Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los paréntesis de Bartra

El central del Barcelona, que podría salir de inicio ante el Granada, no ha enlazado más de cinco encuentros como titular en el primer equipo desde que debutara en 2010

Bartra disputa un balón aéreo con Herrera, del Elche. Ampliar foto
Bartra disputa un balón aéreo con Herrera, del Elche.

Ya no es un niño ni un joven valor de la cantera, sino que cuenta con 24 años y suma tres temporadas como jugador del primer equipo del Barcelona y seis desde que debutara con Pep Guardiola. Pero Marc Bartra (Sant Jaume dels Domenys, Tarragona; 1991) no disfruta de una oportunidad verdadera, por más que haya pasado de ser una pieza de emergencia —parche ante las lesiones de los compañeros— a otra de recambio, futbolista que entra en las rotaciones del técnico Luis Enrique. Pero sus participaciones se dan a sorbos, siempre alternas, sin una continuidad que defina el techo de un jugador al que todos quieren en el club pero que no se constata con minutos ni partidos.

Ni Guardiola, ni Tito, ni Martino ni ahora Luis Enrique le han dado esa continuidad. “Yo me veo peleando por ser titular”, replicaba al final del curso pasado Bartra. Y hace poco añadió: “Uno siempre quiere jugar. Y cuando salimos [los suplentes del ya definido once del entrenador], damos el nivel o lo mejoramos”. Argumento que, presumiblemente, podrá defender esta tarde ante el Granada porque Piqué está sancionado y, con la semifinal copera ante el Villarreal a la vuelta de la esquina, es posible que Mascherano también descanse.

“Estoy muy contento con él; lo que pasa es que tiene una competencia feroz”, dice Luis Enrique

Resulta que desde que llegó al Barça, el central ha sumado de forma consecutiva un máximo de cinco partidos como titular, los jugados al final del curso anterior —Piqué estaba lesionado de la cadera—, desde la final de Copa perdida ante el Madrid hasta el penúltimo partido liguero. En la temporada 2012-2013 encadenó tres y ahora se queda sólo en dos, en el duelo europeo frente al Ajax y después ante el Almería. Circunstancia que desgasta al jugador pero que soporta porque, como dicen desde el vestuario, tiene la cabeza donde debe estar. Pero esta falta de continuidad le hizo replantearse su futuro el año pasado cuando debía renovar con el club. “En una conversación que tuve con Puyol en el gimnasio me quedó claro que debía tener paciencia; me hizo ver que ya me llegarían las oportunidades”, revela el futbolista. Y renovó porque el Barça es su ambición, que por algo ya rechazó en 2011 una oferta del Madrid Castilla que le triplicaba el sueldo. Ocurre que desde el área deportiva, además, le dijeron que Mascherano pasaría a ser medio —también se lo aseguraron al Jefecito—, por lo que se multiplicarían sus oportunidades. Afirmación que no compartió Luis Enrique [“siempre lo he visto más como central que como mediocentro”, reveló el entrenador hace unos meses] y que repercutió de nuevo en Bartra, que ha visto como Mathieu le ha adelantado. Cuenta el francés con 1.807 minutos por los 1.359 del canterano. Cifras lejanas a las de Piqué (2.279) y Mascherano (2.396).

Explican desde el club que todos los técnicos vieron en Bartra a un futbolista en potencia, un tanto alegre a la hora de asumir riesgos. De hecho, han sido varios los que le han sugerido que en vez de devorar metros con el balón en los pies en sus aventuras ofensivas, entregue la pelota para hacer una pared. Luis Enrique, sin embargo, dice estar satisfecho con él. “Tiene muchos de los aspectos que tienen los centrales del Barça, como saber jugar el balón, tener velocidad, agresividad y juego aéreo, y estoy muy contento con él”, cuenta. Pero matiza: “Lo que pasa es que tiene una competencia feroz”. Aunque a nivel personal, el entrenador le ha solicitado como todos los demás que tenga paciencia.

Desde el vestuario ven en Bartra a un jugador perfil Barça. “Es un central extraordinario que tiene presente y futuro aquí. Cada año su progresión mejor y ya es una pieza básica e importante”, apunta Xavi. “Con él, al igual que con los otros centrales, estoy seguro. Es un gran jugador que creo que ha mejorado mucho y que siempre da un rendimiento espectacular”, abunda Piqué. “Estoy muy contento de lo que nos ha aportado y de lo que nos va seguir aportando”, remata Luis Enrique sobre el central, que casi siempre es de los últimos en salir de la ciudad deportiva porque no escatima en trabajo. Del mismo modo, tampoco es raro que muchas marcas publicitarias, sobre todo las nuevas y que buscan una imagen refrescante pero consolidada, busquen su imagen. Pero como le ocurre a él en campo, Bartra las hace a cuentagotas porque no se quiere distraer, porque quiere aprovechar las oportunidades que le den. Aunque sean pocas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.