partido tibio para estrenar una nueva edición de la Premier League, un duelo resuelto en la primera parte con un gol en propia meta de Kyle Walker justo cuando los dueños de Old Trafford estaban en más apuros. Pero el foco estaba sobre David de Gea y las opciones que tiene para salir antes del cierre del mercado, obviamente con el Real Madrid cortejándolo. El meta vio el partido en la grada codo a codo con Víctor Valdés, que está en la rampa de salida y ni siquiera le han asignado dorsal. “De Gea ha sido el mejor jugador del equipo durante los tres últimos años, así lo han dicho nuestros aficionados. Queremos que se quede con nosotros, pero si se va no podemos dejarle marchar fácilmente”, explicó Van Gaal, que dio su confianza a Sergio Romero, el guardameta titular de la selección argentina.

 Ocurre que el United ha buscado al sustituto antes del traspaso, con todo lo que ello supone a la hora de una negociación. Romero no jugaba un partido de liga desde el pasado 21 de diciembre. Entonces militaba en la Sampdoria. Más de sesenta veces internacional, siempre ofreció un buen tono, pero las dos últimas temporadas apenas tuvo oportunidades en el Mónaco y en Génova. Con todo, atesora ocho años de experiencia en Europa y un pasado exitoso con Van Gaal: juntos ganaron una liga holandesa con el AZ Alkmaar. En el inicio de la Premier recurrió a él y el técnico deja entrever que De Gea no jugará hasta que su continuidad esté garantizada: “Un portero necesita estar concentrado los noventa minutos y es difícil que David pueda tener ese estado en su situación actual. Nos dimos cuenta en los partidos de pretemporada”. El ex zaguero del club y ahora respetado comentarista televisivo Río Ferdinand fue contundente al respecto: “Si De Gea se va, el United puede olvidarse de la pelea por la Premier. Si se va que sea cuando su contrato acabe el próximo mes de junio, pero es que el club tampoco necesita el dinero”, estima.

Cuatro adquisiciones

Romero llegó sin mediar traspaso a Old Trafford, pero la sensación que destiló el Manchester en su inicio liguero es la de que los 98,5 millones de euros que lleva gastados este verano no han sido suficientes para armar un conjunto ganador. Van Gaal alineó a cuatro de sus adquisiciones porque junto a Romero salieron de inicio el lateral Darmian, el centrocampista Schneiderlin y Memphis Depay, que operó desde la mediapunta en perjuicio de Juan Mata, volcado hacia el flanco derecho. Apenas descolló el zaguero italiano.

En la segunda saltó al campo Schweinsteiger, el primer alemán en vestir la camiseta del United. El rendimiento del equipo fue irregular, preocupado por sacar el balón jugado desde atrás, pero premioso en la circulación, desconectado de Rooney, que vuelve a ser delantero en un puesto en el que su única alternativa es Chicharito Hernández, que vio el partido desde el banquillo.

En Stamford Bridge, el Chelsea debutó con fiasco ante el Swansea (2-2). El vigente campeón se adelantó por dos veces con afortunados goles de Óscar y Willian que no hicieron justicia a su arranque de partido, pleno de ritmo. Pero el equipo galés no perdió la cara. “Será difícil ganar a cualquier rival”, augura José Mourinho. Y el equipo galés es un hueso duro de roer. Empató una vez por mediación de Ayew y repitió con un penalti embocado por Gomis. En esa acción se fue expulsado Courtois con media hora por jugar. Al Chelsea le espera una dura prueba la próxima jornada en feudo del Manchester City.

El resto de la jornada deparó un electrizante empate (2-2) en el duelo de técnicos españoles, entre el Everton de Roberto Martínez y el recién ascendido Watford con Quique Sánchez Flores al mando. Dos viejos conocidos de la Liga, Ighalo y Aruna Koné, marcaron sendos goles para ambos equipos en un abierto final.

No le fue tan bien a los otros dos equipos ascendidos, que debutaban en casa y perdieron. El Bournemouth cayó frente al Aston Villa (0-1) y el Norwich se vio superado por el Crystal Palace, que apunta a revelación (1-1). Con mejor pie comenzó Claudio Ranieri en otro modesto, el Leicester, que superó al Sunderland (4-2) con la comodidad que da ponerse tres goles arriba antes de la media hora de partido. La primera jornada se completará con tres duelos dominicales en los que se estrenan, entre otros, Arsenal y Liverpool. El Manchester City visita mañana al West Bromwich

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción