Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La orquesta de Stephen Curry trunca el solo de LeBron James

Golden State Warriors apuntilla en la prórroga (108-100) pese a los 44 puntos de la estrella de los Cleveland Cavaliers, que pierden a Irving, lesionado

NBA Final 2015: Stephen Curry y LeBron James Ampliar foto
Curry intenta arrebatarle el balón a LeBron. AFP

LeBron James jugó al solitario en Oakland y lo perdió. Por muy poco. Porque su actuación resultó asombrosa, ‘jordanesca’ y el primer partido de la final de la NBA tuvo que ser resuelto en la prórroga. El resultado premió el juego del equipo más completo, con más piezas y recursos, Golden State, frente a un rival, Cleveland, que se encomendó por completo a su líder absoluto, LeBron James. Golden State arrasó en la prórroga (10-2) y ganó por 108-100. Stephen Curry exhibió de nuevo las maneras que le han llevado a ser elegido el MVP de la temporada. Pero si los Warriors ganaron fue porque explotaron a fondo su mayor potencial como equipo.

GOLDEN STATE, 108; CLEVELAND, 100

Los Warriors dominan la final por 1-0

Golden State Warriors: Curry (26), Klay Thompson (21), Barnes (11), Draymond Green (12), Bogut (4) –equipo inicial-; Iguodala (15), Livingston (4), Ezeli (5), Barbosa (2) y Speights (8).

Cleveland Cavaliers: Irving (23), Shumpert (6), LeBron James (44), Tristan Thompson (2), Mozgov (16) –equipo inicial-; JR Smith (9), James Jones (0) y Dellavedova (0).

Parciales: 19-29, 29-22, 25-22, 25-25 y en la prórroga: 10-2

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

LeBron, además de exhausto, se quedó definitivamente solo cuando Kyrie Irving tuvo que dejar la cancha, de nuevo lesionado tras resbalar y caer sobre su propia pierna cuando faltaban dos minutos. El partido empezaba ya a estar visto para sentencia. A los Cavaliers no les salía nada de lo que intentaban en los cinco minutos adicionales. Solo anotaron dos puntos, al final, cuando ya no tenían nada que hacer. Su saldo en la prórroga fue desolador: dos puntos, una canasta en 10 lanzamientos y, probablemente, lo que todavía puede ser peor: la lesión de Kyrie Irving.

Si el base, que ya venía actuando con dolores en una rodilla, no se recupera, su equipo quedará muy disminuido, teniendo en cuenta que ya afronta estas finales privado del concurso de otra pieza básica como Kevin Love.

El partido de LeBron fue memorable: 44 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias. Se quedó a cinco puntos de la máxima anotación de su carrera en un partido de ‘playoffs’. Lanzó 38 tiros de campo, más que nunca en unos ‘playoffs’. Y llevó de cabeza a la defensa de los Warriors. Primero fue Harrison Barnes quien se encargó de él. Durante alguna fase se emparejó con Draymond Green. Y finalmente fue Iguodala quien se enganchó al 23 de los Cavaliers.

Iguodala fue una de las piezas importantes en el triunfo de los Warriors. Defendió con acierto a LeBron y, además, obtuvo 15 puntos, con algunas canastas de muchísimo mérito. El banquillo del equipo de Steve Kerr fue otro factor decisivo. Speights, que reapareció tras ocho partidos de ausencia a causa de una lesión, logró equilibrar ligeramente el dominio inicial de Mozgov y Tristan Thompson cerca del aro.

La lesion de Kyrie Irving
La jugada de la lesión de Kyrie Irving. AP

Los cinco jugadores que Kerr hizo salir desde el banquillo sumaron 34 puntos y 19 rebotes, un auténtico tesoro si se compara con los 9 puntos, todos de JR Smith, y 6 rebotes que aportaron para los Cavaliers los tres únicos jugadores con los que David Blatt oxigenó al quinteto titular de los Cavaliers.

LeBron y Curry se emparejaron solo en algunos momentos fugaces pero importantes del partido. Shumpert fue quien se encargó la mayor parte del tiempo del marcaje de Curry. Los Cavaliers arrancaron mucho mejor y llegaron a disponer de ventajas de hasta 14 puntos (15-29). Pero los Warriors se rehicieron, sobre todo después que ambos entrenadores dieran entrada a las segundas unidades.

La primera vez que remontaron los Warriors se produjo precisamente en un intercambio de lanzamientos de las estrellas de ambos equipos. LeBron lanzó un triple que no tocó ni aro y Curry respondió con un triple anotando dos triples casi consecutivos que pusieron el 39-36 en el marcador.

No se arrugaron los Cavaliers ni LeBron. La igualdad se mantuvo hasta los últimos minutos, que fueron trepidantes. Curry también se marcó un ‘air-ball’, pero acto seguido volvió a anotar un triple cuando era defendido por LeBron y puso el 94-93 a falta de poco más de tres minutos.

Tras unas serie de intercambios de fallos y un triple de LeBron que empató el partido a 96, Curry volvió a anotar (98-96) a falta de 49 segundos, y Mozgov, con dos tiros libres, empató a 98 a falta de 31 segundos. En la última penúltima jugada, Curry decidió efectuar una penetración pero, cuando parecía que tenía una bandeja fácil, Irving le puso un tapó por detrás. Aun dio tiempo para que LeBron y Shumpert fallaran dos tiros, aunque ya a la desesperada.

Y en la prórroga, los Warriors fueron muy superiores a unos Cavaliers desfondados e imprecisos. Ganaron los Warriors y un dato define buena parte de lo que fue el partido: LeBron lanzó más veces (38) que Curry y Klay Thompson juntos (34). La orquesta de los Warriors fue superior al solo de LeBron.

EL CALENDARIO DE LA FINAL

1er partido. 5 de junio. Golden State, 108; Cleveland, 100 (1-0)

2º partido. 8 de junio. Golden State-Cleveland (02.00)

3er partido. 10 de junio. Cleveland-Golden State (03.00)

4º partido. 12 de junio. Cleveland-Golden State (03.00)

5º partido. 15 de junio. Golden State-Cleveland (02.00)

6º partido. 17 de junio. Cleveland-Golden State (03.00)

7º partido. 20 de junio. Golden State-Cleveland (03.00)

& El quinto, sexto y séptimo partidos se jugarán en el caso de ser necesarios en una final al mejor de siete.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información