Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España contra Brasil, el aire, la hierba y la leyenda

España se mide a la Brasil de Marta, la mejor de la historia

Vero Boquete, en el partido contra Costa Rica. Ampliar foto
Vero Boquete, en el partido contra Costa Rica. AFP

A España le costó respirar en su debut mundialista frente a Costa Rica. El techado Estadio Olímpico de Montreal ahogó a las jugadoras. “Es como una especie de invernadero”, tercia Vero Boquete, capitana y mediapunta de la selección española. Este volverá a ser el escenario en el segundo turno del equipo de Ignacio Quereda en el Mundial de Canadá (22.00, Teledeporte), donde se medirá a la todopoderosa Brasil de Marta, leyenda del fútbol mundial.

La falta de aire es primer elemento contra el que tendrá que luchar La Roja. Aunque lo sufrirán los dos equipos, puede que esta España novata tenga más dificultades para adaptarse. El césped artificial, que levantó a más de 50 jugadoras en contra, entre ellas Vero Boquete, y llevó a la FIFA, sin éxito, al tribunal de Derechos Humanos de Ontario, hace especial mella en el juego hilvanado de la selección. “El pase atrás es muy complicado”, advierte Vicky Losada, que con su gol a Costa Rica se convirtió en la primera española en marcar en un Mundial. El balón se frena y es difícil que ruede con velocidad. Esta adversidad también juega en contra del juego alegre de Brasil, que se estrenó con victoria ante Corea (2-0) y que aspira a ganar su primer Mundial (fue subcampeona en 2007).

Cinco balones de oro

La Canarinha pondrá sobre el terreno el único obstáculo que solo juega en contra de España. Es la delantera Marta Vieira da Silva (Dos Riachos, 29 años), considerada por muchos la mejor de la historia, y ganadora de cinco balones de oro consecutivo, desde 2006 a 2010. “En velocidad es imparable”, dice Boquete, que fue su compañera en el Tyresö, sueco, hace dos temporadas.

Brasil no es Costa Rica, y puede que experimentos como el que planteó Quereda en el estreno de España no valgan para salir ilesas del choque. El técnico pobló de mediapuntas la alineación. Natalia Pablos, la máxima goleadora española y la punta del equipo, fue desplazada a la derecha. También prescindió de un pivote defensivo como Virginia Torrecilla, una de las fijas en la fase de clasificación. Los cambios, además, llegaron después de dos meses sin disputar un amistoso. La capitana lo tiene claro: “Necesitamos como mínimo un medio defensivo, usar las bandas y tener un punto de referencia”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información