Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iguodala aplaca a LeBron

Golden State iguala la final en Cleveland gracias al jugador a quien el seleccionador de EE UU compara con Scottie Pippen

Iguodala defiende a LeBron. Ampliar foto
Iguodala defiende a LeBron. AFP

Cuando la selección de Estados Unidos ganó el Mundial hace cinco años, la figura fue Kevin Durant; y cuando dos años después conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres, contaba con tantas estrellas que no cabían en la foto, desde LeBron James y Kobe Bryant al propio Durant. Por eso, adquirieron más relieve los elogios que el seleccionador Mike Krzyzewski dedicó entonces a Andre Iguodala, al que comparó, por su estilo y su contribución al equipo, a Scottie Pippen, el lugarteniente de Michael Jordan cuando los Bulls ganaron seis anillos entre 1991 y 1998.

Cuando Iguodala está en la cancha, no solo jugamos más rápido en ataque sino que también nos hace más seguros en defensa”

Curry, base de los Warriors

Las palabras de Krzyzewski vienen como anillo al dedo, valga la redundancia, el día en que Iguodala se erige en el hombre que rehabilita a Golden State Warriors en la final de la NBA ante Cleveland Cavaliers, ahora empatada a dos. El ala-pívot de Springfield (Illinois) tuvo que esperar hasta el 19º partido de los playoffs para ser propulsado por primera vez esta temporada al equipo titular. Steve Kerr, el entrenador de los Warriors, recompuso las piezas dado mal cariz que había adquirido el asunto, ante unos Cavaliers que se habían hecho fuertes en torno al súper héroe LeBron James y sacaron rédito de su espléndida táctica defensiva. Salió Iguodala en el quinteto inicial, en lugar de Bogut, y los Warriors recuperaron la rapidez y la eficacia. Parecían haberla olvidado desde que se toparon con los Cavaliers. El equipo californiano venció por 82-103. Ninguno otro, jugando fuera, había ganado por tanta diferencia en la historia de las finales. Iguodala ha demostrado ser el defensor más efectivo de los muchos que Kerr ha utilizado para frenar a LeBron James, que estaba promediando 41 puntos y en esta ocasión se quedó en 20, con un 7 de 22 en tiros de campo.

“Su entrada tuvo todo el sentido del mundo, lo vimos como algo lógico”, comentó Stephen Curry. “En los partidos anteriores no habíamos comenzado bien. Cuando Iguodala está en la cancha, no solo jugamos más rápido en ataque sino que también nos hace más seguros en defensa porque podemos hacer buenos marcajes en la transición y cambiar el ritmo del partido”, concluyó. La estrella de los Warriors recuperó las buenas sensaciones y firmó seis asistencias 22 puntos, con cuatro triples en sus siete intentos. Iguodala sumó también 22 puntos, además de ocho rebotes.

“La clave es hacerle trabajar al máximo”

Iguodala, a sus 30 años, ha completado, estadísticamente, la peor temporada de las 11 que lleva en la NBA. Sus promedios no llegan a los diez puntos y apenas cuatro rebotes, lejos de los casi 20 puntos que promedió con los Sixers. En 2012 fue enviado a Denver y en 2013, también formando parte de un traspaso múltiple, llegó a Golden State. Preguntado sobre la defensa a LeBron, Iguodala se animó a decir: “La clave está en hacerle trabajar al máximo. Forzarlo a que haga tiros difíciles. Observas su fuerza y los pocos puntos débiles que posee y tratas de sacarlo fuera de su zona buena”.

Dureza y puntos de sutura

“No creo que la mayor diferencia fuera el quinteto o los ajustes, sino que jugamos con más dureza”, afirmó Kerr. El entrenador de los Warriors podría mantener la fórmula que utilizó, en la que dio más minutos a los jugadores exteriores en detrimento, sobre todo, de Bogut y Ezeli. La táctica dio más espacios a los interiores de los Cavaliers. Mozgov lo aprovechó para sumar 28 puntos y 10 rebotes; y Tristan Thompson, 12 puntos y 13 rebotes. Pero, en contrapartida, los Warriors recuperaron su poderío ofensivo y consiguieron reducir los daños que habían provocado en su defensa LeBron James y Matthew Dellavedova. “Jugamos mal en ataque”, reconoció LeBron, a quien le dieron varios puntos de sutura en la cabeza. El 23 de los Cavaliers, en el segundo cuarto, chocó contra la cámara de televisión de un operador de NBA TV y sufrió una brecha en la cabeza. Sangró, pero se mantuvo sin mayores problemas en el partido. “No tenemos muchas opciones a la hora de formar los equipos que salen al campo, pero estoy convencido de que encontraremos la manera de hacer ajustes que nos favorezcan”, comentó.

Dadas las bajas de Kyrie Irving, Kevin Love y Varejao, David Blatt, ha reducido las rotaciones a apenas siete jugadores, el quinteto titular más JR Smith y James Jones. Mike Miller apenas aparece y el resto de jugadores solo entraron en la cancha cuando ya todo estaba decidido. “Tenemos que compensar las bajas importantes que sufrimos, ante un rival que puede hacer perfectamente dos equipos con su banquillo. Al final, el esfuerzo se paga. Tenemos que volver a la pizarra y jugar nuestro mejor baloncesto”, concluyó el entrenador de los Cavaliers.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información