Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saric mete al Barça en la final

El equipo blaugrana supera al Kielce (33-28) y disputará su novena Copa de Europa de balonmano ante el Veszprem de Ortega y Nagy

Karabatic lanza, entre Tkaczyk y Buntic. Ampliar foto
Karabatic lanza, entre Tkaczyk y Buntic. EFE

El Barcelona jugará hoy en Colonia por su novena Copa de Europa de balonmano ante el Veszprem de Hungría (18.30, Tdp y TV-3). El equipo azulgrana derrotó al Kielce por 33-28 y el Veszprem, que dirige el español Antonio Carlos Ortega y en el que juegan Ugalde, Chema Rodríguez y el exblaugrana Nagy, dio la sorpresa al derrotar al Kiel alemán por 27-31.

La escuadra de Xavi Pascual ascendió el penúltimo peldaño gracias sobre todo a dos hombres: el portero Saric en defensa y el lateral zurdo Karabatic en ataque. Ambos lideraron la recuperación de su equipo en los momentos de zozobra ante el Kielce polaco.

BARCELONA, 33; KIELCE, 28

Barcelona: Pérez de Vargas, Víctor Tomás (3), Lazarov (7, 2 de penalti), Sorhaindo (2), Raúl Entrerríos (2), Karabatic (8) y Sigurdsson (5) –equipo inicial- Saric, Viran Morros, Rutenka, Gurbindo, Noddesbo (4) y Dani Sarmiento (2).

Tauron Kielce: Sego, Strlek (2), Tkaczyk (2), Chrapkowski (1), Musa, Buntic (2) y Cupic (3) -equipo inicial- Szmal, Julen Aguinagalde (3), Bielecki (7,2p), Michal Jurecki (1), Zorman, Reichmann (2), Lijewski (2), Jachlewski (1) y Rosinski (1).

Parciales: (cada diez minutos) 4-3, 10-6, 16-14 (descanso); 22-21, 28-26 y 33-28.

Árbitros: Renars Licis y Zigmars Stolarovs (LAT). Excluyeron por dos minutos a Karabatic, Musa y Buntic, todos ellos en dos ocasiones.

Encuentro correspondiente a la primera semifinal de la Final Four de la Liga de Campeones disputada en el Lanxess Arena de Colonia. 19.250 espectadores.

Las intermitencias de su juego hicieron planear de nuevo en el ambiente una posible repetición del batacazo que se llevaron los jugadores blaugrana el año pasado. Entonces perdieron la semifinal ante el Flensburg alemán un partido que dominaban por seis goles a falta de ocho minutos. Esta vez, la pájara del Barcelona se produjo al inicio del segundo tiempo. Encajó un parcial de 1-6 y el Kielce pasó del 19-14 a forzar constantes empates. Y así hasta que faltaban 12 minutos para el final.

Saric, que relevó a Gonzalo Pérez de Vargas en el segundo tiempo, evitó el 25-26 con una doble parada. Y a partir de ahí, la calidad, el acierto y el dominio del escenario del portero bosnio, renovó la confianza y la eficacia de su equipo. Karabatic, que en los primeros minutos de la segunda parte no jugó en las fases defensivas porque sufrió dos exclusiones en el primer tiempo, volvió a hacer de las suyas en ataque.

El Barcelona, con menos errores, menos pérdidas, más rápido en las transiciones, volvió a abrir brecha. El Kielce notó la ausencia de Aguinagalde en la segunda parte. El pívot de Irún jugó el primer tramo de partido visiblemente mermado a causa de una lesión muscular. Hasta que en el minuto 24 acabó de romperse y ya no pudo hacer otra cosa que animar a sus compañeros desde el banquillo.

Nagy lanza sobre la portería del Kiel. ampliar foto
Nagy lanza sobre la portería del Kiel. EFE

Saric redondeó su espléndida actuación al detenerle un penalti a Bielicki, el cañonero del Kielce, con 31-27 en el marcador y cuando solo quedaban ya tres minutos para el final. Nodesbo anotó en la siguiente acción y el Barcelona sentenció.

“Las cosas salen, el equipo sigue con hambre. Ahora, tenemos que rematar”, afirmó exultante Daniel Saric. El equipo azulgrana disputará su 13ª final en la Copa de Europa. La última que ganó fue en 2011, ante el Ciudad Real. Xavi Pascual, el entrenador del Barcelona, explicó: “Nos ha salido lo que queríamos, que era ganar. Sabíamos que nos cambiarían el sistema defensivo y hemos sabido adaptarnos a las situaciones que nos han planteado. Ahora tenemos que repetir en la final”.

KIEL, 27; VESZPREM, 31

Kiel: Palicka, Dahmke (3), Jicha (2), Palmarsson (9), Rene Toft Hansen (2), Weinhold (1) y Ekberg –equipo inicial- Ege, Cañellas (5, 3 de penalti), Vujin (2), Duvnjak, Wiencek, Sprenger (3) y Lauge.

Veszprem: Mikler, Chema Rodríguez, Sulic (4), Nagy (7), Terzic, Marguc e Ivancsik (7,1p) -equipo titular- Alilovic, Momir Ilic (8, 4 de penalti), Nilsson (2), Gulyas, Zeitz (1), Lekai (2) y Schuch.

Parciales. Cada diez minutos: 5-2, 8-7, 13-13 (descanso); 17-21, 23-27 y 27-31.

Árbitros: Gjorgji Nachevski y Slave Nikovi (Macedonia). Expulsaron por acumulación de exclusiones a Sulic (min.51). Además, sancionador con dos minutos a Jicha, Dahmke, R. T. Hansen (2) y Palmarsson (2) por parte del Kiel y a Terzic (2) y Nagy por parte del Veszprem.

Segunda semifinal de la Final Four de la Liga de Campeones. Lanxess Arena de Colonia ante 19.250 espectadores.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información