Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo marca un gol de falta un año después

El portugués vuelve a marcar de falta tras 57 intentos

Cristiano celebra su gol de falta al Eibar. Ampliar foto
Cristiano celebra su gol de falta al Eibar.

El ritual es de sobra conocido. Coloca el balón en el suelo y planta el pie izquierdo junto al cuero. Da tres pasos hacia atrás y luego uno lateral. Abre las piernas y mantiene el tronco erguido. Brazos separados. Suelta un resoplido. Así se prepara Cristiano Ronaldo para ejecutar su extraña folha seca. El ritual se repitió antes de que metiera su primer gol de falta tras casi un año de sequía, 57 intentos después. Un promedio de eficacia muy vulgar para un futbolista excepcional.

La imagen de Cristiano Ronaldo antes de ejecutar un lanzamiento de falta directa se ha asentado en el imaginario del fútbol como un momento de peligro para el rival. De imprevisible suspense. Sin embargo, hacía 347 días que no mandaba el balón a la red de esta forma. Fue el 29 de abril, con el tanto que cerró la goleada (0-4) que le endosó el Madrid al Bayern en semifinales de la Champions. En Liga hay que remontarse más atrás, concretamente casi un mes antes, contra el Sevilla. En esa ocasión, la pelota golpeó en Bacca y el cambio de trayectoria despistó a Beto. “Marcar de falta no es tan simple, lo que sorprende de Cristiano es que siempre tiene muchas ganas de marcar, jugar; esto es lo que hace la diferencia con otros delanteros”, dijo Ancelotti.

El entrenador insinúa lo que en el mundillo del fútbol es un secreto a voces: que Cristiano, técnicamente, es un buen lanzador de faltas cualquiera al que finalmente elevan otras cualidades. Cristiano no elige el camino a la escuadra para llegar al gol, sino que cree en el cañonazo como el trayecto más corto, en esa extraña trayectoria que suele imprimir al balón. Irureta sufrió el característico golpeo de Cristiano. El balón superó la barrera y cambió su dirección a la izquierda. Eso provocó que el cuerpo del guardameta quisiera moverse en sentido contrario al de sus pies. Un movimiento contra la física que acompañó con un manotazo de impotencia al aire.

Marcar de falta no es tan simple, lo que sorprende de Cristiano es que siempre tiene muchas ganas de marcar

Ancelotti

Cristiano sumó 16 goles e igualó a Roberto Carlos como el jugador con más goles de falta directa en Liga de los últimos 20 años. Sin embargo, ese dato no refleja necesariamente la efectividad de un lanzador. Esta temporada el portugués tiene un promedio de un gol cada 41 partidos. Messi anota uno cada 21,5. En Liga, el argentino es el que lleva más tantos de libre directo (2) y el que lo ha intentado en más ocasiones, 29, seis más que Cristiano. El tiempo que duró la sequía del portugués, La Pulga sumó cuatro goles de falta.

En el Madrid, Bale también ha conseguido un gol de falta esta temporada, pero lo ha intentado 23 veces menos en todas las competiciones. Hasta ahora, este curso está siendo el más escaso en este capítulo para Cristiano. En la 2010-2011, cuando llegó al Madrid, transformó en gol el 13% de las faltas que ejecutó en todas las competiciones (seis de 45). El año pasado, logró convertir el 10% (5 de 50). Esta temporada, de momento, no pasa del 2,4%. Un gol después de 41 intentos.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información