Froome y Contador se retratan con sus tuits

Mientras el español publica entrenamientos tremebundos en el Teide, el británico desafía a Nairo y Nibali en el Tour de Romandía

Contador y Froome charlan en la salida de una etapa de la última Volta.
Contador y Froome charlan en la salida de una etapa de la última Volta.QUIQUE GARCÍA (AFP)

Chris Froome tiene tanta mala suerte (amor por las caídas, podría decirse) como sentido del humor. El británico que ganó el Tour de 2013 se cayó el miércoles pasado en la Flecha Valona, y tuiteó que había decidido darle de comer algo a la madre Tierra para festejar su Día, que se celebraba entonces, y lo acompañaba con una foto de su culotte destrozado y su sanguinolento glúteo izquierdo al aire. Y el domingo estaba viendo la Lieja tumbado en el sofá de su casa en Mónaco y se sobresaltó al ver una caída tremenda, pero mayor fue su susto cuando oyó que los comentaristas citaban su nombre entre los caídos, junto a Roche, Martin y Nibali. Tuiteó consiguientemente, y con ironía, algo así como “ahora resulta que también me caigo cuando estoy en el sofá viendo la tele”.

Alberto Contador también tuitea, pero con un sentido competitivo más agudo: no busca la compasión cómplice, sino la admiración y el respeto, el miedo del rival. A los juegos de palabras y fotos dolientes prefiere, por ejemplo, una foto del ordenador de a bordo de su bici en la que se ven los datos de un entrenamiento tremebundo el sábado pasado en la altura del Teide y el desierto lunar que lo corona, donde estará concentrado unas semanas: una salida, en números redondos, de 200 kilómetros, siete horas y media sobre la bicicleta a 16 kilómetros por hora, 4.800 metros de subida, 70 pedaladas por minuto y 300 vatios de media. Ingenuamente, Contador, dice que publica esa foto porque ha estrenado un nuevo modelo de SRM, el aparato que mide todos esos datos, pero es tanto lo que significa ese amontonamiento de números, que la intención de Contador al publicarlos, él, tan discreto con sus datos, es nítida.

Solo cuatro o cinco ciclistas en el mundo podrían hacer un entrenamiento similar, según los expertos. Todos ellos se verán en el Tour, donde confluirán por caminos diferentes. A alguno de ellos, a Fabio Aru, a Richie Porte o al colombiano Rigo Urán se los encontrará el chico de Pinto en el Giro, que comienza en San Remo dentro de 12 días. Los otros, Froome, o Nairo Quintana y Vincenzo Nibali, el ganador del último Tour, se verán la cara desde hoy en la Suiza francófona en el Tour de Romandía, que comienza con una contrarreloj por equipos y termina, el domingo, al día siguiente del gran día de montaña con la ascensión final a Champex-Lac, con una contrarreloj individual en Lausana.

Froome ha ganado las dos últimas ediciones de la prueba suiza, y es probable que gane una tercera vez de forma consecutiva, aunque Nibali, apesadumbrado y humilde tras su pobre prestación en las clásicas de las Ardenas, necesite más la victoria para alimentar su moral. El siciliano es el único de los cuatro fantásticos que aún no han logrado victorias en 2015. Froome ganó la Vuelta a Andalucía en febrero, donde Contador le derrotó en una etapa, y Quintana, la Tirreno-Adriático en marzo, y llega sin presión. “Nairo Quintana no va pensando en ganar, sino en cumplir el ciclo competitivo primaveral para llegar al descanso de mayo y junio más rodado”, dice Eusebio Unzue, el director del Movistar. “Por supuesto que, una vez en carrera, su ambición le guiará hacia la batalla, pero no llegará en su plenitud. Está lejos de su condición de favorito. Está un poco fuera de peso por culpa de las alergias que le hacen retener líquidos y le hinchan”. El líder del Movistar es el que más días de competición suma en sus piernas, 25, por 22 de Nibali, 19 de Contador y solo 13 de Froome, quien ha estado unas semanas enfermo.

Después de Romandía, Quintana se irá a Colombia, de donde regresará a finales de junio para correr la Ruta del Sur y concentrarse unos días con su compañero Alejandro Valverde en vísperas del Tour en los Alpes, en la Toussuire, para conocer las etapas alpinas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS