Castro: “La afición anima y yo conecto con esta gente que anima”

El delantero del Betis no condena los cánticos machistas de los ultras contra su expareja y posteriormente recula

Hartos de ser noticia por cuestiones extradeportivas, los jugadores del Betis decidieron darse un homenaje en un duelo en la cumbre de la Segunda División. En especial, Rubén Castro. El club había declarado el encuentro como el de la mujer bética y su palco se llenó de socias. Todas fueron testigos de la exhibición del atacante, que con tres goles como tres soles destrozó al Valladolid, un rival directo en la fuerte pelea por el ascenso. Ganaba el Betis 1-0 y Rubén Castro recibió un extraordinario pase de Portillo. Marcó con extraordinaria clase para hacer su gol 100 en el Betis. Luego hizo dos más para colocar al Betis como colíder junto a Las Palmas.

BETIS, 4-VALLADOLID, 0

Betis: Adán; Molinero, Rodas, Jordi Figueras, Varela; Portillo (Dani Ceballos, m. 69), Lolo Reyes (Xavi Torres, m. 75), Ndiaye (Fabián, m. 72), Pacheco; Jorge Molina y Rubén Castro. No utilizados: Dani Giménez; Cejudo, Vadillo y Rennella.

Valladolid: Varas; Chica, Marc Valiente, Rueda, Peña; Timor, Leao, Álvaro Rubio (Omar, m. 55); Hernán Pérez, Óscar (Jeffren, m. 83) y Jonathan Pereira (De Melo, m. 69). No utilizados: Raúl; Samuel, Chus Herrero y Sastre.

Goles: 1-0. M. 36. Jorge Molina. 2-0. M. 52. Rubén Castro. 3-0. M. 83. Rubén Castro, de penalti. 4-0. M. 84. Rubén Castro.

Árbitro: José María Sánchez Martínez. Expulsó a Chica (m. 70) por doble amonestación. Amonestó a Ndiaye, Rueda, Molinero, Leao y Pacheco.

Benito Villamarín. 39.130 espectadores.

También jugó Jordi Figueras, en el ojo del huracán por el presunto amaño de partidos de Osasuna. Jugó a gran nivel, como este Betis que cuajó su mejor encuentro de la temporada ante 40.000 espectadores en las gradas. La fiesta que se vivió en el estadio la empañó el propio Rubén Castro, cuando en la entrevista después del partido por parte de Canal Plus no fue capaz de condenar de forma tajante los cánticos machistas y ofensivos que se realizaron contra su expareja. Tan buen futbolista como escaso de miras en lo personal, a Rubén le faltaron muchas tablas ante una pregunta obligada. “No escuché la letra y no tengo nada que ver”, afirmó el delantero sin condenar de forma tajante los cánticos. “La afición anima y yo conecto con esta gente que anima. No es momento de hablar de los cánticos ni viene al caso”, indicó el goleador verdiblanco en unas palabras que incluso han provocado el desconcierto en el propio club. Rubén volvió a comparecer ante todos los medios después del encuentro y ante la pregunta directa de que si condenaba los cánticos volvió a mostrarse bastante mudo. “Cada uno es libre de decir lo que quiera”, resaltó. Los jugadores béticos saltaron al campo con el nombre de sus mujeres, madres y hermanas en la camiseta.

Posteriormente, Rubén matizó sus declaraciones a la web oficial del Betis. “No me he expresado bien a la conclusión del partido. Quiero decir que estoy en contra de la violencia en todas sus formas y en contra de cualquier manifestación que la justifique”, aclaró el goleador bético.

Rubén Castro no condenó los cánticos machistas: “Cada uno es libre de decir  lo que quiera”, aunque luego aclaró que está en contra de ese tipo de manifestaciones

Dos aspirantes al ascenso jugaron un partido tenso, de pierna fuerte y mucha fuerza. Betis y Valladolid buscan el retorno a Primera y en el camino olvidan viejas rencillas. No solo por lo que pudo ocurrir en el partido de la pasada temporada, también por un cúmulo de circunstancias que han rodeado la historia de sus enfrentamientos. El Valladolid es un equipo muy serio y este Betis de Mel ha tornado de atrevido a consistente. Más allá de la torpeza en el primer minuto de Ndiaye, que se ganó una amarilla absurda, el equipo andaluz encaró bien el encuentro. El Valladolid jugó a no perder. Tiene tres jugadores buenos arriba, pero a los tres, Óscar, Pereira y Hernán Pérez, les costó mucho entrar en contacto con el balón.

Tampoco el Betis estuvo demasiado certero en el juego entre líneas, pero siempre dio la intención de querer un poco más. En un balón largo llegó la jugada que decidió el partido. Falló la defensa del Valladolid y Rubén conectó con Jorge Molina, que marcó casi desde fuera del área con un magnífico golpeo. El Betis se gustó con ventaja en el marcador. Realizó los mejores minutos de la temporada y Rubén Castro brilló en una fantástica segunda parte del Betis. Con Lolo Reyes, Molina y Pacheco a un gran nivel, el equipo andaluz saboreó un gran triunfo en la espléndida mañana sevillana. El Valladolid se fue del encuentro, sobre todo a raíz de la expulsión de Chica, y pudo recibir una goleada de escándalo. Fueron cuatro como pudieron llegar siete. Triunfó el Betis por encima de los problemas extradeportivos que persiguen a la institución, un día sí y otro también noticia por lo que pasa fuera del campo.

Sporting y Las Palmas empatan (1-1) en El Molinón

R. P.

El otro gran partido de la jornada se disputó en El Molinón entre el Sporting y Las Palmas. Ante 27.000 espectadores, los dos aspirantes al ascenso disputaron un choque muy igualado, que acabó con empate a uno. Se adelantó en el marcador el Sporting por mediación de Juan Muñiz, de penalti en el minuto 64. Empató en el minuto 73 el central Aythami después de una jugada en el área. Con este resultado, Las Palmas y Betis comandan la clasificación con 53 puntos. La próxima semana, partidazo en la matinal dominical del Plus con el encuentro entre Las Palmas y Betis. Los grandes perjudicados de la jornada fueron el Girona, que cayó con justicia en su visita a la Ponferradina (3-0) y el Zaragoza, derrotado en su visita a Mallorca (3-2). La Ponferradina arrebata al Zaragoza la sexta plaza, última que da derecho a disputar la promoción de ascenso a Primera División. Buen triunfo del Llagostera ante el Alavés (3-1). El conjunto vasco se complica la vida.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS