Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ocasión de Sergi Roberto

El centrocampista del Barcelona pide la vez como lateral derecho, puesto donde le ha probado Luis Enrique en los dos últimos duelos

Sergi Roberto marca a Rooney en el reciente amistoso ante el United
Sergi Roberto marca a Rooney en el reciente amistoso ante el United AP

No hace mucho, era el ojito derecho de Luis Enrique en el filial del Barça. Siempre jugaba y siempre se requería que el esférico pasara por sus pies para dinamitar el ataque. Pero Sergi Roberto (Reus, Tarragona; 23 años) ascendió al primer equipo hace tres temporadas y no ha encontrado su silla, ni siquiera en el curso anterior con el mismo Luis Enrique. Por eso, inquieto, se reunió con el técnico al acabar el curso para preguntarle por su futuro. “Cualquiera que no tiene minutos se plantea una salida”, convino ayer el futbolista al tiempo que se sonrojaba; una costumbre natural que muestra desde que llegara al club con 14 años y de la que se mofaban con cariño pero para su enfado los compañeros de equipo. Luis Enrique, en cualquier caso, fue rotundo. “Me dijo que confiaba en mí, que tendría más oportunidades con la marcha de Xavi”, desveló Sergi Roberto. Aunque puede que tenga sus opciones de lateral derecho.

Douglas abre la puerta

Lesionado Douglas y con Aleix Vidal en la rebotica por la sanción de la FIFA hasta enero, el técnico lo ha probado en la retaguardia en los dos últimos amistosos. “Es muy inteligente y no le costará adaptarse porque los interiores del Barça tienen mucho recorrido. Y él es muy generoso en el esfuerzo”, le reconoce un entrenador de La Masia que lo conoce bien. “En el Barça B participé en algún partido como mediocentro [y en el juvenil de delantero centro], pero de lateral no había jugado nunca... Pero es una posición que no me desagrada y yo lo que quiero es jugar y ayudar al equipo”, expuso Sergi Roberto.

Es el momento de Sergi Roberto, que en la temporada 2010-11 ya disputó un partido liguero con el Barça. Lo mismo jugó en los dos siguientes ejercicios. Pero con la llegada del Tata Martino, ya con contrato del primer equipo y definido por el técnico como “el jugador bandera del club en un futuro cercano”, disputó 17 duelos de Liga, pero sólo uno de titular. “Le valoro más de lo que estoy demostrando”, admitió el argentino. Aunque la historia se repitió con Luis Enrique: 12 encuentros y cuatro de inicio. “Siempre fue muy importante desde el Cadete A hasta el filial, pero cuando llegó al primer equipo, la competencia ha sido más dura y de ahí que no haya acabado de explotar”, resuelven desde La Masia; “pero es cuestión de que le den minutos porque es, realmente, muy bueno”.

En el club siempre ofrecen la misma frase cuando se cuestiona por Roberto: “No se le ha visto un mal partido”. Pero el Camp Nou le exige ahora que sea determinante. Quizá porque al principio se le comparó con Guillermo Amor y después con Xavi. “Somos diferentes; él hace cosas que yo no haré en la vida, tiene mucha más potencia”, explicaba el excapitán azulgrana, ahora jugador del Al-Sadd catarí. “Aunque comparten demarcación, no se parecen en nada”, dicen desde la ciudad deportiva; “y Sergi Roberto sería titular en cualquier equipo de Primera”. No así en el Barcelona, donde ahora se le abre la posibilidad del lateral derecho gracias a su polivalencia. “Si de interior no tengo los minutos que deseo, pues bienvenida sea la opción jugar de pivote o atrás”, resolvió. Aunque dejó clara su preferencia: “Xavi se ha ido y Arda no podrá estar hasta enero, por lo que también tengo opciones de interior”.

El club se justifica por no recurrir la sanción de la UEFA de las ‘esteladas’

El Barça emitió un comunicado para justificar el no recurrir la sanción de la UEFA impuesta por las ‘esteladas’ de la final de la Champions, por más que fuera una promesa electoral de Josep Maria Bartomeu. “Convertimos una sanción de cierre del Camp Nou y una amenaza latente contra el club en una sanción económica mínima; fue un avance importante”, expusieron desde la entidad, que mantendrá una reunión con el organismo europeo para “evitar en un futuro la misma sanción”.

Luis Enrique fue diáfano cuando se le preguntó durante la gira norteamericana, sobre todo porque le ha hecho jugar más que a nadie (225 minutos de los 270 totales). “Tiene un potencial impresionante, visión de juego y el perfil para jugar en varias posiciones; es un recurso que utilizaremos”, dijo. Y el Lluç [merluza], como le conocen sus amigos de la cantera, sabe que es su última oportunidad en el Barça. “Me presento con muchas ganas en esta temporada. Y cuando acabe, veré los minutos que he disputado y ya valoraré la situación”, aseguró. De momento, hoy jugará en el campo de la Fiorentina (21.00 h. Canal+Liga / TV3). Aunque no se sabe si de interior o lateral.