EUROLIGA 'PLAYOFF' DE CUARTOS | REAL MADRID, 80-EFES, 71

Rivers desata al Madrid y abruma al Efes

El conjunto de Laso se apunta el primer asalto de la serie (80-71) con una exhibición del alero estadounidense desde la línea de tres

Rivers avanza ante la defensa de Osman.
Rivers avanza ante la defensa de Osman.JAVIER SORIANO / AFP

La mezcla de voracidad y talento convierte al Madrid en un equipo incontenible. Lo comprobó el Efes turco que se presentó respondón y salió escaldado en el primer asalto del playoff de cuartos rumbo a la Final Four. La inspiración de K. C. Rivers, con 21 puntos y 6 de 7 en triples, y la solidez del dúo Ayón-Felipe Reyes (26 puntos y 14 rebotes entre ambos), desplumaron al equipo de Ivkovic y desataron a los blancos. Un viaje de la tensión al recreo en apenas 20 minutos; el tiempo que tardó el subcampeón de Europa en entregarse al sufrimiento defensivo para poder disfrutar en ataque; la distancia que empleó Rivers en encontrar el interruptor desde el 6,75 para transformar un 2 de 12 en lanzamientos de tres en los primeros 18 minutos en un 8 de 15 en el tramo final.

REAL MADRID, 80-EFES, 71

Real Madrid: Rivers (21), Rudy (10), Reyes (12), Ayón (14) y Llull (6) —equipo inicial— Rodríguez (5), Carroll (3), Bourousis, Slaughter, Maciulis (3) y Nocioni (6).

Anadolu Efes: Perperoglou (5), Draper (6), Janning (6), Bjelica (6) y Krstic (9) -equipo inicial-, Heurtel (4), Lasme (6), Saric (13) Balbay, Osman (11) y Batuk (5).

Parciales: 22-40; 13-23; 26-10; 19-18

Árbitros: Sasa Pukl (ESL), Spiros Gkontas (GRE) y Carmelo Paternico (ITA). Sin eliminados.

Palacio de Deportes de Madrid (Barclaycard Center) ante 9.127 espectadores.

Los primeros minutos fueron un cara a cara entre Llull y Draper, un mano a mano entre Rivers y Perperoglou y un cuerpo a cuerpo entre Felipe Reyes y Krstic. El baile de parejas constató el equilibrio de fuerzas y el elevado voltaje de la contienda. El Madrid dominó el rebote ofensivo, el Efes controló el ritmo y los dos equipos coleccionaron faltas (hasta 15 en el primer cuarto). Salieron lastrados en la refriega Felipe y Bourousis por el bando madridista y Bjelica, Lasme, Perperoglou y Draper en el conjunto turco, todos con personales a pares en esos primeros 10 minutos. No le importó agitar el banquillo a Ivkovic, que sostuvo su descarada puesta en escena con un ataque versátil e inabarcable del que participaron hasta nueve piezas del equipo desde el arranque. El relevo en la sala de máquinas entre Heurtel y Draper funcionó mucho mejor que el de Sergio Rodríguez y Llull y, con la constante agitación de sus dos bases, el Efes ensayó el primer demarraje.

Tras el tanteo inicial, Saric se sumó a la cita con 8 puntos en el segundo acto y el Madrid perdió la rueda de su rival. En apenas cuatro minutos, los que transcurrieron entre el 13 y el 17, el conjunto turco construyó un parcial de 0-15 que dejó tiritando a la parroquia del Palacio. El marcador pasó del 27-23 al 27-38 y el conjunto de Laso de la inconstancia al titubeo. Se ofuscaron los blancos desde el perímetro, confundieron la velocidad con la prisa, cambiaron el plan por el arrebato y acabaron perdiendo el oremus por dentro y por fuera. El Efes movía más y mejor la pelota ante un rival al que la ansiedad le impedía encontrar la pausa. Cuando el expediente madridista mostraba un preocupante 2 de 12 en tiros de tres, un par de bingos de Llull y Rudy desde el 6,75 mitigaron el chaparrón, pero el subcampeón de Europa llegó al descanso con el gesto torcido, sudores fríos y la necesidad de remangarse.

Más información

El libro de instrucciones para partidos enrevesados recomendaba un volantazo en el tercer cuarto y el Madrid no tardó en escenificar su propósito de enmienda reeditando una de sus contundentes sacudidas. A la vuelta de la caseta, Laso recuperó el quinteto de salida (Llull, Rudy, Rivers, Ayón y Felipe) y los blancos tensaron la defensa y desataron el ataque. El resultado fue otra tormenta memorable a golpe de abnegación y talento. Un alarde de voracidad que asfixió al Efes y una exhibición de puntería que encumbró a Rivers. Como le ocurrió en la 3ª jornada de Liga ante el Joventut (5 de 6 en triples aquel día), el alero estadounidense entró en ebullición con tres triples de museo que redondearon un parcial de 26-10 en el tercer cuarto y abrumó a sus rivales hasta la rendición en el inicio de la serie al mejor de cinco partidos. El segundo capítulo, este viernes a las 19.00 también en el Palacio.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50