Rafa Benítez: “Adaptaré mi sistema a la calidad de estos jugadores”

El nuevo entrenador del Madrid admite que no tendrá poderes de director deportivo. El Madrileño apenas puede contener las lágrimas en su presentación.

Rafa Benítez, junto a Florentino Pérez, durante su presentaciónFoto: atlas | Vídeo: A. Ruesga / El País-LIVE!

“Bienvenido de nuevo a tu casa”, le dijo el presidente, Florentino Pérez, dibujando una sonrisa de goma en su semblante del jugador de póker. Se bajó del estrado y cedió su lugar al interpelado, el nuevo entrenador del Madrid, presentado este mediodía en el palco del Bernabéu. Después de más de 20 años de ausencia, Rafa Benítez se aferró al atril, tomó la palabra, y cuando abrió la boca el sonido que salió de su garganta se ahogó en un nudo de nervios. Musitó algo. Hizo un ademán señalando a la hierba iluminada por el sol. Dijo “mi casa” y en ese instante se quebró. Los ojos se le llenaron de lágrimas y debió interrumpir su alocución. Estaba emocionado.

Más información
La trayectoria de Rafa Benítez en imágenes
Compara todos los entrenadores de Florentino
Benítez dice adiós al Napolés

“Es un día especial”, dijo. “Muy emocionante. Me acordaba de cuando entrenábamos en el Bernabéu: donde ahora está la tienda de Adidas había un campito de tierra”. Sus recuerdos se remontaron a la etapa que fue de 1993 a 1995, cuando fue técnico de la cantera y ocasionalmente ejerció de segundo de Vicente del Bosque en casos de emergencia del primer equipo.

Benítez atravesaba uno de los peores momentos de su carrera como entrenador cuando le llamó el Madrid, hace unos días. Aurelio de Laurentis, el dueño del Nápoles, le había anunciado que no le renovaría. Así es que, cuando llegaron los heraldos de Florentino Pérez con su oferta de tres años de contrato, no impuso condiciones. Aceptó. Aunque, en esta ocasión, solo le propusieron ser entrenador de una plantilla diseñada por otros. “Llevo muchos años en el fútbol con experiencia trabajando en distintas estructuras”, admitió, con toda sinceridad. “Yo vengo aquí a ser entrenador, a estar a disposición del club, a trabajar con toda la ilusión del mundo con la plantilla que tenga”.

“Indudablemente”, prosiguió, “un entrenador siempre da su opinión pero el club tiene una estructura. No me preocupa lo más mínimo porque la plantilla tiene tanta calidad que trataré de sacarle el máximo a esos jugadores y si viene algún jugador perfecto, pero sobre todo sacarle el máximo a estos que son muy buenos”.

Alertados sobre los precedentes que evidencian que los equipos de Benítez tienden a funcionar de un modo mecánico y conservador, algunos periodistas le preguntarían cómo quería que jugara su Madrid. “Tengo una gran plantilla”, respondió. “Más que hablar de si voy a jugar de una manera o de otra el Madrid tiene que jugar lo mejor posible para poder ganar y tener una idea clara de qué es lo que quiere hacer. Independientemente de usar un sistema u otro. Debe ser un equipo competitivo, que trate de jugar bien al fútbol, y que busque siempre ganar. Cuando tienes un equipo de tanta calidad debes atacar, marcar goles y tratar de ganar, a ser posible, jugando bien”.

“Dicen que soy defensivo”, lamentó. “Pero hemos metido 104 goles esta temporada, récord de la historia del Nápoles en dos veces sucesivas… A mí, el Madrid que juega bien y gana me gusta siempre. Espero que el nuestro sea así, que divierta a los aficionados y que pueda ganar partidos y títulos”.

“Indudablemente”, dijo, en relación a la adaptación de su modelo de trabajo, “esta es la plantilla de más calidad que he tenido. Dentro del método de trabajo hay que distinguir el sistema de juego y la forma de jugar. Nuestro método es entrenar el 80% con balón y el 20% sin balón para compensar las posibles deficiencias que haya, y darle prioridad al balón en todo lo que hagamos y especialmente en los partidos. Ese es nuestro modo de trabajar con control, con rigor, empleando la ciencia e interactuando hablar con los jugadores para saber sus sensaciones. Vamos a mantener este método porque nos ha permitido llegar aquí ganando trofeos. Luego, respecto a la forma de jugar, no es lo mismo tener estos jugadores que los jugadores de otros equipos en los que he trabajado. Indudablemente te tienes que adaptar a nivel de sistema y, sobre todo, mantener una actitud y una mentalidad ofensiva buscando el equilibrio en la fase defensiva, que es lo que buscamos todos los entrenadores”.

Benítez se negó a opinar de Casillas cuando le inquirieron sobre sus preferencias en la portería. Elogió la labor y la persona de su predecesor, Carlo Ancelotti, y dijo que estaría satisfecho con solo sacar a relucir las virtudes que había mostrado el equipo en los años pasados.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS