Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Liga sin limbos

Una carambola nada descabellada permitiría que el octavo clasificado jugase competición continental la próxima temporada con cinco equipos en Champions

El jugador uruguayo del Barcelona Luis Suárez. Ampliar foto
El jugador uruguayo del Barcelona Luis Suárez. AP

“Ganas dos partidos seguidos y te pones cuatro posiciones más arriba”, explica Rubén Rochina, delantero del Granada en uno de los discursos más recurrentes que se deslizan desde los vestuarios de la Primera División. Pero hay que ganarlos, claro, porque once de los veinte equipos que conforman el campeonato no han sido capaces de ganar siquiera una tercera parte de los partidos que han disputado en 23 jornadas. Esas dos victorias abren para nuevos escenarios. Algunos, para muchos, inimaginables porque viendo como transcurre la temporada hasta el octavo clasificado (separado del Elche, el cuarto por la cola, por esos seis puntos de marras) tiene opciones de jugar competición continental la próxima campaña. La carambola no es tan descabellada: el séptimo de la Liga lo hará si el campeón de Copa queda clasificado entre los seis primeros del campeonato y debe considerarse que Barcelona y Villarreal (uno de los dos será finalista) disponen de una sustancial ventaja para acabar ahí la temporada. Pero además si Sevilla o Villarreal ganan la Europa League y acaban quinto o sexto, su actual ubicación en la tabla, se conformaría un repóker español en la Liga de Campeones y se abriría la puerta de Europa al octavo clasificado. Esa premisa también cuenta para el Athletic, pero no parece fácil que logre escalar hasta esa cota en la competición doméstica. Los vascos jugarían Champions, pero el octavo clasificado no sería europeo.

1. El capitán no se va, pero se ausenta. (Getafe, 15º, 23 puntos – Espanyol, 8º, 29 puntos). Viernes, 13. 20,45 horas (Canal + Liga y Gol T)

El espanyolista Diego Colotto. ampliar foto
El espanyolista Diego Colotto. Getty

No deja de hablarse de Sergio Garcia, uno de los hombres de moda del campeonato, talento que en días pasados desechó una descomunal, en lo económica, oferta del fútbol chino para seguir en el Espanyol. “El capitán no puede abandonar el barco. Esta es mi gente y mi casa”, explicó tras la negativa. Quiere disputar una final de Copa que el equipo tiene en la mano y regresar a la selección, a la que no va desde que levantó la Eurocopa en 2008. “Todos los pericos deben estar orgullosos de su decisión, su compromiso es evidente y es un placer ver cómo se entrena”, glosa su técnico Sergio González. Pero su mejor futbolista no estará en Getafe, dolorido en la rodilla que le golpeó Kameni en la jugada que valió el segundo gol en Málaga y cerró la primera victoria a domicilio del Espanyol. Ahora buscan la segunda sin él y sin Victor Sánchez y Colotto, sancionados ante un rival que tras una racha negativa ha ganado sus dos últimos partidos como local ante Celta y Sevilla. “Es una incógnita saber cómo van a hacer ellos para subsanar las bajas”, reconoce Quique Sánchez Flores, el técnico del Getafe, que tampoco podrá contar con pilares como Diego Castro o Pedro León.

Lionel Messi y, al fondo, Neymar. ampliar foto
Lionel Messi y, al fondo, Neymar. Getty

2. Sin puntería. (Barcelona, 2º, 56 puntos – Málaga, 7º, 35 puntos). Sábado, 14. 16 horas (Canal + Liga y Gol T)

Van Nistelrooy se pasó esta semana para presenciar alguna sesión de entrenamiento del Málaga y muchos pensaron en lo que ganaría el equipo si el holandés echase para atrás el reloj y regresase a la delantera del equipo andaluz, al que llegó ya en la recta final de su carrera. Le falta gol al equipo de Xabi Gracia. “Se veía que no marcábamos aunque hubiésemos jugado durante tres horas”, lamentó Sergio Darder tras el último fiasco ante el Espanyol. Han disimulado esa falta de puntería durante buena parte de la temporada, pero la echan de menos ahora que les vienen mal dadas y el equipo es penúltimo si se consideran tan sólo los partidos jugados en 2015. Este fin de semana tocar rendir visita al Camp Nou, una complicada misión. “Esperamos sacar al menos un puntito”, asoma el capitán Duda. Ya lo consiguieron en la primera vuelta en La Rosaleda. Ahora faltarán Amrabat y Camacho, palabras mayores, y las dinámicas no ayudan al optimismo porque el Barcelona lleva once victorias consecutivas y el Málaga ha ganado apenas dos de sus once últimos partidos, uno de ellos en Copa del Rey.

El argentino del Córdoba Bruno Zuculini. ampliar foto
El argentino del Córdoba Bruno Zuculini. AFP

3. Zuculini no se encuentra. (Córdoba, 20º, 18 puntos – Valencia, 4º, 47 puntos). Sábado, 14. 18 horas (Canal + Liga y Gol T)

A Bruno Zuculini se le vio perdido en su primera titularidad con el Córdoba, goleado en el Sánchez Pizjuán. “Estuve claramente mal”, asumió este semana en una comparecencia pública que derivó en surrealista, porque da la sensación de que el centrocampista argentino también anda perdido lejos de la cancha. Mientras en Córdoba germina un movimiento popular para ayudar a su equipo a salvar la categoria, uno de sus flamantes refuerzos mostró en público su desconocimiento sobre los puntos que separan al equipo de los puestos de salvación. “No miro las tablas clasificatorias”, argumentó. “Si hoy es miércoles esto es Córdoba” parecía el título de la película protagonizada por Zuculini, incapaz de profundizar en explicaciones sobre el estilo de juego del Valencia, equipo en el que militó hasta hace tres semanas. Tampoco estaba al corriente de las ausencias de Barragán y Enzo Pérez. “No lo sabía”, atinó a decir. Zuculini, al contrario que Fede Cartabia que es propiedad del equipo che, podrá jugar contra el Valencia porque la cesión al Córdoba la efectúa el Manchester City. “Es complicado perder —concluyó—, pero trabajamos y vivimos de esto”.

4. Un lateral brasileño. (At. Madrid, 3º, 50 puntos – Almería, 16º, 23 puntos). Sábado, 14. 20 horas (Canal + Liga y Gol T)

Diego Simeone, en el último partido de Liga del Atlético contra el Celta. ampliar foto
Diego Simeone, en el último partido de Liga del Atlético contra el Celta. AFP

Apareció como un ciclón porque así da la sensación de ser, con un punto indomesticable dentro y fuera del campo. Es Míchel Macedo y en la última salida del Córdoba fue decisivo con dos goles suyos, detalle que cobra más mérito si se considera que estamos ante un lateral derecho. Un lateral brasileño, en todo caso, con esa tendencia tan propia a buscar la fase ofensiva. A Míchel le hacía falta ese buen partido para consolidarse en su regreso a Almería, para dar la razón a JIM y la confianza que quiere darle esperando su mejor rendimiento. Llegó al Almería en 2008 apenas estrenada la mayoría de edad. Estaba por formar y trató de ganar tiempo con dos cesiones las dos últimas campañas al Atlético Mineiro, donde se sintió medianamente importante y alzó una Copa Libertadores y una Recopa Sudamericana. Pero regresó a Almería para ser inquilino del banquillo. “Soy otro, con más experiencia y centrado totalmente en el fútbol”, explicó mientras aguardaba. Lateral con capacidad para trabajar por los dos flancos, creció en las divisiones inferiores de Botafogo y Flamengo, también de la selección de su país. Siempre enfocado hacia el ataque, quizás demasiado. Llegó fuera de peso, pero ahora parece preparado para, por fin, explotar todas sus condiciones.

5. La conexión entre Víctor y Berizzo. (Deportivo, 14º, 24 puntos – Celta, 9º, 28 puntos). Sábado, 14. 22 horas (Energy).

Vigo Fontás pugna un balón con el argentino Fariña, del Deportivo, en el derbi de ida, en septiembre. ampliar foto
Vigo Fontás pugna un balón con el argentino Fariña, del Deportivo, en el derbi de ida, en septiembre. EFE

Trece entrenadores han pasado en los últimos trece años por el Celta, donde no hubo técnico que lo haya dirigido en más partidos que Víctor Fernández, que este fin de semana se enfrenta al equipo al que llevó a su máxima cota futbolística en el siempre electrizante derbi gallego. En el otro banquillo estará Toto Berizzo, que ha pasado de pupilo a rival, central del Celta a las órdenes de Víctor. Era de los que preguntaba y se interesaba por cuestiones tácticas. Trabaron una buena sintonía: al técnico aragonés le gusta esa clase de jugador futbolero. Y a la postre en ambos se renonoce una querencia por un fútbol de ataque y por privilegiar la posesión del balón. El recuerdo se hace presente en el derbi gallego, Víctor Fernández se enfrenta a su pasado y Berizzo regresa a un estadio del que la última vez que visitó salió expulsado y encarándose con la afición del eterno rival. “Las emociones te arrastran, son partidos que se viven a flor de piel”, apunta cuando recuerda nada orgulloso aquel episodio. Aquella tarde de mayo de 2004 el Celta casi selló un descenso a Segunda en el campo del Deportivo, que hace dos años se fue a la categoría inferior mientras su rival festejaba la permanencia a su costa. Nada resulta indiferente en un clásico pasional y plagado de historias para el recuerdo que este sábado escribirá una nueva página en blanco.

6. La Real de los partidos grandes. (Real Sociedad, 12º, 24 puntos – Sevilla, 5º, 45 puntos). Domingo, 15. 12 horas (Canal + Liga y Gol T)

Iborra controla un balón ante la mirada de Pareja y Krychowiak. ampliar foto
Iborra controla un balón ante la mirada de Pareja y Krychowiak. AFP

“No podemos relajarnos porque al final nos podemos ver en una situación que a nadie le gusta”, advierte Íñigo Martínez. La Real camina cinco puntos sobre el descenso y no acaba de enganchar una racha victoriosa. Desde que hace doce jornadas la dirige David Moyes ha ganado tres partidos, perdido otros tantos y empatado seis. Y así en cuanto los rivales más directos encadenan un par de victorias el equipo, el segundo que más empates suma del campeonato (nueve, el Granada lleva uno más) se asoma al abismo. “Y el objetivo era estar arriba”, asume Íñigo Martínez. No ayudan las lesiones, continuas ausencias que lastran a un equipo que estará sin su mejor hombre, Carlos Vela, al menos durante un mes más. Tampoco Mikel González, Carlos Martínez y Zurutuza podrán jugar ante el Sevilla y hay serias dudas respecto a Markel Bergara, pilar por delante de la zaga. El panorama se completa con Yuri Berchiche sancionado. “No es nuestro mejor momento”, reconoce Ion Ansotegi, uno de los que está disfrutando de minutos ante tanta ausencia y que ante el Sevilla se aferra al rendimiento del equipo en Anoeta contra los grandes. Allí cayeron Real Madrid, Barcelona y Atlético. “Eso no garantiza nada —apunta—, pero intentaremos acercarnos al nivel de esos partidos, cuando demostramos que sí sabemos ganar”.

7. Trashorras conoce el banquillo. (Athletic, 13º, 24 puntos – Rayo Vallecano, 11º, 26 puntos). Domingo, 15. 17 horas (Canal + Liga y Gol T)

Carlos Gurpegi celebra un gol. ampliar foto
Carlos Gurpegi celebra un gol. REUTERS

Trashorras fue suplente ante el Villarreal, ganó el Rayo y el debate se ha instalado en Vallecas sobre la suplencia o titularidad del futbolista que mejor interpreta el mandato de Paco Jémez sobre el campo. “Buscaba aire fresco”, resumió el entrenador tras la victoria. El relevo del centrocampista gallego lo tomó Jozabed, con el que ya había compartido manija, pero al que dejó el mando de las operaciones. Y el joven ex canterano del Sevilla no defraudó a las altas expectativas depositadas en él. Trashorras es un fijo para Paco. La campaña pasada, en la que lideró la clasificación de pasadores con una media de 86 entregas por partido, sólo se perdió una cita en todo el campeonato y fue por cumplir sanción por acumulación de amonestaciones. Fue suplente en una única oportunidad, cuando participó en el tramo final del encuentro justo en San Mamés. “Habíamos perdido la valentía y la alegría”, justificó Paco cuando le preguntaron por su suplencia y la de otros indiscutibles como Abdoulaye Ba o Insúa ante el Villarreal. Buscó un revulsivo y lo encontró. Resta ver si mantiene la apuesta en Bilbao.

8. Confianza en Irureta. (Villarreal, 6º, 41 puntos – Eibar, 10º, 27 puntos). Domingo, 15. 19 horas (Canal + Liga y Gol T)

El defensa Txema Añibarro despeja una pelota de cabeza. ampliar foto
El defensa Txema Añibarro despeja una pelota de cabeza. efe

Un gol en las últimas cuatro jornadas y seis derrotas en los últimos ocho partidos contemplan a un Eibar que empieza a emitir serios síntomas de flaqueza y que ha perdido la seguridad en la portería. Allí emergió con fuerza durante la primera vuelta Xabi Irureta, con unas características que remiten al gran Arconada: gran potencia de piernas, rapidez y agilidad. Su regularidad salvó al equipo en los momentos complicados de su estreno entre los grandes, permitió apenas cuatro goles en las seis primeras jornadas y siguió en esa línea hasta Navidad. Se le empezó a relacionar con los dos grandes equipos vascos, en especial con el Athletic, pero de pronto llegaron groseros errores, inesperados también por continuados tras ofrecer tanto nivel. “En algunos momentos se le ha ensalzado, pero no soy partidario de personalizar ni en las derrotas ni en las victorias”, recalca su entrenador Gaizka Garitano. No falla en un único terreno el Eibar, que se ha quedado sin pólvora, tiene sancionado a Piovaccari y apura las opciones para que Manu del Moral, aunque sea enmascarado para proteger su reciente lesión en el rostro, pueda ayudar al equipo en el desafío que le espera en El Madrigal. El discurso en Ipurúa no cambia, es el que se le supone a un modesto que se vio más arriba de lo que todos esperaban. “Los equipos nos respetan y nos vigilan más que al inicio de la Liga”, destaca el capitán Txema Añibarro. El objetivo es recuperar cuanto antes la versión más identificable del equipo y Gaizka Garitano percibe síntomas de recuperación. “Tenemos que estar tranquilos. Con nuestras limitaciones he visto bien al equipo”, explicó tras la derrota del pasado lunes ante el Elche.

9. Sangre de un mito. Elche, 17º, 23 puntos – Real Madrid, 1º, 57 puntos). Domingo, 15. 21 horas (Canal +1)

Los madridistas Isco y Cristiano Ronaldo. ampliar foto
Los madridistas Isco y Cristiano Ronaldo. AFP

Cuando cayó lesionado Pedro Mosquera resultaba atinado predecir problemas en la medular del Elche. Clave en el engranaje de su equipo, la ausencia del futbolista coruñés criado en el Real Madrid auguraba malos tiempos para un equipo que, además, por sus problemas financieros, no podía acudir al mercado. Pero el entrenador Fran Escribá ha encontrado respuesta en el hijo de otro técnico, con sangre madridista también. Pocos pueden tenerla más que Adrián González, con el ocho a la espalda como su padre José Miguel González Martín del Campo, Míchel. Mediocentro zurdo, se conocía su querencia por el toque, pero ha sorprendido su madurez y capacidad en el despliegue. Con él como indiscutible se ve al mejor Elche de la temporada. “Me estoy convirtiendo en un jugador más completo. He trabajado mucho para poder estar al mejor nivel y colectivamente estamos en un buen momento y con ilusión de plantar cara a cualquiera.”, explica. Aunque sea al Real Madrid. “No necesitan mucho para ganar los partidos, tenemos que salir concentrados tácticamente y tomar como ejemplo la primera parte que hicimos contra el Barcelona, sólidos atrás y sin renunciar al ataque”, explica. Será un partido especial para Adrián y su familia, un momento también para mirar hacia atrás. “Al Madrid le debo muchísimo, como jugador y por los valores que me enseñaron. Estoy muy orgulloso de mi formación en el club. Cuando era pequeño tenía ilusión de jugar en Primera, acaricié poder hacerlo en el primer equipo, pero no me resigné”.

10. Una final en febrero. (Levante, 19º, 19 puntos – Granada, 18º, 19 puntos). Lunes, 16. 20,45 horas (Canal + Liga y Gol T)

El centrocampista mozambiqueño del Levante Simao Mate. ampliar foto
El centrocampista mozambiqueño del Levante Simao Mate. EFE

Levante y Granada se enfrentan en posiciones de descenso y en ellas seguirán tras un partido en el que el empate semeja un mal resultado para ambos y una buena noticia para sus rivales por la salvación. Ya no es tiempo de prevenciones y sí de salir a por los puntos sin ambages. “Es una final”, zanja David Barral, delantero del Levante, que lleva al menos hacia los 38 puntos el listón de la permanencia. Y valencianos y andaluces están a mitad de camino. “Nuestro futuro pasa por los tres próximos partidos”, asegura Barral. Tras el Granada se enfrentarán a Rayo y Eibar, pero los andaluces necesitan hacer granero porque la próxima semana reciben al Barcelona. “Es importante ganar para no metermos en más líos”, explica Robert Ibáñez, extremo del equipo rojiblanco, que pierde por lesión a Piti y, seguramente a Rubén Pérez, pero extrae una ventaja de jugar el lunes para disponer de más tiempo en la puesta a punto de Rubén Rochina, que encadena lesiones y recaídas. “Creo que puedo llegar, aunque no para jugar el partido completo”, anuncia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información