Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un tigre, un demonio y Maradona

La suplencia de Falcao en el United irrita al exjugador argentino que carga contra Van Gaal

Van Gaal junto a Falcao durante un partido de United.
Van Gaal junto a Falcao durante un partido de United. REUTERS

Con 29 años, Radamel Falcao se encuentra en una encrucijada moderadamente compleja. Iniciado el tramo final de su carrera, el colombiano ha perdido el nombre. De estar considerado como uno de los goleadores más aseados del mundo, de ahí que lo llamaran tigre, ha pasado a ser un suplente más (cobra 265.000 libras a la semana, más de 366.000 euros) para Van Gaal, a quien no le tiembla el pulso a la hora de sentarle a su lado en los carismáticos asientos de Old Trafford (acumula cinco encuentros consecutivos fuera del equipo), desde los que observa con resignación lo que ocurre en un teatro del que se le han escapado los sueños. Hoy tampoco se espera que en el encuentro ante el Manchester City (17.00, Canal+1) vaya a formar parte del once del holandés.

El colombiano sólo ha marcado cuatro goles en los 24 partidos que ha disputado

A pesar de que el jugador mantiene una diplomacia a prueba de bombas, [“El Manchester United es un gran club, estoy muy feliz de estar aquí y es por eso que no tengo problema en ser paciente”], no parecen tenerla algunos de sus seguidores. Especialmente molesto se encuentra uno de ellos. Van Gaal está más cerca del diablo que de otra cosa”; "no es un tipo simpaticón", fueron las valoraciones de Diego Maradona a la hora de referirse a la situación de Falcao durante la presentación del “Partido por la paz” que apadrinaba el icono argentino y que se disputó ayer en Bogotá. “Yo no le chupo las medias a nadie pero si Radamel hubiese estado bien, hoy por ahí Colombia tendría la primera Copa del Mundo”, redondeó el Pelusa, por si no había quedado clara su predilección por el jugador.

Falcao se abrocha la sudadera en el banquillo del Manchester United ampliar foto
Falcao se abrocha la sudadera en el banquillo del Manchester United REUTERS

Desde su llegada a Manchester, Falcao ha disputado 24 partidos con los diablos rojos, 20 en la Premier, 3 en la FA Cup y uno con el equipo sub-21, con un balance de 16 victorias, 7 empates y solo una derrota. Curiosamente, en los 10 partidos en los que no ha participado el United ha vencido cinco, empatado uno y perdido cuatro.

Hasta el momento el tigre solo ha marcado en cuatro ocasiones, y no son solo sus rivales directos por ocupar el ataque quienes le superan (Rooney es el máximo goleador con 12 tantos seguido de Van Persie con 10) sino que centrocampistas como Mata (7) o Herrera (5) también le mejoran. Su media goleadora es la más baja de su carrera con un tanto cada 310 minutos (94 en el Oporto, 124 en el Mónaco y 110 en el Atlético).

“Cuando un jugador del calibre de Falcao está disponible, es una oportunidad que no se puede desperdiciar", declaró Van Gaal tras confirmarse la cesión del colombiano por una temporada a su equipo, valorada en 10 millones de euros y con una opción de compra por 55 millones de euros, que parece descartada. “Sigo trabajando duro en los entrenamientos, aprendiendo cada día a jugar en diferentes sistemas, en diferentes estilos de fútbol”, han sido las últimas palabras del colombiano, continuamente cuestionado por su a priori inesperada situación.

El agente de Falcao, Jorge Mendes, se lo llevó del Oporto al Atlético, después al Mónaco y por último al United. El luso es además un buen amigo de Maradona, y juntos forman la mejor pareja de asistentes con las que cuenta el colombiano. Con ellos no hay demonio que entristezca al tigre.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información