Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rico, el niño que se hizo hombre

El joven portero del Sevilla afronta su primera gran reválida en la final de la Liga Europa, escenario de leyenda para compañeros como Palop o Beto

Sergio Rico, ante Matías Fernández en las semifinales frente a la Friorentina. Ampliar foto
Sergio Rico, ante Matías Fernández en las semifinales frente a la Friorentina.

A Sergio Rico (Sevilla, 1993) no lo reconocían los aficionados del Sevilla hace apenas tres meses cuando paseaba por el centro de la ciudad con su novia. Ahora se ha convertido en un puntal del equipo andaluz en un puesto tan especial como es el de la portería. Con su 1,95 y su cara de niño, Sergio se ha ganado el respeto de todos sus compañeros. “Ahora ya nos grita en el área”, reconoce Kolo, otro joven valor del Sevilla. El defensa francés será titular en la final de la Liga Europa ante el Dnipro. También lo será Sergio después de que un choque entre Benzema y Beto dejara destrozado el hombro del portero portugués el pasado cuatro de febrero. “Es una bendición para el Sevilla tener a estos porteros. El entrenador decidirá quién jugará. Soy una opción válida, pero reconozco que Sergio está preparado para jugar”, admite Beto, el héroe de Turín en la pasada temporada, cuando detuvo dos penaltis a Cardozo y Rodrigo, del Benfica, que acabaron por darle el título al conjunto andaluz. Un año después, todos los ojos estarán puestos en Sergio.

“Lo he visto trabajar muy bien y ha crecido bastante a lo largo de estos meses porque ha contado con el apoyo de todo el mundo. Yo el primero. Me alegro mucho por él”, afirma Beto de Sergio, un portero gigante que asombra por la calidad de sus reflejos. “Es muy rápido para su altura”, añade su compañero, recuperado de su lesión, superado por Sergio en la pelea por la titularidad. “Todos estamos muy tranquilos con él. Es un portero de garantías que ha comenzado a mandarnos”, ratifica su compañero Diogo.

Ha crecido mucho con la ayuda de todos y está a un gran nivel", afirma Beto

Sergio ha tenido una fantástica actuación en esta Liga Europa. Emery ha apostado por él por delante de Barbosa, guardameta fichado de la UD Las Palmas para ser suplente de Beto. Sergio jugó tres partidos de la fase de grupos y todas las eliminatorias ante Borussia, Villarreal, Zenit y Fiorentina. Educado y callado, del barrio de Montequinto, el Sevilla lo protege con mimo, hasta el punto de que no le permite conceder entrevistas. Lo cuida también Coke, uno de los capitanes. Sus novias son amigas.

Sergio Rico llegó al club con siete años. “Ha sido titular en todos los escalafones inferiores. Es un chico de carácter muy tranquilo y eso le ayuda”, añade Pablo Blanco coordinador de los escalafones inferiores del Sevilla.

No tengo ninguna duda de que Sergio estará en la final a la altura que se le requiere", dice Palop

Sergio Rico llegó a coincidir con su ídolo en la portería, Andrés Palop. Un nombre mítico en la historia del Sevilla, protagonista del título de la Copa de la UEFA Glasgow ganado en la tanda de penaltis al Espanyol. Palop detuvo tres penaltis. “Sergio ha sabido esperar y aprovechar su oportunidad. Se ha puesto una coraza, por lo que toda información positiva o alguna negativa que pueda llegarle no le afecta”, comenta el propio Palop, buen conocedor de la realidad que rodea a Sergio Rico.

“Sergio tiene un objetivo muy claro y no es otro que consolidarse en la élite”, añade el que fuera jugador del Sevilla entre 2005 y 2013, ganando seis títulos con la entidad andaluza.

“En sus participaciones a lo largo de la temporada ha cumplido con creces. Es un portero de mucho futuro y si le siguen dando confianza el Sevilla tendrá portero para el futuro”, proclama Palop, quien no tiene dudas en torno a la actuación del joven portero en al final. “Ante el Dnipro volverá a estar a la altura que se le requiere. No tengo ninguna duda”, afirma.

Sergio ha jugado 21 partidos de Liga, 10 de la Liga Europa y cinco de la Copa del Rey. Ha superado sus dudas iniciales para convertirse en un guardameta de garantías, que puede pasar a la historia de la entidad con la conquista de la cuarta copa de la UEFA. En Varsovia estará en la portería un chaval tranquilo, sevillista por los cuatro costados y con ganas de tocar la gloria. Como su ídolo Palop y su compañero Beto. Ha aprendido tanto, que los técnicos de la selección nacional, con Vicente del Bosque a la cabeza, lo han llamado para ser el tercer portero en los próximos duelos de España ante Costa Rica y Bielorrusia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información