Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conchita Martínez: “Voy de frente”

La capitana del equipo español, Conchita Martínez.
La capitana del equipo español, Conchita Martínez. GETTY

Avalada por su currículo y el respaldo de los tenistas, Conchita Martínez (Monzón, Huesca; 43 años) encara un desafío mayúsculo. “Quiero que se vuelva a hablar de tenis, solo de tenis”, dice. Después de un año truculento para este deporte, la capitana afronta “a mil” el reto de recomponer un equipo dañado por una secuencia de acontecimientos esperpénticos. De aquí al domingo, España (cinco Ensaladeras, pero en Segunda División) se batirá con Rusia en la recóndita Vladivostok, a 13.000 kilómetros de casa, con el objetivo de dar un paso para volver a la élite mundial. Para la cita, enmarcada en el Fetisov Arena (5.500 espectadores), la preparadora ha citado a Tommy Robredo, Pablo Andújar, Marc López y David Marrrero.

Pregunta. En una situacion tan delicada, ¿qué le convenció para aceptar el cargo?

Respuesta. Doy el paso porque amo este deporte, porque es lo que más me gusta. Después de hablar con todos lo jugadores me convencí de que debía estar aquí y ayudar. Había que hacer por todos los medios un equipo de garantías para traernos la victoria y tener la oportunidad de volver al Grupo Mundial, que es donde se merece estar España. Hemos vivido un momento muy difícil, pero a partir de ahora debemos mirar todos hacia adelante.

Percibo implicación y compromiso. Quieren sacar esto adelante"

P. Por primera vez, una mujer en el banquillo español de la Copa Davis. ¿Qué siente?

R. Para mí es un orgullo que los jugadores me hayan elegido y me hayan aceptado. Desde la Federacion hay una apuesta firme por mí y eso era muy importante a la hora de decidir. A partir de ahí, yo tengo que corresponder, hacer mi trabajo lo mejor posible para que todo estén contentos.

P. Tardó un poco en decidirse. ¿Por qué?

R. Le pedí más tiempo al presidente porque necesitaba hablar con todos los tenistas. Hay muchos jugadores y yo quería recoger todas las opiniones y el sentir general hacia mi persona y el equipo; una vez que las tuve, di el paso. Tenía que hacerlo: ¿Y si los jugadores no me querían? Era necesario.

P. ¿Qué percibió en esa ronda de contactos?

R. Cosas muy positivas, me han animado mucho. Sobre todo he percibido implicación, que para mí era muy importante; quieren sacar esto hacia adelante. Lo que extraje, por encima de todo, es el compromiso.

Todo lo que ha pasado me entristecía. Quiero que el tenis brille"

P. Su elección genera consenso. ¿Se considera una pacificadora?

R. No, sencillamente se dan pasos para intentar que todo vuelva un poco a la normalidad. Mi llegada no es: ya está, ahora ya está todo bien, no; no es así. Esta es una nueva etapa y vamos todos a trabajar y a remar en la misma dirección por el bien del deporte español. Queremos que la gente vuelva a vibrar con el tenis y, a partir de ahí, que todo vuelva a la normalidad.

P. Machismo, la intervención del CSD, la inhabilitación de José Luis Escañuela, actas, registros, el escrito de los tenistas... ¿Qué opina de todo el embrollo que se ha producido?

R. Prefiero no responder. Me he mantenido al margen en todo momento y no va a ser diferente ahora. Soy trabajadora de la Federación, como capitana de los dos equipos, así que todo eso lógicamente me entristecía porque me encanta el tenis. Quiero que el tenis brille por todos los fantásticos jugadores que tenemos, nada más.

P. ¿Y qué piensa del papel de Gala León en todo esto?

R. No me haga estas preguntas. Lo que tenía que decir ya lo dije en su día, durante la presentación en Barcelona. Miremos hacia adelante, por favor.

Marrero, Andújar, Munar, Marc López, Conchita y Robredo. ampliar foto
Marrero, Andújar, Munar, Marc López, Conchita y Robredo. EFE

P. ¿No es necesario que la gente de tenis vuelva tomar las riendas de este deporte?

R. Yo, en realidad, no me había ido a ningún sitio. Es mi tercer año en la Copa Federación y ahora estoy dispuesta a poner mi granito de arena con los chicos. Estoy encantada de que cuenten conmigo. Yo voy de frente y voy a dar el máximo; aquí estamos, gente de tenis para que se hable de tenis.

P. ¿Cómo se prepara una eliminatoria en tan pocos días?

R. Cuando entré como capitana de la Fed Cup fue similar. No es la mejor de las maneras, pero esa experiencia me ha ayudado mucho para dar pasos más firmes ahora. He tenido muy poco tiempo y además he tenido que ocuparme de la logística, etc… Se ha hecho todo lo posible a contrarreloj.

P. ¿Qué le espera a España en Vladivostok?

R. Un cruce bajo techo, pista rápida y con un público totalmente volcado. Ellos no tienen nada que perder y vienen con varios jugadores jóvenes, con promesas que sacan bien y le pegan a la bola fuerte. Andrey Rublev apunta maneras y parece que va a ser bueno. Nosotros también venimos con un gran equipo, a pesar de que David [Ferrer] forzase hasta el último momento. No ha podido venir, pero vamos a tener nuestras opciones, seguro.

P. ¿Conviene replantear el formato para que la Davis gane atractivo?

R. Sé que están barajando varias cosas. Está claro que ha perdido… El año pasado ganó Federer con Suiza y hubo más ruido, pero deben mirarlo de forma más global y buscar un modelo que se adapte más al calendario y a los jugadores. No hablo de dinero, sino del calendario.

P. ¿Por qué no viaja Nadal a Rusia?

R. El haber perdido en Wimbledon no ayuda para nada, porque te llevas otra desilusión, otro pequeño batacazo... Él está en un periodo de descanso y de pensar qué debe hacer próximamente. Espero que cuando se ponga bien recupere su mejor nivel, pero hora mismo está confundido, pasando por algo a lo que no está acostumbrado. Puedes perder una vez o dos, pero ya han sido varias derrotas y eso le está tocando la confianza.

Nadal  está confundido. Cuando comprenda bien lo que le pasa, volverá"

P. ¿Volverá a ser el de antes?

R. Alguna vez lo había pasado mal con las lesiones y le costaba un poquito volver, pero a la que se ponía ganaba y ganaba; recuperaba el nivel enseguida y ahora le está costando mas, y eso le está generando dudas. Por regla general, es lo que le pasa a un tenista varias veces a lo largo de su carrera, pero en su caso es la primera vez. Cuando lo entienda, volverá a estar ahí. Lo único que puede hacer es trabajar duro y tener paciencia; de un día a otro hay un clic que, de repente, te hace volver a estar ahí otra vez. Lo digo, humildemente, por experiencia.

P. Ahora parece que la esperanza pasa por el circuito femenino.

R. Estamos viendo resultados muy positivos. Carla Suárez, Muguruza, las jóvenes que van subiendo... Necesitábamos que alguien tirase del carro y Carla lo hizo; entró la primera en el top-10 y eso era importante para hacerles ver a las demás que se puede llegar arriba. Y ahora, Garbiñe.

P. Muchos dicen que el futuro pasa por ella. ¿Es así?

R. Lo de ella es el fruto de un trabajo muy bien hecho durante mucho tiempo. Juega muy bien, es fuerte y tiene el convencimiento. Esto último es lo más importante.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información