Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal derrota a Kevin Johnson en su estreno en el Masters de Madrid

Sin fisuras, el español se impone por (6-4 y 6-3) al estadounidense y se medirá a Bolelli

Mutua Madrid Open
Nadal celebra un punto ante Johnson. EFE

Una tarjeta prácticamente inmaculada. 6-4 y 6-3 en solo 74 minutos de partido contra Steve Johnson. Un aperitivo para una tarde que exigía corrección y pocos alardes, evitar cualquier sobresalto. Pretende Rafael Nadal extrapolar el pasado al presente, es decir, regenerarse y volver a ser el que era. Y eso, como trata de subrayar él mismo, solo se logra a partir del día, suma a suma, escalón a escalón. Después de subir uno en Montecarlo descendió de golpe dos en Barcelona; ahora, en Madrid, arropado por la grada, busca enderezar el rumbo y qué mejor que una buena puesta en escena, sin dudas ni tembleques.

Las cosas van a salir bien; no sé si será en este torneo, el siguiente o en un año, pero saldrán"

“Altibajos hay siempre. Los han tenido todos y los he tenido yo”, respondió en la sala de prensa cuando le preguntaron cómo se encuentra. “Este año está siendo más irregular de lo que me gustaría, pero lo acepto e intento trabajar para recuperar confianza. Hay que seguir trabajando hasta que las cosas salgan bien. Estoy convencido de que van a salir bien; no sé si será en este torneo, el siguiente o dentro de un año, pero saldrán. Falta recuperar la tranquilidad, la calma. Sé que tarde o temprano la voy a recuperar”, aseguró Nadal.

Frente al juego directo que le propuso Johnson, un producto de la factoría estadounidense de pegadores instalado en el 54º puesto del ránking, él replicó con la receta de la fiabilidad (83% de puntos ganados al primer servicio y 82% al segundo) y varios golpes de autor. No entregó su saque, castigó el de su adversario con tres rupturas y ofreció una serie de brochazos que suponen un buen baño de autoestima y le permitieron volver a apretar el puño izquierdo en este periodo de carestía anímica que le persigue desde hace casi un año.

“Es un tema de actitud. Intento ser positivo y valorar los pequeños momentos. Hay que celebrar los pequeños avances que uno hace. Los he celebrado porque necesito celebrar, necesito energía positiva y contagiar al público. Si uno no se anima, no hay forma”, indicó el de Manacor, que alejó a Johnson de la línea, no le ofreció golpes francos y atacó una y otra vez su revés de gelatina. “He salido a hacer un partido lógico, sin complicaciones”, admitió. “He intentado hacer las cosas fáciles. Sé lo que es venir de un resultado difícil y lo que he intentado es ir de menos a más. He intentado hacer que la bola intermedia haga daño. Mi bola de crucero no hacía daño al rival y es vital para mi juego”, detalló Nadal.

Le espera este jueves en los octavos Simone Bolelli (6-4, 3-6 y 2-6 a Vanni), un veterano de guerra (Bolonia, 29 años) sin títulos en su palmarés. El italiano ha claudicado las cuatro veces que se ha encarado con el campeón español: Rotterdam (2009), Doha (2010), Roland Garros (2012) y la más cercana, el curso pasado en Basilea.

RESULTADOS: Cuadro masculino: Ferrer, 6-4 y 6-0 a Ramos; Verdasco, 6-7, 7-6 y 6-3 a Cilic; Dimitrov, 3-6, 6-2 y 7-5 a Fognini; Mayer, doble 7-6 a Feliciano. Kyrgios, 7-6, 6-7 y 6-7 a Federer. Cuadro femenino: Carla Suárez, 7-5, 1-6 y 6-4 a Ivanovic; Sharapova, 2-6, 6-4 y 5-7 a Garcia; Serena, 7-6, 3-6 y 7-6 a Azarenka; Wozniacki, 6-3 y 6-2 a Radwanska.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información