Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Davis como peaje para los Juegos

La normativa olímpica exige un número mínimo de participaciones para poder ir a Río

En estos momentos, ningún tenista español cumple con los requisitos necesarios

Granollers, Ferrer, Nadal, Feliciano, Albert Costa y Verdasco posan con la Ensaladera de la Copa Davis conquistada en 2011 frente a Argentina, en la final disputada en Sevilla. Ampliar foto
Granollers, Ferrer, Nadal, Feliciano, Albert Costa y Verdasco posan con la Ensaladera de la Copa Davis conquistada en 2011 frente a Argentina, en la final disputada en Sevilla.

Para los tenistas españoles, los Juegos Olímpicos de Río pasan por la Copa Davis. Tras el batacazo en Vladivostok, frente a Rusia, volvieron a emerger las dudas, los interrogantes, las críticas por cómo se han desarrollado los acontecimientos durante el último año y por la desafección de los jugadores hacia una competición que estorba en medio de un calendario sobrecargado. Sin embargo, si los primeros espadas desean estar el próximo año en la cita olímpica de Brasil, más allá del ránking, deben cumplir los requisitos impuestos por la Federación Internacional de Tenis (ITF).

Y, en estos momentos, ninguno de los jugadores tiene una plaza asegurada. Para conseguir uno de los cuatro billetes que se otorgan a cada país, la normativa exige haber defendido al menos tres veces al equipo nacional durante el ciclo olímpico —los cuatro años que transcurren entre unos Juegos y otros—. Pero existe una excepción, ya que ITF premia la fidelidad de aquellos tenistas que a lo largo de su trayectoria hayan disputado 20 eliminatorias de la Copa Davis o la Copa Federación. Otra de las premisas impuestas es que uno de esos cruces corresponda a 2015 ó 2016.

Rafael Nadal acumula 29 presencias, pero aún debe participar en dos series más. El referente del tenis español solo ha estado presente en una de las últimas nueve series. La última vez que jugó en la Davis fue en 2013, contra Ucrania, en la Caja Mágica. Al margen de las reglas, su caso es particular, ya que la ITF incluye una eximente para los jugadores que hayan estado lesionados seis meses o más durante el ciclo olímpico. Por lo tanto, podría recibir una invitación formal para Río. Una lesión de rodilla ya le privó al de Manacor, oro en Pekín 2008, de los Juegos de Londres 2012.

Las reglas exigen haber defendido al menos tres veces al equipo nacional durante el ciclo olímpico, o dos si el tenista suma más de 20 presencias

Otro peso pesado, David Ferrer, necesita acudir al menos a una convocatoria más. El alicantino contabiliza dos presencias —semifinales y final de 2012—, pero ninguna este año. Feliciano López, el tercer español mejor posicionado en el ránking y con 29 internacionalidades, solo suma una presencia, por lo que está obligado a otra. El mismo caso de Tommy Robredo, Roberto Bautista, Pablo Andújar, Fernando Verdasco y Nicolás Almagro, aunque este grupo cuenta con dos citaciones. Marcel Granollers acumula tres, pero ninguna reciente.

Para todos ellos, por tanto, la Copa Davis es una vía y una exigencia. Dinamarca (18 al 20 de septiembre) es el siguiente compromiso para España. En esa cita, el equipo capitaneado por Conchita Martínez se juega continuar en el Grupo I del tenis mundial. En la última convocatoria, frente a Rusia, el líder fue Tommy Robredo (21 del mundo), acompañado por Pablo Andújar (35) y los doblistas Marc López y David Marrero. Frente a los nórdicos, todo apunta a que la nómina será diferente.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información