España peleará por las medallas tras batir a Montenegro

La selección de Mondelo se asegura una plaza en el preolímpico tras imponerse 75-74

Marta Xargay pelea un rebote con Jelena Skerovic
Marta Xargay pelea un rebote con Jelena SkerovicATTILA KISBENEDEK (AFP)

La historia del baloncesto se escribe a golpe de finales aleatorios en los que la suerte flirtea con ambos pretendientes hasta que dictamina su inapelable sentencia en el cruce del todo o la nada. España abrazó la victoria tras derrotar a Montenegro en un sístole y diástole sin dueño que se decidió con una fulgurante penetración a canasta y un dos más uno de Anna Cruz a falta de nueve segundos y un tapón de Alba Torrens a Vujovic sobre la bocina. El triunfo abre las puertas de la lucha por las medallas a las jugadoras de Mondelo y les otorga una plaza en el preolímpico rumbo a los Juegos de Río. En semifinales espera hoy (20.30, Tdp) Francia, que ganó anoche a Rusia 77-74.

España, 75 - Montenegro, 74

España: Palau (2), Xargay (6), Torrens (28), Nicholls (8) y N'Dour (12) —cinco inicial—; Domínguez (6), Cruz (12), Martínez (-), Gil (1) y Herrera (-).

Montenegro: Skerovic (11), Pasic (4), Jovanovic (10), Perovanovic (9) y Bjelica (5) —cinco inicial—; Popovic (), Aleksic (4), Vujovic (6), Vucetic (2) y Robinson (23).

Parciales: 16-17, 23-20, 16-15 y 20-22.

Árbitras: A. Panther (ALE), M. Mazzoni (ITA) y G. Kapitany (HUN). Eliminadas: Nicholls y N'Dour por España; Perovanovic, por Montenegro.

Pabellón: Budapest Arena: 1.000 espectadores. Cuartos de final del Eurobasket femenino.

Las campeonas de Europa cumplieron con el objetivo fundacional de la expedición gracias a la imponente actuación de Alba Torrens que, con 28 puntos, ganó el partido en ataque antes de salvaguardarlo en defensa. La brega de Laura Nicholls (16 rebotes), el sustento episódico de Astou N’Dour (12 puntos) y la providencial aparción de Anna Cruz (12 puntos) remataron entre sofocones a un rival agarrado a Angelica Robinson (23 puntos y 7 rebotes).

Acostumbradas a imponerse por arrollamiento, cuando España encuentra una oposición férrea se adentra en la espesura y comienza a jugar simultáneamente contra el rival y la ansiedad. Con ella luchó durante toda la tarde, alternado el vértigo con la prisa, hasta que derrotaron al miedo en la cuerda floja.

Alba Torrens reclamó los galones y, con 17 puntos en la primera mitad, ejerció de capitana de la tropa en el día D. Funcionaba el plan gracias al dominio en el rebote ofensivo y la vibrante dirección de Silvia Domínguez, pero los porcentajes de tiro (12 de 30 en tiros de dos y 0 de 5 en triples, al descanso) y las pérdidas de balón impidieron a las campeonas de Europa coger vuelo tras su primer estirón (28-21, m. 14, después de un contundente parcial de 12-4).

Más información
Las crónicas de todos los partidos de España
Laia Palau y Astou N’Dour: “Logramos imposibles gracias a la mentalidad”
Mundial 2014. Pioneras de plata
Eurobasket 2013. España impone su orgullo de oro

Se afianzó Montenegro al partido cimentando la resistencia en torno a sus dos torres: Iva Perovanovic y Angelica Robinson. “No me preocupa tanto la baja de Sancho Lyttle en nuestro equipo como la cantidad de nacionalizaciones que ha habido en el resto de equipos”, anunció Mondelo antes del torneo. El cruce de la verdad le dio la razón porque la estadounidense, jugadora del Perfumerías Avenida las dos últimas temporadas, fue medio Montenegro. El otro medio lo armaron entre la febril dirección de Skerovic y los puntos de la pareja Jovanovic-Perovanovic. La pívot de Podgorica sacó del partido a Astou N’Dour, que jugó lastrada por las faltas y abandonó la contienda con todo por decidir.

La ardorosa puesta en escena de España en el último cuarto pudo resolver el pulso con antelación porque había más clase y talento en el equipo de Torrens. Sin embargo, lo que parecía la salida del laberinto se convirtió en la entrada al atolladero. Anna Cruz puso el 62-52 a falta de 7m 33s para el final, pero el arrebato de Skerovic, con siete puntos consecutivos, y una técnica al banquillo español derritieron la renta acumulada y pusieron a las campeonas de Europa en la cornisa (66-67, a 2m 30s). A partir de ese instante, la resolución se convirtió en una tanda de penaltis. Un triple de Jovanovic ante Torrens desató el optimismo en Montenegro (72-74, a 20s). No se rindió España. La suerte premió su pasión.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS