Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona, campeón de Liga

El equipo de Luis Enrique canta el alirón tras otra genialidad de Messi que derrota al Atlético

El Barcelona gana la Liga Ampliar foto
Los jugadores del Barça celebran el gol de Messi AP

El Barcelona ha conquistado este domingo su 23º título de Liga tras vencer al Atlético en el estadio Calderón. Lo logró tras otra obra maestra de Messi, que marcó su 41 tanto de la temporada en la Liga tras una pared con Pedro. Es la séptima Liga de Messi, de 27 años, desde que debutó en el cuadro azulgrana. El Barça dominó el encuentro a su antojo, imponiendo la sobriedad defensiva que lo ha convertido en el menos goleado del campeonato (19). Neymar alegró la primera parte con dos caños seguidos en el centro del campo, uno a Arda y otro a Mario Suárez. El ritmo fue lento en el primer periodo, reservándose ambos equipos, pensando que ya quemarían las naves para más tarde. El árbitro, Undiano Mallenco, no señaló como penalti unas manos de Juanfran dentro del área. El Atlético entró con mucha energía al campo, obligando a intervenir con acierto a Bravo en una par de ocasiones, pero el equipo de Simeone fue apagándose a medida que el Barça iba imponiendo su superioridad técnica. La defensa azulgrana le tomó la medida a la delantera rojiblanca, Fernando Torres y Griezmann. Messi lideró como siempre el ataque blaugrana, con la novedad esta vez de Pedro en lugar de Luis Suárez, reservado por Luis Enrique por una sobrecarga muscular. Las ocasiones se acumularon en torno a la portería de Oblak, que resolvió con aplomo un disparo envenenado de Dani Alves desde fuera del área. Mientras se adelantaba el Madrid en Cornellà, el Barça empezó a impacientarse, Luis Enrique hablaba con su segundo, Unzue, en busca de soluciones cuando, de repente, reapareció El Genio. Messi pidió el balón al borde del área rojiblanca, ligeramente tirado a la izquierda. Se la entregó Jordi Alba, faltaría más. Leo buscó una pared con Pedro, que le esperaba en el interior del área. El canario le devolvió el cuero y Messi, entre una nube de defensores, encontró un huequecito para sorprender a Oblak.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información