Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cuatro errores de Márquez en Mugello

El de Honda saldrá desde la 13ª posición al encadenar una serie de fallos este sábado

Márquez vuelve a la pista tras caer este sábado. Ampliar foto
Márquez vuelve a la pista tras caer este sábado. EFE

Dice Marc Márquez que estaba tan concentrado en mejorar la moto, en trabajar pensando sólo en la carrera del domingo, que se olvidó de cambiar el neumático durante la tercera sesión de los libres celebrada este sábado por la mañana. Y es ese tercer entrenamiento el que conforma el listado de los diez pilotos más rápidos que acceden directamente a la Q2, la sesión de clasificación definitiva en la que se decide la pole. Y es el neumático nuevo el que te da la posibilidad de mejorar el tiempo en los últimos minutos, como hacen todos. El campeón del mundo hizo toda la sesión con la misma goma (16 vueltas, dos paradas) y llegado el momento decisivo fue bajando posiciones –a dos minutos tenía el sexto mejor tiempo– hasta que los tiempos de Crutchlow, Pirro y, finalmente, Pedrosa, le sentenciaron. Terminó el 11º. “Cometí un error”, admitió.

Fue el primer error de otros tantos. La causa de todos sus males en este sábado de carreras en el que parecía haber arrancado con una moto algo menos nerviosa y más fácil de llevar gracias al trabajo realizado con la electrónica. El día lo terminaría en la 13ª posición. Y este domingo deberá salir desde la quinta línea de la parrilla.

Durante el cuarto entrenamiento libre, que no sirve más que para prepararse para la carrera –trabajar en el ritmo, probar los neumáticos, sacar conclusiones sobre el ritmo de cada uno– Márquez sufrió una caída. Y no dio más que diez vueltas. No tuvo mayores consecuencias. Se sacudió el polvo y empezó la Q1. Tenía que hacerla con un solo neumático, esa era la estrategia –“Queríamos guardarnos dos gomas nuevas para la Q2”–, de modo que el primer giro era crucial para determinar el éxito de esa apuesta. Con el neumático fresco, impoluto, falló. La moto le zarandeó en San Donato, la primera curva, y perdió aquel primer intento. Hizo dos vueltas más, y logró colocarse sólo por detrás de Aleix Espargaró, el más rápido. El tiempo no era nada excepcional, pero aún así vio sentado en su box el final de la sesión. Confiando en que nadie pudiera superarle. Otro fallo.

Me da rabia porque el resultado tapa el trabajo del fin de semana y no demuestra dónde estamos realmente”

Marc Márquez, piloto de Honda

Aquella era la estrategia. Y a nadie se le ocurrió cambiar el paso: “Había salido tarde para evitar tráfico en la pista y luego quizá he insistido demasiado con el mismo neumático. Cuando he entrado al garaje ya no quedaba tiempo para probar una segunda vez”, reconoce el piloto de Honda. Fue Yonny Hernández, con un giro redondo, quien le dejó (de nuevo) fuera de la Q2 y en el último suspiro. Márquez, objetivo de todas las cámaras, dio un puñetazo e hizo mutis por el foro. “Es el peor sábado desde que estoy en MotoGP. Estaba enfadado por todo, pero especialmente conmigo mismo. Cuando se te junta todo en un día acabas perdiendo la paciencia... Me da rabia porque el resultado tapa todo el trabajo que hemos hecho durante el fin de semana y no demuestra dónde estamos realmente”, resuelve el español, que tiene una buena papeleta este domingo.

Pese a todo, pasado el mosqueo, Márquez se mostró optimista: deberá hacer una muy buena salida, y si lo logra se ve capaz de pelear con los más rápidos: “Tengo un buen ritmo y me siento mejor con la moto”. Quizá no alcance a Lorenzo, con mejor ritmo que nadie, pero confía en cazar “a las Ducati” –Iannone, desde la pole, y Dovizioso, tercero, tienen mucho que decir en esta carrera– aunque admite que no será fácil. “No descartamos nada. Mañana no se cierra el Mundial, pero cuantos más puntos vaya perdiendo más pendiente tendrá la subida”, cierra.

Sus rivales lo tienen claro: “No se le puede perder de vista, tiene un gran ritmo”, advierte Rossi. “Creo que querrá estar al menos entre los cinco primeros tras la primera vuelta”, apunta Iannone, que añade: “La primera curva puede ser peligrosa”. Y tercia Dovizioso: “Marc es agresivo, pero aunque parezca que a veces va sobrepasado suele tener el tener el control de la moto; aún así, salir 13º condicionará su carrera: tiene a muchos pilotos con un buen ritmo por delante”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información