Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Cruyff le duelen los ojos

El mal juego de Holanda, tercera en su grupo para la Eurocopa 2016, motiva las críticas de ‘El Flaco’, que reclama “cambiar a toda prisa”

Holanda - España Ampliar foto
Guus Hiddink durante un entrenamiento de Holanda. AFP

Johan Cruyff nunca ha sido un tipo al que le guste callarse su opinión y aún menos si se trata de hablar de fútbol y de Holanda. Lo hizo ayer, tras el agónico empate de la selección naranja (1-1) contra Turquía, en su columna de los lunes, que publica el diario De Telegraaf.Se intuía que podía ser tan contundente como lo es cada semana, pero ayer lo fue un poco más y sin tapujos aseguró: “El juego que está practicando Holanda hace daño a los ojos”.

La verdad es que hace años que la última vez que Holanda jugó un futbol alegre y vistoso seguramente fue con Guus Hiddink en el banquillo, cuando se metió entre los cuatro primeros del Mundial del 1998 en Francia, con un equipo en el que goleaba el elegante Bergkamp. Desde entonces, ha ido dando tumbos, sacando buenos futbolistas, alguno muy bueno, pero no ha construido equipos que encandilen por su fútbol, aunque hayan sido competitivos, como el de Van Gaal en Brasil 2014 o el de Bert van Marwijk en el Mundial de Sudáfrica 2010. Llegados a este punto, Johan Cruyff parece asustado y harto: “Urge cambiar algo a toda prisa, no contamos en ningún sitio y me pregunto cuándo van a sonar finalmente las alarmas”.

“Me pregunto cuándo van a sonar finalmente las alarmas”, señala el exjugador y extécnico

Holanda se mide hoy a España, con la que ha jugado dos veces en los últimos cuatro años; perdió la final de la Copa del Mundo de Sudáfrica (1-0, Iniesta) y la arrasó en Salvador de Bahía en el primer partido del Mundial de Brasil (5-1) pese a empezar perdiendo. Tercera en el último torneo de la mano de Van Gaal, Hiddink se hizo cargo de un grupo joven al que le está costando sacarle rendimiento, especialmente cuando no tiene a Robben, lesionado. Cruyff, que siempre mantuvo buenas relaciones con Hiddink (seleccionador de su hijo Jordi en la Eurocopa de Inglaterra 1996), criticó la manera en la que la naranja mecánica encaró el partido contra Turquía (1-1), demasiado contemplativa y con el gol de Huntelaar —que tocó con la espalda un disparo desde fuera del área de Sneijder— en el último suspiro.

En cualquier caso, el problema es de fondo e incide, otra vez, en la vieja guerra entre Cruyff y Van Gaal [llegaron a los juzgados cuando el Ajax le nombró responsable deportivo sin consentimiento de El Flaco]. Para Johan, como para muchos en el futbol holandés, el problema deriva del paso de Van Gaal por la selección, y, como Johan, son muchos los que reclaman una mayor apuesta por el trabajo de cantera, a nivel federativo y también de entrenadores.

Holanda, que llenará esta tarde el Amsterdam Arena, es tercera de su grupo clasificatorio después de empatar el sábado contra Turquía y está a cinco puntos de Islandia y a seis de la República Checa, líder. Se presupone que Guus Hiddink introducirá cambios en la alineación para enfrentarse a España, algunos motivados por lesión, como la baja del medio Jordy Clasie (Feyenoord), y otros para introducir pruebas. Será el partido número 11 entre ambos países, hasta la fecha muy igualados. Cada uno ha ganado cinco duelos y han empatado en una ocasión.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información