“Fernando no recuerda nada del accidente”

Crece la incertidumbre sobre el estado de salud de Alonso, que pasa una tercera noche en el hospital. Briatore: “Es normal en estos casos”

Alonso saluda a los seguidores en Montmeló antes del accidente.
Alonso saluda a los seguidores en Montmeló antes del accidente.A. Estévez (efe)

Tres noches ha pasado Fernando Alonso ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de Catalunya, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), y todavía no está claro cuándo podrá abandonarlo. El piloto español, de 33 años, sigue recuperándose de las secuelas que le provocó el accidente que sufrió el domingo pasado en los entrenamientos de pretemporada que se estaban celebrando en Montmeló, tras empotrarse lateralmente contra el muro a unos 150 kilómetros por hora. Tras perder el conocimiento por el topetazo, los doctores del circuito decidieron evacuarle en helicóptero hasta la clínica —a unos 25 kilómetros—, donde periódicamente se le han ido practicando pruebas (TAC y otros chequeos de contraste), que, según afirma tanto McLaren como su agente, descartan cualquier lesión. “Estaremos en el hospital los días que sean necesarios para que cuando salgamos podamos hacer una vida normal”, declaraba el lunes Luis García Abad, representante del asturiano. A la espera de nuevas informaciones de la estructura de Woking, parece muy improbable que Alonso pueda volver a subirse al MP4-30 en la última tanda de ensayos previa al inicio del Mundial (el 15 de marzo en Melbourne), desde este jueves y hasta el domingo, otra vez en Montmeló.

Más información
Alonso choca contra un muro
Más pruebas, las mismas dudas
“No tenemos ninguna prisa”

Mientras la versión de McLaren acerca de lo ocurrido señala al viento como principal causa del percance, hay quien duda de este extremo. En ningún caso ayuda a rebajar los rumores la estrategia comunicativa de la escudería británica, que prefiere guardarse algunos datos que permitirían hacerse una idea más aproximada de la brutalidad del golpe. La telemetría registró que el impacto contra la pared generó una fuerza de 31 G —la fuerza de reacción que un objeto experimenta como resultado de una aceleración o desaceleración—, algo que McLaren no ha querido desvelar, y tampoco se entiende demasiado el empeño en destacar que el coche no sufrió demasiados desperfectos y que quedó casi entero. De hecho, Jenson Button estuvo a punto de volver a salir a la pista a rodar después de que la sesión se volviera a poner en marcha, ya por la tarde. Los choques laterales son muy delicados porque el diseño de los bólidos está especialmente concebido para blindar al conductor en la medida de lo posible en los frontales.

Aparte de la pérdida de memoria, también sufre dolores en la cabeza y en la espalda

“Fernando no recuerda nada del accidente, pero es algo normal en estos casos”, declaró este martes Flavio Briatore a RAI Radio. La amnesia puede ser el motivo por el cual Alonso aún permanece ingresado. No tanto por haber olvidado lo ocurrido el domingo sino porque la pérdida de memoria vaya un poco más allá. Eso explicaría que el resultado de los exámenes practicados haya salido bien, pero que los especialistas prefieran tenerle controlado hasta que su estado se normalice. También sufre dolores en la cabeza y en la espalda. Las 48 horas de hospitalización que marca el protocolo en estos casos ya se han cumplido y, sin embargo, él sigue en Sant Cugat, donde ya ha recibido la visita de algunos amigos como Pedro de la Rosa o Max Rivola, su ex director deportivo en Ferrari.

Otros accidentes de Alonso

  • Desde su debut como piloto de Fórmula 1 en 2001, como piloto cedido en Minardi, Fernando Alonso ha sufrido varios accidentes de diferente gravedad.
  • El más grave fue el que sufrió en el Gran Premio de Brasil de 2003, que tuvo que ser cancelado después de que el asturiano se convirtiese en el duodécimo piloto en colisionar. Alonso quedó tercero clasificado (era la posición en que iba en la vuelta previa) y no sufrió ninguna lesión grave.
  • Otro de los más aparatosos, del que salió sin embargo ileso (y conservando el liderato) fue el choque que tuvo con Grossjean y Lewis Hamilton en el Gran Premio de Bélgica en 2012. Una maniobra del francés en la salida provocó que el bólido de Alonso (un Ferrari, entonces) saliese por los aires.
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS