Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘retiro’ prematuro de Gio dos Santos

El mexicano, de 26 años, ficha por Los Ángeles Galaxy para jugar en la MLS, donde recalan las estrellas en su ocaso futbolístico

Gio celebra un gol en el Mundial 2014.
Gio celebra un gol en el Mundial 2014. AP

Aún en etapa juvenil, a Leo Messi le inquietaba la presencia en el Barça de Giovani dos Santos. El mexicano, dos años menor que el argentino, poseía las mismas cualidades que el ahora considerado mejor jugador del mundo: zurdo, rápido, hábil y descarado. A Messi le preocupaba tanto que arriesgó a jugar un partido lesionado para no tener que ceder el puesto a Gio. “Los medios crearon una competencia. También estaba Bojan. Pero había muy buen rollo. Messi ya estaba en el primer equipo y, viniendo chicos de la cantera, siempre te pica un poco más”, reconoció Giovani en una entrevista concedida a EL PAÍS en octubre del 2013.

Con 16 años a Giovani se le abría el porvenir en el Barça y tanto profanos como entendidos aseguraban que sería una de las figuras mundiales del fútbol. Una década después, con 26 años, el mexicano, deja Europa para fichar por Los Ángeles Galaxy de la MLS de Estados Unidos, un campeonato que intenta crecer y ser visible con el fichaje de estrellas en el ocaso de sus carreras. Competirá contra los Villa, Pirlo, Lampard o Kaká y compartirá vestuario con Steve Gerrard. Gio será el tercer jugador más joven de la plantilla californiana. Los seis millones de euros que percibirá Giovani por cada una de las cuatro temporadas y media por las que firmará con la franquicia angelina, endulzarán su presencia en una competición menos exigente que cualquiera de las principales Ligas de Europa. Una decisión mal vista en México que adora a Giovani y que conquistó con su selección la medalla de oro en los Juegos de Londres en 2012.

Tal vez en la escasa exigencia propia, su indolencia, su desganada dedicación al trabajo, su narcisista exposición en las redes sociales, el haber sido un profesional bien remunerado desde la adolescencia, han ido acomodando paulatinamente las excelentes cualidades que atesora Giovani. “Cuando un jugador de su calidad ha pasado por tantos equipos, algo no cuadra”, apunta Juan Carlos Garrido, exentrenador del Villarreal y hasta hace poco técnico del Al-Ahly de Egipto. Giovani llegó a los 12 años a La Masía y se mudó a los 17 a Londres. En su último partido de blaugrana anotó tres goles ante el Murcia. El Tottenham pagó seis millones de euros al Barça. “Me fui del Barça porque no me sentía cómodo con la competencia de Bojan. Él era favorecido”, explicó Gio a este periódico los motivos de su prematuro adiós al Camp Nou. Ya en Londres, Harry Redknapp, el entrenador de los Hotspurs, le acusó de salir por las noches y de llegar tarde a los entrenamientos. “Se quejaba porque una vez salió una foto y de ahí se agarró a que salía de fiesta. Lo de la fiesta es un mito creado en torno a mí. Nunca fui de su agrado”, se justificó Giovani. Del Tottenham marchó al Ipswich Town y de ahí al Galatasaray. El paso por diferentes culturas le enriqueció como persona pero no le mejoró como jugador.

Compartirá vestuario con Gerrard y competirá contra Lampar, Villa o Kaká

Su sitio lo encontró de nuevo en la Liga, en el Racing de Santander y con Marcelino de entrenador. Cinco goles en 16 partidos sirvieron para la salvación del conjunto cántabro en la temporada 2011-2012. La siguiente pasó al Mallorca y anotó seis tantos que no valieron para evitar el descenso del club balear. El Villarreal, ya de nuevo en Primera y con Marcelino como entrenador, lo requirió, junto a Tomás Pina a cambio de 10 millones de euros. El técnico asturiano era el guía idóneo para revitalizar la carrera del mexicano. Así fue en su primera temporada de amarillo. Gio anotó 10 goles y sirvió siete asistencias contribuyendo al regreso del Villarreal a Europa. La pasada temporada, ya con su hermano Jonathan junto a él, volvió a aparecer la cara apática de Gio. Mermado por la sucesión de lesiones musculares, apenas disputó 26 encuentros de Liga, la mayoría de ellos partiendo desde el banquillo, y anotó solo un gol. El club de Roig le dio por perdido y se propuso buscarle la salida y recuperar la inversión. Por unos siete millones de euros, el mayor de los dos Santos ha sido traspasado a Los Ángeles Galaxy. Un retiro prematuro y de oro en la cálida California para Giovani.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.