Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Messi rechaza el premio al mejor jugador

El jugador que más veces había rematado a puerta en el torneo no chutó a portería una sola vez en la final

Messi abandona el campo tras caer ante Chile
Messi abandona el campo tras caer ante Chile REUTERS

Un año después de que Alemania evitase la fiesta más temida en Río de Janeiro, Messi volvió a sufrir un apagón el día más importante. El jugador que más veces había rematado a puerta en el torneo no chutó a portería una sola vez en la final. Recibió nueve faltas, pero se enredó en la trama de Sampaoli. Tras la lesión de Di María, que también debió abandonar la final del Maracaná, el diez se desconectó del partido. Leo, como hace un año, caminaba, cabizbajo, todas las miradas sobre él, quizá imaginando los titulares del domingo. Su familia, reconocida ayer en el estadio Nacional, había debido buscar refugio para evitarse problemas.

La organización le nombró mejor jugador del torneo pero Messi rechazó el premio. La prensa argentina no hace demasiado daño a la Pulga, merecedor ya de un respeto inmutable, y reserva críticas a Gerardo Martino el seleccionador, que tras el partido afirmó: “Yo creo que debió ganar Argentina. […]Vi un partido parejo de dos selecciones excelentes”. La Nación de Buenos Aires describió la derrota como una “pesadilla” y recalcó que “Argentina falló otra vez y extendió la sequía: perdió su sexta final en 22 años”. “Messi llegó a Chile para reparar una deuda. Se fue a puro dolor”, afirmó el diario deportivo Olé.

“Sería imperdonable que no ganásemos esta Copa América”, había dicho Mascherano. La generación de Messi sigue sin conquistar un título. El periodista Juan Pablo Varsky escribía en La Nación que Rusia 2018 queda demasiado lejos para borrar la frustración.

Más información