Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fatalismo, conspiración y una foto emblemática

Como cada lunes y jueves, Juanma Iturriaga analiza los principales temas de la actualidad desde su peculiar óptica

José Ángel Iríbar, antiguo portero del Athletic
José Ángel Iríbar, antiguo portero del Athletic

02/02 Lunes

Me llaman de una radio para preguntarme por mi gran ídolo de juventud. Tengo que pensarlo un poco, pues no era muy mitómano a edad temprana (y ahora menos) pero en aquellos tiempos, si alguien acaparaba nuestros sueños en aquel Bilbao industrial, ese era José Ángel Iríbar, el Txopo. Supongo que aquella fascinación que ejercía tenía su base en que Iríbar era el mejor futbolista que tenía el Athletic, su gran referente, y también por el simple hecho de ser el portero. Mucho se ha escrito y analizado sobre esta figura tan particular dentro de un equipo de fútbol y que mezcla elementos de atracción por su singularidad y también rechazo por su aislamiento. Viven en soledad y están sometidos a una presión extrema, pues mientras a los jugadores de campo se les perdonan los fallos, una sola cantada suya puede tirar por tierra cien aciertos anteriores. Cuando marca su equipo se tienen que abrazar a ellos mismos, y como suele decir Andoni Zubizarreta, son tan raros que hasta se visten diferente. Quizás por ello se les presupone personalidades algo especiales, que pueden llegar hasta la excentricidad.

Víctor Valdés, durante un entrenamiento con el Manchester United ampliar foto
Víctor Valdés, durante un entrenamiento con el Manchester United AFP

Uno de los grandes de los últimos tiempos ha sido Víctor Valdés, un tipo nada convencional como ha demostrado desde que accedió hace ya muchos años a la portería del Barcelona. A Víctor le han acompañado leyendas de todo tipo que él tampoco ha tenido ningún interés en confirmar o desmentir. Por eso adquiere gran valor el artículo de Luis Martín que leo mientras desayuno y donde relata sus pensamientos y reflexiones alrededor de su grave lesión de la que está cumpliendo sus últimos pasos. El reportaje no tiene desperdicio y muestra crudamente a un personaje fatalista, que ya antes de caer lesionado asumía que su destino no podía ser otro. “Sabía que me iba a romper la rodilla, no sabía cuándo, pero sabía que me iba todo demasiado bien y que me rompería”. Más adelante insiste en su forma de encarar la vida “Soy derrotista, pienso en lo peor, que todo irá mal y así me aíslo de las expectativas de los demás. Si no esperan nada, no tengo nada que darles. Me siento mejor en el pesimismo”. Ideas contracorriente en tiempos de exaltación del optimismo. Quizás en un delantero centro llamaría más la atención, pero estamos hablando de un portero. Un tipo de esos raros que hasta se visten diferente.

Es lunes post Super Bowl, que ha entronizado más aún a Tom Brady, MVP de un partido que se decidió en el último suspiro. Con su cuarto triunfo iguala al gran mito de los 80, Joe Montana, uno de los primeros nombres que nos aprendimos en aquellos tiempos donde la NFL comenzaba la colonización de otros mercados. Por si no le faltara nada al hombre, Brady está casado con Gisele Bündchen, la megatopmodel brasileña. Si es que hay gente que ha nacido de pie.

03/02 Martes

El culebrón del fichaje de Neymar sigue vivito y coleando. Hoy ha tocado la imputación del presidente del Barcelona. A estas alturas y por mucho que se empeñen los que defienden un supuesto buen hacer, habrá que convenir que los ideólogos de toda esa operación debieron ser Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio. O quizás tan singular pareja fueron los que sugirieron una huida hacia delante, la negación constante de cualquier tipo de error o el mirar hacia otro lado esperando que el asunto muriese poco a poco. Y quien dice Pepe Gotera dice los dirigentes del PP, auténticos maestros en estas disciplinas. Siguiendo con estos procederes, a ver cuanto tarda alguno de los señalados en sacar a pasear de nuevo las teorías conspirativas que tanto gustan por esto lares. Yo voy a aportar una: El socio que con su denuncia abrió la caja de los truenos, es en realidad un infiltrado del Madrid pagado por Florentino.

Javier Aguirre, durante una rueda de prensa en Japón ampliar foto
Javier Aguirre, durante una rueda de prensa en Japón EFE

Mientras, en Japón, han destituido fulminantemente a Javier Aguirre una vez que ha sido llamado a declarar por la querella de la Fiscalía Anticorrupción. Igualito igualito que aquí.

La buena noticia llega desde la NBA, donde ha reaparecido Ricky Rubio después de tres meses en el dique seco. La expectación que lleva creando Ricky desde que llegó a la NBA no ha descendido un ápice, y más ahora que en su ausencia, su equipo se ha disuelto como un azucarillo hasta convertirse en el peor de toda la liga, y mira que Nueva York y Philadelphia han puesto muy complicado este dudoso honor. A pocos meses de comenzar a disfrutar de su megacontrato, Rubio aspira en un futuro más o menos cercano a reactivar definitivamente una franquicia que no termina de arrancar, que lleva sufriendo lesiones y marchas como la de Kevin Love, y que tres años después de la incorporación del Mesías RR, está casi como al principio. Pero las cosas de palacio van despacio, y antes que nada Ricky tendrá que volver a coger la onda, las piernas y el tino en los poco más de dos meses que restan de competición. Tarea no le va a faltar

04/04 Miércoles

Si antes lo digo…. Tampoco era una previsión tan arriesgada como para hacerla merecedora de premio, pues estaba más cantado que el Gangnam Style, pero uno siempre guarda la esperanza que nos entre el sentido común en cualquier momento. Tendrá que ser otra vez. Pocas horas después de su imputación, el presidente del Barcelona ha hecho honor a eso de “no hay mejor defensa que un buen ataque” y ha disparado contra todos y contra todo. Menos contra él o sus colegas, claro. Porque su gestión ha sido impecable, sin ningún resquicio ni necesidad de autocrítica y mucho menos para la asunción de responsabilidades. No, el problema fue que no gustó que el Barça fichara a Neymar, y a partir de ese punto inicial, campaña en contra. Ya puestos, metemos a Cataluña, a Messi, al Madrid y a Madrid, a los poderes del Estado, al juez Ruz, que es merengue, a las injusticias históricas, y lo que haga falta. ¿Que el precio del contrato haya oscilado más que la deuda griega? Eso no tiene importancia. ¿Qué no aporta ninguna prueba sobre sus acusaciones? Tampoco es relevante. ¿Qué fue un socio del Barcelona el que desencadenó todo? No desviemos el tema, que esto es un ataque feroz desde fuera. ¿Y lo de la sanción de la FIFA? Otra conspiración, pues en este asunto tampoco hemos hecho nada malo.

Fernando Alonso, sale de su autocaravana durante los entrenamientos de pretemporada en Jerez de la Frontera. ampliar foto
Fernando Alonso, sale de su autocaravana durante los entrenamientos de pretemporada en Jerez de la Frontera. EFE

La lógica de los hechos invita a pensar que el próximo movimiento del Barcelona pudiera ser hacer un Bárcenas. Si las irregularidades quedan demostradas (lo que no parece algo descabellado ante tanto indicio) la explicación será que hubo uno dentro del club (que ya no está y del que no nos acordamos ni del nombre) que lo montó todo él solito sin que nadie en el club lo supiese. Tiempo al tiempo.

Hablando de tiempos, qué tiempos aquellos de la famosa foto de Camps, Barberá, Fernando Alonso y Massa a bordo de un Ferrari dando la vuelta al circuito urbano de F1 de Valencia. Ha vuelvo a aparecer en nuestras vidas a cuenta de la apertura de una investigación al expresidente Francisco Camps por la organización de la Fórmula 1 en Valencia. Hay fotos que además de captar un determinado momentos, son capaces de explicarnos toda una época. Esta en cuestión es un ejemplo difícilmente superable de qué, quiénes y cómo se hicieron las cosas por esas latitudes. Un fiestón solo para amiguetes cuya factura se sigue pagando. Y no precisamente por los culpables.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.