Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Arroyo y la mutación del Barça

El base puertorriqueño de 36 años, séptimo fichaje blaugrana junto a Ribas, Perperoglou, Lawal, Diagne, Samuels y Vezenkov

Arroyo, ante Schaffartzik, en un Bayern-Galatasaray. Ampliar foto
Arroyo, ante Schaffartzik, en un Bayern-Galatasaray. CORDON PRESS

La primera temporada sin ganar al menos un título desde 2008 desencadenó una reconversión a fondo en la plantilla del Barcelona. El mismo día que se cumplía un mes de la derrota del equipo de Xavi Pascual ante el Real Madrid en el partido de Liga que culminó el ejercicio 2014-2015 en el Palau, los despachos azulgrana sellaron la sexta incorporación para el próximo curso. El puertorriqueño Carlos Arroyo, que la próxima semana cumple 36 años, pasa a formar junto al checo Satoransky, la pareja de bases del Barça.

Arroyo, formado en la Universidad de Florida, posee una larga experiencia en equipos de elite, el último de ellos el Galatasaray turco después de haber competido nueve temporadas en la NBA hasta 2011, con cierto protagonismo en Utah, Miami, Orlando y Toronto. También jugó en el Maccabi y en los últimos meses, tras desvincularse del Galatasaray, compitió con el Cangrejeros de Puerto Rico.

El juego exterior azulgrana también se beneficiará de la incorporación de Pau Ribas, el escolta de 28 años y 1,96 metros formado en la cantera del Joventut y que durante las tres últimas temporadas jugó en el Valencia Basket. Ribas, incluido en el mejor quinteto de la Liga 2014-2015, se encuentra en la lista de Sergio Scariolo para competir con la selección española en el próximo Eurobasket. Formará el trío de escoltas blaugrana junto a Navarro y Oleson.

El griego Stratos Perperoglou, de 30 años y 2,03 metros, completará la tripleta de aleros del Barcelona junto a Àlex Abrines y posiblemente Marcus Eriksson, el jugador sueco de 21 años que se lesionó gravemente la pasada temporada. Perperoglou jugó la última temporada con el Anadolu Efes y tiene tres Euroligas en su historial, dos con el Panathinaikos y una con el Olympiakos.

Creus, con un contrato de un mes, ha gestionado los relevos de Marcelinho, Hezonja, Edwin Jackson, Deshaun Thomas, Nachbar, Lampe y Pleiss

El juego interior del Barcelona se ha remozado con la incorporación ya segura de tres jugadores. Tomic contará con la colaboración del jamaicano Samardo Samuels, de 26 años y 2,06 metros, procedente del Olimpia Milano, y del senegalés Moussa Diagné, de 22 años y 2,11 metros, que la pasada temporada jugó en el Fuenlabrada.

El ala pívot Shane Lawal, nigeriano de 28 años y 2,08 metros, que ganó la última Liga italiana con el Sassari, complementará, con un estilo de juego radicalmente diferente, a Justin Doellman. A estas seis incorporaciones se añadirá el del ala-pívot Aleksandar Vezenkov, que cumplirá 20 años el 9 de agosto, y procede del Aris Salónica.

El rosario de incorporaciones rellena los huecos que dejaron las bajas de Marcelinho, Hezonja, Edwin Jackson, Deshaun Thomas, Nachbar, Lampe y Pleiss. Los fichajes han sido gestionados por Joan Creus, el secretario técnico del Barcelona que acaba contrato y que, poco antes de dar inicio el proceso electoral a la presidencia del club, fue renovado por un mes. Ahora, la directiva que preside Josep Maria Bartomeu deberá decidir si renueva a Creus.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información